BeTech: noticias de tecnología

TECNOLOGÍA

Wifi y drones: La tecnología del primer camión de bomberos eléctrico, y no es rojo

El CFT de Rosenbauer vale 5 millones de euros y entrará en servicio en Europa en 2020. Y promete convertirse en un estándar.

Wifi y drones: La tecnología del primer camión de bomberos eléctrico, y no es rojo

Son héroes. Y lo demuestran cada día. Al margen de peleas políticas e incluso de vergonzosos recortes monetarios -recortar dinero de quienes salvan vidas…-, los bomberos son quienes deben lidiar con situaciones peligrosas, arriesgadas, y en muchos casos, sobrehumanas. Y la tecnología se está convirtiendo en una de sus mejores armas, tanto para ayudarles a ser más eficaces en sus tareas como a mantenerlos más a salvo, como hizo Colossus, el robot bombero que les ayudó en el pavoroso incendio este año de la Catedral de Notre Dame.

CFT, primer camión de bomberos eléctrico

Tan esenciales como las habilidades de un bombero, los camiones de bombero deben evolucionar también y aprovechar toda la tecnología inteligente actual. Y eso es lo que hace el Concept Fire Truck o CFT, un mastodonte diseñado por la compañía experta en maquinaria de bomberos Rosenbauer, que tras presentarlo en 2016 ha enseñado más en profundidad su visión justo antes que termine el año. Para empezar es un camión eléctrico, y su primera seña de identidad, aparte de su tamaño y diseño compactado -parece un Transformers en modo camuflado-, es que no lleva el característico color rojo que siempre ha caracterizado a los camiones de bombero, sino un verde que casa con su propuesta.

Y es que el CFT tiene este color para “aumentar su visibilidad y potenciar su importancia ecológica” según sus creadores. Dotado con un motor de 350 kW (476 CV), una altura de 3,06 metros y una largura de 7,6 metros, el Concept Fire Truck busca ser más todoterreno que los camiones actuales, por lo que implementa un radio de giro menor en comparación. Además, al ser ligeramente más largo permite llevar más equipo adicional.

Un camión de bomberos que no es rojo

Otra de sus características es que el vehículo puede subir y bajar su chasis para adaptarse a todo tipo de terrenos -no es lo mismo una carretera que una zona rural-, y para que el personal pueda subir también de forma más fácil a él. El camión tiene una autonomía de 30 minutos, y junto al motor principal incluye una unidad diesel de baja emisión pensada para que las bombas de agua trabajen más tiempo si es necesario. Pero sin duda, donde más demuestra ser un hijo de su tiempo es en su equipamiento ‘smart’.

El CFT usa un sistema de cámaras, retrovisores eléctricos y sensores que analiza el terreno y le indica al conductor si hay peligros que esquivar / estar atento mediante un zumbido en el asiento. Tiene WiFi para estar conectado a la Red, un sistema potente de luces y faros LED para iluminar zonas oscuras y su función estrella: un sistema de control de drones para desplegarlos y manejarlos como si fuera un centro de mando.

Sobre el terreno en 2021

Actualmente hay 2 departamentos europeos de bomberos trabajando con Rosenbauer para tener listo el CFT sobre el terreno con un prototipo a finales de 2020, habiendo sido probado ya en países nórdicos y a punto de entrar en un circuito de pruebas en Ámsterdam. En Estados Unidos también lo quieren, y según el parque de bomberos de Menlo Park en California, dado que las emergencias suelen durar menos de 30 minutos, el CFT se presenta como un dispositivo ideal que además no contamina.

El vehículo entrará en producción en 2021, y se espera que en EU haya unos 800 CFT en servicio para 2025. De momento las fuentes no se ponen de acuerdo en el precio, pero cada camión vale entre 1 y 6 millones de dólares.