Nueva generación

Camino a DIRT 5: de Colin McRae a sobrevivir en la pista

Repasamos la trayectoria de Codemasters dentro de la saga DiRT. La quinta entrega numerada será intergeneracional, con fecha prevista para octubre del 2020.

El ADN actual de Codemasters se configura a partir de una etapa dorada para el género. De aquellos amasijos de pixels sobre el barro de Colin McRae Rally hasta hablar de 120 fps en DIRT 5. Todo es posible en una franquicia se sufrió una metamorfosis a raíz del triste fallecimiento del piloto escocés.

Tras haber conocido el siguiente movimiento del equipo a través del último Inside Xbox, en MeriStation repasamos la trayectoria de la marca desde que tomara el nombre de DiRT. Vamos camino de tres generaciones luchando contra el crono.

Del barro al espectáculo

La generación de Xbox 360 y PlayStation 3 recibió el volantazo de la marca. Tras dos generaciones haciendo disfrutar a los seguidores de esta vertiente con Colin McRae Rally, desde Codemasters quisieron colocar su impronta, su sello que iniciara una nueva etapa. De esta forma recibiríamos el primer DiRT, que seguió contando con el sobrenombre de la leyenda.

En términos estrictamente jugables se sentía una versión actualizada y refinada de lo visto hasta el momento en PlayStation 2 y cía. La seriedad que le caracterizaba dio paso a una secuela que comenzó a soltarse la melena. Las pruebas de siempre vieron que perdían protagonismo en pos de una variedad de eventos que tenían como denominador común el barro. Las pruebas off-road y los X Games iban más allá de las etapas tradicionales. ¿Una carrera a sprint a bordo de un todoterreno? Era posible.

Fue en el 2011 cuando DiRT 3 se dejó llevar por la corriente comercial de las Jam Session. La vertiente clásica se diluía para ofrecer pruebas de Rallycross, cadenas de habilidad en entornos llenos de obstáculos, carreras y más. El Dirt Tour mezclaba todos los modos posibles para seguir la estela del Ford de Ken Block. Incluyó la última versión del EGO Engine antes de dar el salto a la siguiente generación.

Pero antes de ello, la compañía quiso retorcer hasta el extremo su alma arcade. Un año después llegaría Dirt: Showdown, un spin off que no convenció a todos por lo rompedor que resultó respecto a lo que estábamos acostumbrados. Esa vuelta de tuerca hacia algo más parecido a Destruction Derby no fue de las mejores decisiones.

Vuelta al cuaderno

Había una sensación de pérdida de identidad que se quiso solventar durante el paso de PlayStation 4 y Xbox One. El seguidor de DiRT había crecido emulando a sus ídolos al borde del quitamiedos. Quizá a modo de experimento, en 2015 recibimos el primer DiRT Rally. Aunque en un primer momento llegó como acceso anticipado en Steam, una vez superó la barrera del 1.0 vimos la primera muestra del rally que queríamos casi un lustro después.

Y es que la escisión de la marca hacia el sobrenombre “Rally” permitió que los SimRacers se echaran al volante con él. Y vaya si lo hicieron. Por fin volvíamos a sentir parte de las sensaciones que nos dejaron pioneros como Richard Burns Rally en su versión modificada por la comunidad. Era un combate entre tú y el entorno, entre respetar el terreno y rozar el miedo de estamparte en la siguiente curva.

Las pruebas contrarreloj convivían con la escena Rallycross al completo, ya que contó con la licencia de la FIA para esta modalidad. Este acuerdo se extendería hasta Dirt Rally 2.0, secuela que hizo su debut en 2019. El contacto con la pista mejoró, se facilitaron las ayudas para los usuarios con mando y en general se sentía un producto mucho más formado respecto a su antecesor. Si alguien quiere bañarse en barro, 2.0 es su juego.

Esta suerte de corriente, o spin off, no dejaría de lado a las entregas numeradas. DiRT 4 aterrizó en 2017 con la seña de la accesibilidad como principal seña de identidad. Se volvía a hacer hincapié en el rally, junto a un generador de tramos procedurales que daba horas y horas de diversión frente a lo desconocido. Las físicas se simplificaron, al igual que la exigencia al volante. Dentro del enfoque arcade tuvo su público.

DIRT 5, en el equilibrio está el gusto

Lo poco que conocemos de DIRT 5 apunta a ser un híbrido entre lo arcade que resultó la segunda entrega con la variedad de tramos visto en otros títulos como Onrush. El tráiler que lucieron durante el último Inside Xbox nos dejó un sabor diferente, familiar. Los tramos off-road recordaron inevitablemente a otra de las sagas cumbre de Evolution Studios, Motorstorm, mientras que los circuitos urbanos mostraban alma GRID.

Los datos hasta el momento apuntan a más de 70 rutas únicas alrededor de 10 localizaciones diferentes, todo ello con ciclo día y noche y climatología variable. Se espera que el modo carrera tome protagonismo. Actores como Troy Baker y Nolan North ponen voz a varios de los iconos que nos tutelarán durante nuestra trayectoria.

Aunque el multijugador no se ha detallado, sí que tendremos modo local para hasta cuatro jugadores en pantalla partida para los modos de juego offline. Para los entusiastas de las mejores tomas, se ofrecerá un completo modo foto.

DIRT 5 es uno de los primeros títulos que han confirmado estar bajo el sello “Optimizado para Xbox Series X”. El juego hará uso de las capacidades de la nueva consola de Microsoft, por lo que ofrecerá resolución 4k, tiempos de carga mínimos y un modo de visualización a 120 imágenes por segundo. Participará en el programa Smart Delivery: compra una copia en xbox y disfrútalo en su máxima versión dentro de su familia de consolas.

Por su parte, el juego debutará en algún punto del próximo mes de octubre en PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X, PC y Google Stadia.

Dirt 5

Dirt 5 es una nueva entrega de la famosa saga de conducción y rallies a cargo de Codemasters para PC, PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5, Xbox Series X y Stadia. La experiencia todoterreno más audaz de todos los tiempos, con un modo Carrera plagado de estrellas, pantalla dividida para cuatro jugadores, innovadores modos en línea, editor de diseños distintivos y mucho más. Abre camino en circuitos mundiales de grava, hielo, nieve y arena, con vehículos que abarcan desde los emblemáticos coches de rallies hasta camionetas e iconos de GT.

Dirt 5