BeTech: noticias de tecnología

TESLA

Los coches Tesla aprenden a frenar solos ante un semáforo rojo

La beta del sistema Autopilot de Tesla ya empieza con el despliegue de la función que reconoce los semáforos rojos para frenar.

tesla tech

La inteligencia artificial aplicada a los coches es una de las más pioneras en el sector fuera de los ordenadores. Y es que conseguir que un automóvil se mueva solo hacia un destino cumpliendo con todas las normas de tráfico mientras que tú puedes dedicarte a otros asuntos. Sin embargo, en el ámbito urbano todavía queda una asignatura pendiente y es que se respeten los semáforos como lo hace ya Autopilot.

Autopilot ya reconoce los semáforos en rojo

Como te puedes imaginar, la inteligencia artificial no funciona por sí sola. Necesita datos que interpretar y unas normas para categorizar los datos y actuar en consonancia. Para eso se necesitan programas y reglas además de aparatos con los recibir esas entradas de datos, que en muchos casos son cámaras o micrófonos. Si hablamos de Autopilot de Tesla todo esto cobra sentido, pero ahora cobra más cuando hablamos de su nueva función.

Como bien sabrás, en las áreas urbanas hay que moverse con orden y eso implica respetar las normas de circulación así como las señales viales. Esta asignatura la tenía pendiente el fabricante de coches y parece que al fin llega esta función a la parte de pruebas y es que como apunta CNET ya es posible gozar de un control autónomo de tu Tesla más ajustado a las necesidades de la ciudad.

La versión beta del sistema ya es capaz de frenar con los semáforos en rojo y esto es todo un adelanto. Hasta ahora esta función está en fase de enseñanza en la cual era posible decir al coche mediante programas informáticos cuando debía frenar y en qué intensidad. Como puedes ver en el video, las cámaras captan la señal y traza en su mapa un límite que debe respetar. Una vez lo indiquen las condiciones de la vía o el semáforo el coche reanudará la marcha de forma automática.

Sin embargo, como te comentamos, esta nueva característica está en versión beta, por lo que todavía hay fallos que pulir para que el automóvil respete correctamente las señales sin riesgo para poner en peligro la seguridad de los ocupantes por un ceda el paso mal hecho o no frenar correctamente en un semáforo.