BeTech: noticias de tecnología

PRIVACIDAD

El botón de Pánico de Tinder envía tus datos a empresas de Publicidad

Se supone que es una función para evitar una situación de peligro, pero también una fuente de datos para otras redes sociales.

El botón de Pánico de Tinder envía tus datos a empresas de Publicidad

La semana pasada os contábamos la nueva medida que Tinder estaba implementando en su aplicación: Un botón del pánico con el que pedir ayuda si la situación se pone peligrosa. En caso de que la cosa se ponga fea, el usuario/a de Tinder podrá activar un sistema de alerta a través de la herramienta Noonlight que Tinder está implementando dentro de su aplicación para pedir socorro.

El botón del pánico de Tinder

En vez de usar una tecnología propia, Match, la dueña de Tinder, ha comprado participaciones en una app de seguridad llamada Noonlight, que usa un sistema de rastreamiento de la localización del móvil. Una vez pulsado, la herramienta exige meter un código de usuario, y si este no es metido, la app Tinder enviará al usuario/a un mensaje de texto de los servidores de Noonlight.

En caso de que el usuario/a no respondiese al mensaje, Noonlight les llamaría, y si no hay respuesta o el usuario/a confirma que necesita ayuda, la herramienta de Noonlight avisaría a la Policía. Y dado su sistema de rastreo por GPS, los enviaría a la zona donde está el smartphone desde el que se ha pulsado el botón del pánico.

Eso sí, para activar la función hace falta que el usuario/a comparta sus datos de localización en tiempo real por Tinder. Y ahí es donde está el problema. ¿Por qué? Pues porque Tinder comparte los datos del usuario con empresas de tecnología publicitaria, entre ellas Facebook y YouTube.

Enviar tus datos a Facebook, YouTube y otras

Según la web Gizmodo, al descargar Tinder -una app gratuita- varias compañías obtendrían los datos de usuario a través de Noonlight. Y como dice la política de privacidad de Noonlight, al utilizar la aplicación el usuario autoriza a la compañía que se comparta su información con "equipos de emergencia relevantes", así como con terceros, en este caso “socios comerciales“ de Noonlight con tecnología publicitaria como Facebook, YouTube, Brancha Appboy y Kochava.

Nick Droege, con-fundador de Noonlight, ha reseñado que esta práctica se lleva a cabo con el motivo de “comprender la atribución estándar del usuario y mejorar la mensajería interna en la aplicación”. El directivo ha señalado que los datos recabados por Noonlight sobre el usuario no son vendidos “a terceros con fines de marketing o publicidad. La misión de Noonlight siempre ha sido mantener seguros a nuestros millones de usuarios“.

¿Qué tal entonces una opción para no compartir esos datos privados con esas compañías, solamente con los ‘equipos de emergencia relevantes’?