BeTech: noticias de tecnología

Google borra la app racista india 'Remove China apps'

Se trata de una aplicación que sirve para encontrar apps de desarrolladores chinos que tengas y desinstalarlas.

Google borra la app racista india 'Remove China apps'

Aunque el foco del mundo en cuanto a tensiones raciales se encuentra plenamente en los Estados Unidos, que están atravesando los peores enfrentamientos en 50 años, no es el único escenario. Al otro lado del mundo, las tensiones en la frontera de China con La India están igualmente altas desde finales de mayo, y según el New York Times, los analistas hindúes claman que China está ocupando ahora su territorio y reforzando sus fuerzas y frontera. Ha habido escaramuzas, pero siempre sin disparos, a pedradas y puñetazos -literalmente.

Una economía emergente

En medio de semejante tensión fronteriza, el clima enrarecido y el sentimiento anti-chino que hay en La India se ha extendido a un sector en pleno crecimiento: los smartphones. La India es considerada uno de los mercados emergentes de smartphones en la economía mundial, y varias marcas de móviles están buscando el favor de compra de un público que, si bien no pueden pagar topes de gama de mil euros, sí que pueden comprar en masa gama media y económica. Las chinas Xiaomi y Oppo dominan desde hace tiempo este mercado con sus modelos.

En tiendas digitales como Android, el número de aplicaciones chinas es gigantesco -sin ir más lejos, la popularísima TikTok. Y esto, mezclado con el sentimiento de oposición a China, ha llevado al desarrollador indio Onetouch Applabs a desarrollar y lanzar una aplicación cuyo nombre ya es una declaración de intenciones: ‘Remove China Apps’ (eliminador de apps de China). Una vez instalada y ejecutada, la misión de la aplicación es identificar si tienes alguna aplicación instalada que sea de un desarrollador chino. Y si la tienes, Remove China Apps te ayuda a desinstalarla.

Remove China Apps

Convertida en todo un éxito, en 10 días había superado el millón de descargas, y a día de hoy la app ha sido descargada más de 5 millones de veces por usuarios de la Google Play Store india. Según sus creadores, la aplicación "está desarrollada simplemente para propósitos educativos”, para identificar el origen de las aplicaciones instaladas en un móvil a través de un análisis del dispositivo, y hacerle saber a su usuario/a de dónde provienen.

Esto es lo que dice el texto en su ficha oficial de la Play Store. De hecho los autores del 'software' aseguran "no promover o forzar a la gente a desinstalar" las aplicaciones, solo informar. Aunque hay un par de elementos que claramente indican un sentimiento racista: el primero es que si detecta una app china, la aplicación incluye un botón que permite eliminarla con un solo clic. El segundo, y más obvio, es que si no tienes ninguna app china instalada, al terminar el análisis Remove China Apps te muestra un mensaje en pantalla que dice:

“Eres alucinante. No se ha encontrado ni una app de China en tu sistema”.


Popular también en Australia

Logrando permanecer como la app más descargada en La India durante 2 días seguidos, y además con una puntuación de 4.9 sobre 5 estrellas, la aplicación de desinstalación también ha ganado popularidad en estos últimos día al otro lado del mundo, en Australia, en el que se colocó como la 5ª app más descargada en la sección de Herramientas.

Lo más curioso es que la app afirma que puede identificar el país de origen de una aplicación basándose en un estudio de mercado, pero no garantiza la exactitud del resultado, algo que deja a los usuarios la opción de eliminar las aplicaciones que marca, diciendo que presta el servicio con fines no comerciales. Por tanto, no puede calificarse de ser exacta precisamente.

Borrada por Google

Pero todo esto se acabó, y Remove China Apps ya es historia, ya que Google la ha eliminado hace unas horas de la Play Store. Al entrar en su enlace original vemos que la aplicación ya no se puede descargar debido a que el 'software' infringe su política contra el comportamiento engañoso en aplicaciones. Una normativa de la tienda oficial Android que señala que las apps “no pueden hacer cambios en la configuración externa sin el conocimiento del usuario”, y también prohíbe que se anime a los usuarios a “eliminar o deshabilitar apps de terceros”.