BeTech: noticias de tecnología

EBOOKS

Un niño aprende a leer antes con un e-Book que en papel, dice un estudio

Los libros electrónicos aceleran el proceso de aprender a leer en los niños según la Universidad de Carnegie Mellon.

Un niño aprende a leer antes con un e-Book que en papel, dice un estudio

¿Libro de verdad o electrónico? Este es el debate que hace más de una década, en noviembre de 2007, se desató entre los amantes de la literatura impresa en papel y los que buscaban una revolución en el sector, sobre todo porque el iPhone ya había llegado y con él el concepto de smartphone. Y empezó la cosa ese mes porque fue cuando Amazon estrenó su Kindle de 1ª Generación, su primer e-Book y básicamente el que cambió la industria y ayudó a la difusión del libro electrónico.

Libro electrónico vs libro real

Sí, el tacto y olor de un auténtico manuscrito no se puede imitar, pero a cambio el kindle nos permite llevar una biblioteca de miles de ejemplares en la mano. Entonces, ¿cuál es mejor? Pues como en todo, depende mucho del objetivo y/o el público al que vaya dirigido. Pero en el ámbito del aprendizaje infantil parece que el eBook tiene cierta ventaja sobre el clásico de papel, al menos según un estudio de la Universidad de Carnegie Mellon (CMU), en la ciudad estadounidense de Pittsburgh, que afirma que los niños aprenden a leer de forma más rápida con libros electrónicos animados que con libros de papel.



El informe, publicado en la revista Developmental Psychology, asegura que los libros electrónicos cuentan con mayores beneficios, particularmente para niños con niveles de atención más bajos. Alrededor de 30 niños de entre tres y cinco años participaron en la investigación para estudiar su comprensión y recuerdo tras leer los libros. Una prueba dividida en 2 fases:

Aprender más rápido a leer con un libro electrónico

En el primer experimento, un grupo de niños leyó la versión en papel de dos libros de 14 páginas y después se les hicieron diez preguntas con las que se analizaba su comprensión y memorización del contenido. Después, los investigadores del informe compararon los resultados con los del grupo de niños que leía los mismos libros desde una tableta mientras el libro electrónico les "escuchaba" y animaba cuando decían las palabras correctamente

.

Aprender a leer en un libro electrónico mejora el proceso

En un segundo experimento, los investigadores compararon los resultados de los niños que leyeron los libros en la versión electrónica 'estática' -un dispositivo tipo Kindle de Amazon- con los niños que lo hicieron con libros electrónicos animados. También se realizó una tercera prueba para comprobar la incidencia que una animación al inicio de la página tiene sobre el recuerdo. ¿Los resultados?

- Los niños que leyeron en papel recordaron el 47% de lo leído

- Los niños que leyeron en un libro electrónico / tablet recordaron el 60% de lo leído

Palabras animadas

¿La clave? Los niños que utilizaron libros electrónicos y tablets eran ‘recompensados’ durante su proceso de aprendizaje, ya que las palabras bailaban si el niño las pronunciaba correctamente. Erik Thiessen, autor principal del estudio, explica los resultados en una entrevista para MIT Technology Review utilizando el ejemplo de la palabra 'gato’: Mientras los lectores experimentados visualizan instantáneamente al animal y se centran en otros elementos de la narración, lo más pequeños pierden un tiempo considerable en entender qué es un gato y se perderán parte del texto, según indica Thiessen.

Luego, ”a medida que recibimos refuerzo, el cerebro libera dopamina y puede servir como una señal para el aprendizaje a nivel sináptico. A nivel cognitivo, la recompensa promueve el mantenimiento de la atención para ayudar al niño a concentrarse en lo que es importante, algo especialmente importante para niños con problemas de atención", añade el experto.

No mejores, pero sí más eficaces

¿Significa esto que los libros electrónicos son mejores que los de papel? No, pero en el ámbito en que se mueve este estudio sí que han demostrado ser más eficaces de cara a la enseñanza. Por ejemplo, una investigación publicada a principios de 2019 reseñó que las tablets para niños dividían a padres e hijos y, por ello, los libros eran mejores. Para Thiessen “creo que si bien el libro electrónico es útil, probablemente sea menos útil que interactuar con un humano”.