Commandos 2 HD Remaster
Commandos 2 HD Remaster
Carátula de Commandos 2 HD Remaster

Commandos 2 HD Remaster, análisis

Regresa uno de los grandes clásicos del videojuego español con una remasterización gráfica competente aunque en general muy conservadora, para lo bueno y lo no tan bueno.

Con la ya algo lejana entrada al nuevo milenio llegaba a las tiendas un título de estrategia en tiempo real muy especial para los aficionados a los videojuegos en nuestro país; y es que unos años antes Pyro Studios lanzaba al mercado Commandos, una suerte de apuesta enmarcada en la acción táctica que nos proponía cambiar el rumbo de los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial controlando a un pequeño grupo de élite con una única misión: infiltrarse en las líneas enemigas para acabar con los planes de dominación mundial de los nazis. Poco tiempo después, en 2001 los fans del original recibían su secuela, Commandos 2, una entrega más ambiciosa en todos y cada uno de sus apartados que, 19 años después, regresa a PC (y pronto en consolas y tablets) con una remasterización en el sentido más estricto del término, una puesta al día algo bastante conservadora a cargo de Yippee! Entertainment y Kalypso Media. ¿Aguantará esta nueva versión HD el paso de los años? Descubre la respuesta en nuestro análisis.

La llamada del deber

Cuando hablamos de Commandos 2 rápidamente nos viene a la cabeza conceptos como peligrosas misiones de infiltración, sabotajes entre líneas enemigas y una reimaginación de sucesos clave de la Segunda Guerra Mundial. Todo ello gracias a las habilidades de un pequeño grupo de valientes soldados que deben abrirse paso al más puro estilo de guerrilla, explotando las diferentes capacidades de cada uno de sus integrantes de diferentes nacionalidades del frente aliado como son Jack (Butcher) O'Hara, el boina verde, Francis T. Woolridge, el francotirador, Samuel Perkins, el conductor, Thomas Hancock, el artificiero, James Blackwood, el marine, René Duchamp, el espía, Natasha Nikochevski, la espía soviética, y Paul Toledo, el ladrón.

La aventura nos anima a infiltrarnos tanto en bases nazis como a tomar el control de asentamientos japoneses en las costas del Pacífico, aportando una gran variedad respecto a la entrega original. Además, y gracias al gran elenco de personajes y sus diferentes habilidades, tenemos ante nosotros un amplio abanico de posibilidades para completar una misma misión, ya sea para salvar rehenes, recuperar objetos clave o destruir una base militar enemiga, entre muchos otros objetivos; una de sus grandes virtudes es la necesidad de combinar las fortalezas de los diferentes personajes disponibles en cada misión, planteando cada escenario como un gran rompecabezas que debemos resolver a través de una interesante mezcla de habilidad, lógica y sangre fría, no sin sufrir algún que otro contratiempo en forma de bugs o limitaciones de un título de hace casi dos décadas, algunos de los cuales siguen ahí.

Porque más allá de la evidente actualización gráfica general (más trabajada en personajes que en escenarios, eso sí), el juego es exactamente el mismo que llegaba al mercado en 2001, conservando el mismo esquema de control que, si bien casi 20 años atrás resultaba adecuado a su época y contexto, hoy en día se nota algo tosco y poco intuitivo. Y todo ello con teclado y ratón; tendremos que esperar para ver cómo se adapta a los mandos de PS4 y Xbox One cuando lleguen sus respectivas versiones más adelante. Y es que mientras sí se han realizado algunos ajustes menores al control e interfaz, la cámara sigue siendo uno de sus principales puntos débiles, con un manejo torpe y tedioso, para nada cómodo.

Aunque la parte positiva de todo es que Commandos 2 en su versión HD sigue resultando igual de divertido y desafiante que el original y que nos ofrece la posibilidad de completar todas sus misiones de varias formas, incluso improvisando sobre el terreno y adaptándonos a las particularidades de cada partida.

A nivel técnico se aprecian evidentes mejoras sobre la versión clásica con una resolución en alta definición con gráficos redibujados sobre los originales, personajes remodelados mucho más definidos y toda clase de efectos de partículas, explosiones e iluminación de nuevo cuño; lo mismo podemos decir de los diferentes menús del interfaz, todos ellos renovados junto a los objetos, diarios, etc., además de contar con rostros nuevos de los personajes. Un resultado que no sobresale en ningún aspecto pero que cumple con el apellido HD Remaster que nos ocupa.

El sonido también recibe su propia puesta al día aunque de una forma un tanto más discreta; sí, se mantienen las melodías y efectos del videojuego original, incluso el doblaje al español de la versión de 2001 (y que se perdió tiempo atrás en su salto a Steam), aplicando un filtro a todas las pistas para limpiar el sonido aunque manteniendo la base, delatando así la calidad de antaño, bastante por debajo a lo que se estila en la actualidad a nivel de claridad y calidad del propio sonido.

Como curiosidad y objeto de polémica, en esta versión HD Remaster se ha eliminado cualquier simbología nazi y del ejército imperial japonés, alterando así el original por una cuestión de censura un tanto fuera de lugar. La razón que esgrimen sus responsables es que solo se ha creado una versión internacional HD Remaster, con lo que debe adaptarse a las sensibilidades y leyes de todos los países donde se comercializará. Todos los textos llegan localizados a nuestro idioma.

CONCLUSIÓN

Commandos 2 HD Remaster regresa a la actualidad para satisfacción de los jugadores más veteranos que en su día disfrutaron de la saga original, una actualización un tanto discreta que sirve de trampolín a Kalypso para relanzar la marca y probar el pulso del que goza actualmente de cara a futuras entregas tras su adquisición. El resultado, efectivamente, cumple con lo que se espera de una remasterización HD, aunque a cambio de ofrecer sensaciones enfrentadas. Y es que a su control le pesan los años, mucho más que su puesta en escena, con combinaciones de teclado y ratón que podrían haber recibido un tratamiento mucho más profundo del que finalmente se ha aplicado. No obstante, la fórmula clásica de Commandos, con esa mezcla de estrategia en tiempo real, acción táctica y sigilo, sigue funcionando a las mil maravillas, haciéndonos sentir de nuevo como auténticos soldados de élite entre filas enemigas. Todo un referente en su género que regresa como una correcta remasterización.

LO MEJOR

  • Diversión, tensión y desafío a partes iguales
  • Nueva puesta en escena con interesantes novedades
  • Grandes posibilidades para afrontar las misiones

LO PEOR

  • Controles toscos y cámara muy mejorable
  • Algunos bugs que pueden arruinar una misión
  • Remasterización que no pasa de discreta
6.5

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.