BeTech: noticias de tecnología

CORONAVIRUS

¿Hay una app de rastreo para la actualización de Google para la COVID-19?

No, ese bulo que te ha entrado por WhatsApp es eso: un bulo. Ni Apple ni Google te han instalado cosas raras para espiar.

¿Hay una app de rastreo para la actualización de Google para la COVID-19?

Vamos a ir directos al grano para empezar: ¿Hay una app de rastreo para la actualización de Google para la COVID-19? No. ¿Te están espiando Google y Apple a través del móvil como dice ese mensaje de WhatsApp que te ha llegado reenviado? NO: Se trata de un nuevo bulo que se aprovecha de las APIs para el seguimiento del Coronavirus que ambas compañías sí que han sacado.

El mensaje falso de WhatsApp

Primero veamos qué hay de cierto en el mensaje: Google y Apple lanzaron la semana pasada su API conjunta de notificación de contacto de coronavirus a través de Bluetooth. Esta es una herramienta compatible con ambos sistemas que pueden utilizar las aplicaciones desarrolladas por las instituciones sanitarias de todo el mundo, de cara a rastrear el avance de la COVID-19. De hecho, si tienes un iPhone con iOS 13.5 o un móvil con la versión más reciente de Android 10, haz esto:

- Abre los ajustes del móvil -el icono del engranaje



- Busca el apartado de Google y entra en sus ajustes

- ¿Qué sale? Un nuevo apartado llamado ‘Notificaciones de Exposición a la COVID-19’

¿Apoya esto a la teoría del mensaje de WhatsApp? Parece que Google te ha instalado algo raro en el móvil sin que tu se lo hayas permitido. Esa es la prueba que el mensaje falso de WhatsApp intenta usar, pero en realidad no es así. No es una app, es una compatibilidad para que funcionen las aplicaciones que desarrollen las autoridades sanitarias con sus APIs.

De hecho las características que han introducido iOS y Android solamente se pueden utilizar por parte de aplicaciones oficiales que el usuario descargue de forma voluntaria, y además esta viene desactivada por defecto. Google informa de que las notificaciones de exposición al virus no están habilitadas, y recomienda en su lugar abrir una aplicación disponible.

No hay apps en España así de momento

En España, estas APIs ahora mismo no tienen uso alguno, porque el Ministerio de Sanidad, que es quien tiene la competencia en el terreno de las aplicaciones oficiales sobre la COVID-19, aún no ha creado nada. Hasta el momento solamente Suiza ha usado la API de Google y Apple para una app oficial.

De hecho el Gobierno de España junto al de otros 4 países de Europa alabaron las ventajas que estas aplicaciones de rastreo traen consigo, ya que pueden "limitar la difusión de la enfermedad y romper las cadenas de transmisión al acelerar el proceso de notificaciones". Pero a su vez aprovecharon para hacer algo de crítica.

Y es que "imponer estándares técnicos representa un paso en falso y una oportunidad perdida para extender la colaboración entre Gobiernos y el sector privado […] Las discusiones técnicas y éticas sobre el rastreo de contactos están presentando desafíos relacionados con la forma en que Europa define sus relaciones con los actores digitales globales". Por ello, estos países esperan que las compañías privadas tengan en cuenta el bienestar de los Estados y que diseñen sus herramientas para que puedan ser evaluadas por los gobernantes.

El rastreo de contactos de Google y Apple

Tanto Google como Apple quisieron ayudar a gobiernos y agencias de salud a reducir la propagación del virus, por lo que anunciaron a inicios de abril la creación de un sistema para rastrear la expansión del Coronavirus. Un sistema que permite a los usuarios compartir datos mediante transmisiones BLE (Bluetooth Low Energy) y apps oficiales de organismos de salud pública como la OMS. Y siempre “respetando plenamente la privacidad y seguridad de los usuarios”.

Hay que tener en cuenta que se trata de compartir datos de tu móvil, para formar una red y ver si el smartphone de tal persona que no está contaminada por Coronavirus ha estado cerca del móvil de esta otra persona que sí informó que estaba infectada. Aunque para quien se lo esté preguntando, el sistema no rastrea la geolocalización física del usuario -como si lo haría el uso de datos del GPS por ejemplo.

Básicamente se trata de rastrear la señal de móviles cercanos al tuyo en intervalos de 5 minutos, y almacenar estas conexiones en una base de datos. Si te infectas, el sistema puede decirle a la app que uses de Google y Apple -o a otra aplicación de un organismo público de salud que utilice el sistema creado- que estás infectado. Y esa misma app puede notificarla a otras personas que también tengan la aplicación instalada, estén compartiendo datos, y se hayan cruzado antes contigo, que tienes la COVID-19.