BeTech: noticias de tecnología

TRUCOS

Mejora la calidad de imagen de tu televisor con estos trucos

Tengas o no un televisor nuevo te contamos cómo obtener la mejor calidad de imagen en tu pantalla.

tv

Comprarse un televisor nuevo y bueno es una gozada para los amantes del cine, las series y los videojuegos. Es verdad que el 8K es lo más top que te puedes comprar, pero una pantalla con 4K te dará una definición estupenda por mucho tiempo. Sin embargo, todo aparato de imagen necesita una configuración previa antes de empezar a usarla y por eso te vamos a dar algunos trucos para mejorar la calidad de imagen de tu televisor.

Pasos previos a la configuración de tu televisor

Estos trucos para mejorar la calidad de imagen de tu tele no solo te servirán cuando te la compres, también te servirán si no los hiciste en su momento. Con los ajustes automáticos puede que te parezca suficiente, pero con lo que vas a aprender notarás la diferencia. Lo primero que tienes que hacer es tener bien limpia la pantalla ya que apreciarás todas sus características. Lo segundo es tener las instrucciones a mano para encontrar todos los parámetros por si hay se te escapa alguno. Por último, y no menos importante, apaga las luces de la habitación ya que de este modo la calibración es mucho más efectiva.

No todos los ajustes preestablecidos sirven

configuración tv

Cuando compras tu tele nueva no piensas en que debes calibrar. Simplemente la enchufas, configuras la conexión WiFi y el resto de aparatos y ya está. Pero lo cierto es que hay ajustes preestablecidos que te pueden servir. Por ejemplo, los que están centrados en cine o películas (te lo puedes encontrar de las dos formas dependiendo del modelo) son los que mejor rendimiento sacan al televisor.

Como te puedes imaginar, estos consumen más que el estándar o el de ahorro de energía, así que queda a tu juicio elegir el que mejor te compensa según la situación.

Ajusta el brillo y contraste de forma manual

Otro de los trucos para mejorar la calidad de la imagen es que seas tú quien configure los parámetros de forma manual. Brillo, contraste y saturación son términos que puedes conocer de otros televisores o monitores, pero si no es así utiliza el manual de tu televisión. Una vez encontrado el panel de control de estas características tendrás que utilizar una plantilla para comparar el contraste y brillo de tu tele y ajustarlo a la perfección. ¿Cómo sabes que lo estás haciendo bien? En estos enlaces tienes el control de blanco y negro y para que te hagas una idea debes ajustarlo con los patrones del medio. Las partes superiores son las más claras o más oscuras dependiendo de lo que necesites, así que quédate con los valores medios.

Controla la temperatura de color

Otro de los trucos para mejorar la calidad de imagen de tu TV es controlar la temperatura de color. Esto es importante sobre todo para tu vista, ya que los tonos azules son más intensos y pueden hacerte daño a la vista. Si puedes controlarlo intenta que la luz que salga sea más cálida que fría. Eso si, tampoco es necesario ponerlo muy cálido porque de la imagen quedará muy naranja y perderás muchos detalles.