Todo el estado

Coronavirus: Boston obliga a GameStop a cerrar sus tiendas

La empresa se calificó como un servicio esencial, y aunque luego rectificó, todavía mantiene tiendas abiertas.

El coronavirus (COVID-19) sigue avanzando en los Estados Unidos. A pesar de no ofrecer una solución global por parte del Gobierno Federal, cada uno de los estados está aplicando las reglas que creen convenientes. Por ello, no todas las tiendas GameStop habían cerrado sus puertas. Después de mucha polémica, Polygon publica que según The Boston Globe, las autoridades de la ciudad ordenaron el pasado martes la clausura de este comercio en Dorchester. El día después, la policía acudió al lugar para comprobar si habían cumplido.

GameStop confirmó posteriormente que había tomado la decisión de cerrar en todo el estado de Massachusetts, pero no han informado sobre nada más al respecto. Lo cierto es que la tienda se saltó la prohibición y continuó operando con normalidad. Polygon ha preguntado a la cadena por qué todavía quedan tiendas abiertas. No hay que olvidar que la empresa, que ya no dispone de comercios en España, todavía conserva unos 4000 establecimientos en Estados Unidos. Todavía no hay respuesta oficial.

Cronología de los hechos

En un primer momento, GameStop se negó en redondo a tomar por válidas las recomendaciones de las autoridades. De hecho, se definió como una actividad esencial, al mismo nivel que las farmacias o supermercados. La compañía explicó que debido a que los ciudadanos se encuentran en confinamiento, el entretenimiento es un aspecto importante a tener en cuenta. “Dado que los productos que ofrecemos permiten y mejoran la experiencia de nuestros consumidores a la hora de trabajar desde casa, pensamos que GameStop está clasificada como un comercio minorista esencial, por lo que está habilitada a permanecer abierta durante este período”, dijeron entonces.

Con todo, finalmente cambiaron de postura parcialmente y anunciaron el cierre de algunas de sus tiendas, así como medidas de distanciamiento social dentro de los establecimientos que todavía permanecían activos. En una nota pública, confirmaron que se decantarían por la vertiente online del negocio.

Fuente | The Boston Globe (vía Polygon)