The Lost Vikings
The Lost Vikings
  • Plataforma GBA 7
  • Género Puzzle
  • Lanzamiento 15/03/2003
  • Desarrollador Vivendi Games
  • Texto Español, Inglés
  • +3
Carátula de The Lost Vikings
  • 7

    Meristation

Inteligencia bárbara

Francisco Alberto Serrano faserranoacosta

Antes de que Blizzard se convirtiera en el rey midas de los videojuegos con su trinidad Diablo, Warcraft y Starcraft, era un pequeño estudio que saltó a la palestra con un juego que cautivó a crítica y jugadores hace ya bastantes años: The Lost Vikings.

Antes de que Blizzard se convirtiera en el rey midas de los videojuegos con su trinidad Diablo, Warcraft y Starcraft, era un pequeño estudio que saltó a la palestra con un juego que cautivó a crítica y jugadores hace ya bastantes años: The Lost Vikings.

La historia del juego giraba en torno a tres orgullosos vikingos: Olaf el fuerte, Erik el rápido y Baleog el bravo, que son abducidos por un tirano espacial que quiere convertirlos en parte de su colección, cosa a lo que ellos no están dispuestos ni mucho menos, comenzando así una aventura en busca de regresar a su amado pueblo con sus familias, para lo que deberán salir de la nave espacial que los tiene prisioneros y atravesar diferentes mundos.

Pero contrariamente a su carácter de bárbaros y rudos vikingos, este juego invita al jugador a calentarse la cabeza a base de bien. La mecánica del juego se basa en utilizar las características especiales de cada uno de los personajes para avanzar por intrincados escenarios. Como esto es muy genérico se tratará de explicar de forma más precisa.

Erik tiene la capacidad de saltar, así como la de romper muros o pasar por lugares estrechos. Olaf porta un escudo con el que puede bloquear tanto a enemigos como sus disparos, aunque este sirve también para usarlo de "ala delta" y poder bajar suavemente, o para que Erik pueda subir encima para que este pueda llegar a sitios más altos. Por último, Baleog tiene una espada y un arco, con lo que puede tanto acabar con los enemigos cercanos como los lejanos, además de poder activar mecanismos a distancia gracias a sus flechas.

Un ejemplo práctico de como sería el juego se puede imaginar de la siguiente manera. Un enemigo se encuentra disparando desde un lugar inaccesible y en la trayectoria de sus disparos hay una escalera por la que se debe bajar. Por tanto se pondrá a Olaf para bloquear los disparos mientras se hace que Erik y Baleog bajan por la escalera.

Es un ejemplo extremadamente simple de como funciona el juego, pero en la práctica es mucho más complejo, pues las fases cada vez se van complicando más y van incorporando todo tipo de mecanismos que habrá que aprovechar para poder avanzar.

  g  r  á  f  i  c  o  s
Los gráficos de Lost Vikings eran agradables en su día para Super Nintendo, y lo siguen siendo, aunque nada que vaya a maravillar a nadie. Personajes grandes, bien animados y escenarios dotados de cierto encanto sin que sean ningún portento de colores o detalles, pero en resumen, nadie va a comprar este título por sus gráficos.

  a  u  d  i  o
Puesto que son exactamente las mismas melodías que la versión para la 16 bits de Nintendo, no hay mucho que decir, melodías de composición inteligente, alegre y personal, poseedoras de bastante encanto y con una calidad de reproducción moderada, lo que las hace perfectas para acompañar las muchas horas que este título atesora.

  j  u  g  a  b  i  l  i  d  a  d
Si alguien busca en un juego longevidad y reto, aquí lo va a encontrar. Los 35 niveles en los que está dividido The Lost Vikings garantizan una vida muy larga para este cartucho, aunque no tanto por la longitud, sino por la gran complejidad que encierra el juego una vez se va avanzando en él. La curva de dificultad está lo suficientemente ajustada como para que el jugador pase relativamente cómodo por las primeras fases y se haga por completo con la mecánica del juego, para luego ponerle las cosas algo más complicadas.

Afortunadamente, se ha incluido una pequeña pila para grabar partidas, lo que facilita un poco las cosas, pero solo un poco, pues muchas pruebas se basan tanto en pensar como en la habilidad y frente a quedarse atascado, no hay más solución que la reflexión.

El control de los tres personajes se realiza de forma individual, usando los botones superiores para rotar entre personajes (así que hay que evitar que los personajes que no están bajo control, estén en sitio seguro), además existen diferentes combinaciones de botones que permiten hace varias acciones, como usar ítems, tales como bombas o comida.

  c  o  n  c  l  u  s  i  ó  n
Hay que agradecer a la portátil de Nintendo todas las joyas que está desenterrando del olvido, para que las nuevas generaciones pueden disfrutar de grandes juegos de épocas pasadas. Aunque sea una conversión "pixel perfect" de la versión Super Nes, eso no quita para que sea un título de gran valor.

No es un juego para todo el mundo, ya que hay que ser paciente y te tiene que gustar este tipo de juegos en los que prima la observación y la reflexión sobre la habilidad. Si es así, este es uno de los mejores títulos que se puede encontrar en GBA, pues su diseño de escenarios es soberbio y garantiza la variedad y la diversión.

Como apunte final, Blizzard ha habilitado una página en donde se puede jugar a una demo del juego gracias a tecnología Flash, es realmente recomendable así que aquí está la dirección: http://www.blizzard.com/blizzclassic/vikingsdemo.shtml.

l  o   m  e  j  o  r

  • El diseño de los escenarios
  • Gran jugabilidad
  • Larga duración y un reto para el jugador experimentado

l  o    p  e  o  r

  • Precio algo caro
  • Puede llegar a ser muy complicado
7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.