Phil Spencer lo detalla

Oficial: Xbox Series X con 12 teraflops, RayTracing, SSD y más; todos los detalles

Phil Spencer da detalles sobre la consola, con procesador personalizado, VRS, 12 teraflops y más.

Microsoft ha revelado este lunes, 24 de febrero, las especificaciones oficiales que tendrá Xbox Series X, la plataforma que está prevista para estas Navidades. En una publicación de Phil Spencer, el jefe de la división de videojuegos de la compañía de Redmond ha ido detallando todo lo que trae consigo la nueva consola. Así de potente es: 12 teraflops, Variable Rate Shading, DirectX Raytracing por primera vez en una consola, supensión rápida para múltiples juegos, disco duro SSD y Dynamic Latency Input para mejorar la respuesta. Hay mucho más, lo detallamos.

Procesador custom de nueva generación

La primera de las novedades que se han prsentado es un procesador personalizado de nueva generación, que según Spencer consigue cuatro veces el poder de procesado de Xbox One y ofrece 12 teraflops de GPU, el doble de una Xbox One X y ocho veces por encima de Xbox One. Todo ello para conseguir "mejor framerate, mundos más grandes y más sofisticados y una experiencia inmersiva como nunca antes se había visto en una consola". La tarjeta gráfica está basada en una arquitectura RDNA 2 y el procesador Ryzen con arquietectura Zen 2.

Variable Rate Shading (VRS)

Microsoft anuncia una patente propia de VRS para conseguir mejor eficiencia para los desarrolladores y que puedan sacar el máximo poder de la consola. Se trata de una técnica que permite ofrecer framerate más estable y mayor resolución sin que haya un impacto en la imagen final.

DirectX Raytracing

Se confirma por primera vez en consolas la presencia de Raytracing, algo que según Phil Spencer debe ofrecer "más entornos realistas y dinámicos por primera vez en consola, lo que significa iluminación más realista, reflejos más precisos y todo en tiempo real".

Acceso más directo a juegos: SSD, resumen rápido...

Otra de las propuestas de Microsoft es ofrecer una experiencia donde se juegue más y se espere menos, y eso se traduce en varios elementos clave para la nueva consola. Spencer explica que el equipo ha analizado "paso a paso" todo lo que hay entre el jugador y el juego y ha tomado decisiones para que todo se realice más rápido:

  • Disco Duro SSD para conseguir mayor velocidad y menores tiempos de carga
  • Resumen rápido para poder seguir jugando a múltiples juegos suspendidos y que arranquen al instante, sin esperar largas pantallas de carga
  • Dynamic Latency Input, nuevas propiedades para hacer que los controles sean más precisos y respondan al momento
  • HDMI 2.1, mediante acuerdo con fabricantes de televisión para conseguir la mejor experiencia posible con características como ALLM o VRR. La idea es que la consola, al conectarse con una tele con Auto Low Latency Mode, se muestre directamente en esta modalidad; el Variable Refresh Rate servirá para evitar el tearing sincronizando el refresco de pantalla con el framerate del juego
  • Soporte para 120 frames por segundo: Xbox Series X permitirá a los desarrolladores superar los 60 fps a favor de una acción más rápida y realista

Retrocompatibilidad y compatibilidad entre consolas

Dos apuntes más de la nueva plataforma. La primera es la retrocompatibilidad: el compromiso de Microsoft es que todos los juegos de Xbox One, los retrocompatibles de 360 y de la Xbox original se vean y se jueguen mejor que nunca. También se beneficiarán de mejor framerate y menos tiempos de carga los títulos de Xbox Game Pass. Todos los accesorios de Xbox One serán compatibles.

Y Smart Delivery, que significa principalmente que tu compras un juego una vez y que este se verá de la mejor manera posible según lo pongas en Xbox One o en Xbox Series X. Por lo tanto, si compras Halo Infinite en One y luego saltas a Series X, tendrás la mejor versión posible con tan solo poner el juego. También recuerdan que Xbox Game Pass seguirá ofreciendo juegos first party de salida, como Halo Infinite.

Fuente | Microsoft