Todo sobre AC Valhalla

Más allá de Assassin's Creed Valhalla: otros juegos de vikingos y mitología nórdica

El anuncio de Assassin's Creed Valhalla nos lleva a repasar otros videojuegos que nos han invitado a visitar los países nórdicos y su mitología.

Como se ha venido rumoreando insistentemente en los últimos meses, también a raíz de pistas dejadas por la propia Ubisoft en juegos como The Division 2, el próximo Assassin’s Creed visitará los países nórdicos. Así, el recientemente presentado Assassin’s Creed Valhalla viene a llenar un hueco que podría parecer grande, pero si indagamos un poco, podemos encontrar un buen puñado de videojuegos ambientados en la mitología nórdica, o con vikingos como protagonistas, algunos de ellos muy sorprendentes. Vamos a ver unos cuantos.

Acción y furia norteña

Hay que empezar hablando de un clasicazo como es The Lost Vikings, lanzado en 1992 para sistemas como Super Nintendo, Mega Drive, Commodore Amiga y varios más, y desarrollado por Blizzard antes de que el estudio se ganara la fama mundial que tiene ahora. Su premisa argumental era algo disparatada, y es que la historia partía de la abducción alienígena de tres vikingos, Erik, Olag y Baleog, y cuyo objetivo era, obviamente volver a su mundo. Eso sí, previa visita por otros como el espacio exterior, el antiguo Egipto o, directamente uno llamado el Mundo Absurdo, lo que deja bien a las claras la filosofía de este título con una riqueza jugable sorprendente, ya que cada uno de los tres protagonistas tiene habilidades diferentes. Otro juego con aspecto de clásico, pero que no lo es ya que se lanzó en 2013, es Volgarr The Viking, con acción y plataformas, además de una dificultad muy a tener en cuenta.

Otro juego que puede llamar la atención, más por venir de quien viene que por su calidad -que no es excesivamente alta- es Viking: Battle for Asgard, editado por Sega y desarrollado nada menos que por The Creative Assembly, estudio británico especializado en el género de la estrategia. Conocidos por ser los creadores de la saga Total War, fueron capaces de salir de su zona de confort con éxito con Alien Isolation, pero no con el juego que nos ocupa, Sí es cierto que tenía varias virtudes como cierta libertad a la hora de explorar el entorno, y que salió ya de lanzamiento a precio reducido -menos de 15 euros-, pero no fue capaz de codearse con los grandes de la acción.

Encontramos también otras propuestas menores, como Zombie Vikings, de los suecos de Zoink Games, que siempre hacen gala de un ocurrentísimo sentido del humor, y esta no es una excepción. Buena duración y un apartado artístico muy personal, unidos a su calidad como juego cooperativo lo convierten en una buena opción. También Jotun es una alternativa si te gusta la acción sencilla, porque si bien es cierto que intenta implementar algo de exploración, se queda a medio camino. Mientras, Vikings: Wolves of Midgard nos ofrece una fórmula similar a Diablo, en perspectiva cenital, también con cooperativo aunque solo para dos jugadores.

Por supuesto, dejamos para el final los dos más interesantes, uno de ellos élite absoluta. Hablamos, por un lado, de Hellblade: Senua´s Sacrifice, inspirado en las mitologías nórdica y celta, y que si bien su apartado de acción no está a un nivel altísimo, sí lo está su aspecto visual, completamente espectacular y que apoya una ambientación oscura que raya el terror en ocasiones puntuales. También con puzles, plasma como ninguno los problemas mentales de su protagonista, y su éxito le ha valido a Ninja Theory para enfrascarse en una secuela que esperemos esté a la misma altura.

Pero si queremos repartir hachazos -y mandobles- al mismo tiempo que vivimos una aventura con mayúsculas, obviamente God of War es la opción. Después de la desconfianza de lo que podía suponer un reboot para esta franquicia, el cambio de ambientación le sentó fenomenalmente bien, trasladando a Kratos y su hijo Atreus a los países nórdicos y llevándolos en trayecto que les llevaría a dejar las cenizas de su esposa y madre fallecida, respectivamente, en la montaña más alta. Por el camino, decenas de combates espectaculares, un entorno más abierto que nunca, un completo sistema de progresión, portentoso técnicamente… Uno de los grandes de la generación.

Estrategia y supervivencia en el Valhalla

El género de la estrategia está también muy representado en el mundo nórdico. Juegos como Northland o Tribal Trouble -este muy desenfadado- pueden hacer las delicias de los fans de los clásicos, mientras que otros como Icebreaker: A Viking Voyage ofrecen propuestas más digeribles, causales incluso. Sin embargo uno muy destacable es Valhalla Hills, en el que gestionar nuestro poblado vikingo tras una serie de catástrofes, asegurándonos de dotar de comida y recursos para la supervivencia a nuestros vikingos, al mismo tiempo que buscamos la expansión y el progreso. También con un aspecto visual muy divertido, viene a cargo Funatics, los creadores de la saga Cultures.

Si buscamos experiencias más hardcore, podemos nombrar dos juegos muy exigentes, a la par que similares entre ambos. Uno de ellos es Dead in Vinland, que combina supervivencia con rol y estrategia a la hora de combatir, con la peculiaridad de poder construir nuestro propio refugio, además de controlar a 14 personajes jugables y con la posibilidad de explorar un área de más de 150 zonas diferentes. Terminamos esta selección con The Banner Saga, que nos ofrece una propuesta similar, con un gran peso argumental mediante el cual tomamos decisiones que pueden llevar consecuencias desastrosas a nuestros compañeros de viaje. Su parte de combate por turnos, aunque no es especialmente profunda, sí es exigente y difícil, lo que unido a que existe muerte permanente, puede hacer de él una experiencia frustrante en ocasiones.

Assassin's Creed Valhalla

Assassin's Creed Valhalla es una nueva entrega de la saga de aventura y acción histórica a cargo de Ubisoft para PC, PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5, Xbox Series X y Stadia ambientada en la era vikinga. Ponte en la piel de Eivor y lidera a tu clan desde los gélidos páramos de Noruega hasta un nuevo hogar en los exuberantes campos de la Inglaterra del siglo IX. Funda tu asentamiento, conquista esa tierra hostil cueste lo que cueste y gánate un lugar en el Valhalla. La Inglaterra de la era vikinga es una nación fracturada, plagada de ruines señores feudales y reinos en guerra, pero bajo ese caos yace una tierra rica e indómita que aguarda a que alguien la conquiste.

Assassin's Creed Valhalla