Control, ¿el próximo en llegar?

Xbox Game Pass: 10 juegos imprescindibles

Seleccionamos diez de los mejores juegos de entre todos los que forman el catálogo de Xbox Game Pass, con géneros como el RPG, shooter, conducción...

Xbox Game Pass es el gran éxito de Microsoft en esta generación, y sin lugar a dudas, un pilar sobre el que construir la próxima que llegará a finales del año que viene con Xbox Scarlett, ya en manos de Phil Spencer. Pero mientras, y hasta que lleguen algunas novedades al catálogo de este magnífico servicio, tales como son The Witcher 3: Wild Hunt, The Division, My Friend Pedro o eFootball PES 2020, es de nuevo hora de bucear en la gran cantidad de juegos que ofrece para encontrar los mejores. En una lista de 100 títulos hay para todos los gustos, pero esta selección de diez juegos es sin duda una buena muestra de lo que hay que probar si se posee una suscripción, siendo este un momento tan bueno como cualquier otro teniendo en cuenta que es posible hacerse con 3 meses por el irrisorio precio de... 1 euro. Mientras, os dejamos con los 10 juegos que creemos hay que jugar sí o sí de entre todo el catálogo actual de Xbox Game Pass:

The Outer Worlds

Disponible en Xbox Game Pass desde el día de su lanzamiento, gracias a la nueva relación entre Microsoft y Obsidian, maestros del rol como dejan patente en este RPG que con un poco más de presupuesto hubiera llegado a cotas altísimas. Pero primero primero Pillars of Eternity y después South Park: La Vara de la Verdad demostraron que a este estudio no le hace falta un apartado técnico de vértigo para destacar, y es que sobresale en todo lo que tiene que ver con el género que representa: profundidad del editor de personaje y sistema de progresión, libertad de elección, posibilidades de diálogo... Si a esto le sumamos un gunplay sorprendentemente sólido, es capaz de engancharnos y hacer olvidar la mayoría de sus problemas técnicos.

Halo: The Master Chief Collection

Antes ya era prácticamente imprescindible, por el mero hecho de representar un pedazo –muy grande- de la historia de la marca Xbox, con las cuatro entregas principales de la que seguramente sea su franquicia más emblemática. Desde un Halo: Combat Evolved que envejece excepcionalmente hasta el debut de 343 Industries con Halo 4 y sumando modos multijugador y mapas para parar un tren para todas y cada una de sus iteraciones, los problemas iniciales de su lanzamiento han quedado atrás. No solo eso, sino que este mismo mes se suma a la colección nada menos que Halo: Reach, el último a cargo de Bungie antes de separar su camino del de Microsoft para aventurarse en Destiny. Al menos 3 de los 5 juegos de este recopilatorio son juegos que hay que jugar sí o sí.

Monter Hunter World

Monster Hunter World es Capcom en estado de gracia, capaz de crear una entrega que pueda satisfacer a los fans de siempre –que se cuentan por millones- y al mismo tiempo ser accesible para quien quiera iniciarse en la saga. A pesar de esto último no conviene confiarse, y es que no hablamos de un juego simple ni mucho menos, ya que ya en la propia Astera –nuestro lugar de descanso- podremos sentirnos abrumados ante tal cantidad de actividades, cosas que hacer y preparativos previos a la cacería. Una vez en terreno de caza encontramos un entorno de un tamaño notable –tampoco cabe llamarlo mundo abierto- donde Capcom ha sabido establecer unas reglas adaptables a cualquier jugador: cacerías de, como mucho, 50 minutos, adaptables a sesiones largas o cortas de juego. Uno de los grandes pozos de horas de Xbox Game Pass.

Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

Ya con sus añitos a las espaldas –cuatro, cumplidos recientemente-, pero con la misma calidad que entonces y que Hideo Kojima ha imprimido a cada una de las cinco entregas de esta marca que es historia –no muy viva, por desgracia- del videojuego. La última aventura de Venom Snake nos trae la iteración con más posibilidades jugables de la saga, que no es poco decir, incluida la posibilidad de contar con compañeros como Quiet o Diamond Dog , pero además la que supone un salto más grande respecto a la anterior. El mundo abierto planteado por Kojima y su equipo en The Phantom Pain plantea una variedad de situaciones nunca vista antes, introduciendo incluso mecánicas de gestión a la hora de llevar nuestra Mother Base, un aspecto que todo hay que decirlo, no gustó a todo el mundo, así como su hilo argumental. Histórico por muchas razones, entre las que se encuentra también, la verdad sea dicha, que probablemente se trató de la gota que colmó el vaso para que Kojima se marchara de Konami, la empresa para la que llevaba nada menos que 3 décadas trabajando.

Kingdom Come: Deliverance

El checho Daniel Vavra, director de las dos primeras y queridas entregas de Mafia, decidió un buen día que estaba cansado de magia y dragones en el rol actual, y para ello se embarcó en una campaña de Kickstarter que concluyó con el éxito suficiente para poder lanzar el RPG que quería: Kingdom Come: Deliverance. Ambientado en la Europa de la Edad Media, tomamos el papel de Henry, hijo de un herrero en un pequeño pueblo que se ve asolado por el ataque de mercenarios, y que a partir de ahí, comienza una aventura de venganza, pero también de hacer el bien –o no- en su tierra de Bohemia. Con aspecto contemporáneo pero regusto a rol clásico, es de destacar un sistema de combate especialmente profundo en el que cada batalla puede significar la muerte si no somos habilidosos, y esto, que suele ser un tópico, es completamente cierto: no importa tu nivel ni la calidad del arma equipada, solo tu habilidad. Rol de la vieja escuela bajo un manto moderno donde, precisamente, combatir, es casi lo de menos.

Devil May Cry V

De nuevo Capcom, que tras el experimento –fallido para algunos, muy digno para otros tantos- de dejar la franquicia en manos de un estudio externo, Ninja Theory, por primera vez en su historia, decidió tomar de nuevo las riendas de una de sus marcas más prestigiosas. Un Dante más al estilo como lo conocemos, pero más veterano, un Nero que copa protagonismo por pleno derecho y carisma, y un V que aporta un toque diferente en el plano jugable –y también personal, es un tío más reflexivo- forman un trío protagonista que no deja que decaiga la acción. Los tres cuentan con una capacidad de progreso no ilimitada, pero casi, que para exprimir requiere de varias vueltas al juego, y un elenco de armas a cada cual más devastadora y loca, porque… ¿en cuántos juegos se puede utilizar una moto como doble espada pesada?

Prey

Cuando Bethesda anunció que recuperaba la marca Prey, el escepticismo fue la sensación general, pero cuando se supo que los franceses de Arkane serían los encargados de traerla de vuelta, este disminuyó considerablemente. Dishonored y su secuela –también disponible en Xbox Game Pass- han sido suficientes para colocar a estos galos como uno de los estudios top de la compañía que comanda Pete Hines, y Prey en sus manos no podía sino mejorar. En efecto, nos encontramos con una gran y enigmática historia de ciencia ficción, que gana enteros cuando se trata de explorar su intrincado entorno –qué bien diseña niveles esta gente- y descubrir los secretos de la Talos 1, la enorme nave donde transcurre la historia. Por desgracia Prey no es perfecto, y falla en todos los aspectos relacionados con los encuentros con los enemigos, ya sea mediante sigilo o combate directo, completando una propuesta muy exigente no solo en este sentido, sino también porque da al jugador tal libertad que este no va a poder sentirse un tanto perdido sin saber cuál es su siguiente paso.

Metro Exodus

A bordo del Aurora, el tren que es un protagonista más del juego, vivimos la ¿última? aventura de Artyom, el querido personaje de las novelas del ruso Dimity Glukhovsky que tan bien ha sido llevado al videojuego por 4A Games, especialmente en Metro Exodus. La valiente –para tratarse de un estudio no tan grande- decisión de irse a un mundo abierto es llevada a cabo de manera solvente, no solo con el mejor apartado visual de toda la saga –y del género en esta generación- sino con mecánicas bien adaptadas de supervivencia, aunque esta pierda algo de peso respecto a Metro 2033 y Metro Last Light. Un viaje difícil de olvidar en compañía de personajes –y villanos- carismáticos en este mundo postapocalíptico que se ha ganado un hueco no solo en la literatura de ciencia ficción, sino también en los videojuegos.

Gears 5

Después de un Gears of War 4 que no convenció al 100% de la comunidad de jugadores, The Coalition decidió implantar su sello definitivamente en Gears 5, cambio de nomenclatura incluido, sumando algunas novedades a priori rompedoras en la franquicia. El esquife, ese peculiar medio de transporte en el nuevo entorno abierto, es la más evidente, pero irónicamente, cuando sobresale es cuando es más conservador, ya que no es fácil ser rompedor en una franquicia tan longeva y con tanta identidad, y menos en el género del shooter en tercera persona. La historia va de más a menos, pero eso no es óbice para que sea completamente disfrutable de principio a fin, así como un multijugador más extenso que nunca, con modos competitivos tradicionales más el no menos habitual pero exitoso Horda y la gran novedad, Escape. Uno de los grandes de Xbox en esta generación que debe apuntar aún más alto.

Forza Horizon 4

Qué fácil hubiera sido para Playground Games sumar simplemente más y mejor contenido a la ya excelente base de Forza Horizon 3 para salir del paso y lanzar un buenísimo arcade de conducción con esta cuarta entrega de la subsaga de Forza Motorsport. Sin embargo, lejos de ello, se les ocurre implementar un sistema de estaciones que cambia completamente un recorrido por el que hayamos pasado anteriormente y hacer de él un juego casi totalmente diferente, abrumador en contenido con cerca de 500 vehículos, decenas de competiciones, un apartado online mejor integrado que en la tercera parte… El mayor énfasis en este apartado multijugador ha hecho que algunas de las pruebas para el modo individual estén por debajo del nivel general, pero que no sirva esto para echar a nadie para atrás. Si lo habrá hecho bien Playground en esta generación que Microsoft confía en ellos para cambiar completamente de tercio y desarrollar ahora un RPG de mundo abierto…

Gears 5

Gears of War 5 es la quinta entrega de la saga de acción y disparos de The Coalition y Microsoft para PC y Xbox One. La dependencia que tienen los seres humanos en la tecnología se ha convertido en su perdición y los enemigos se unen para destruir todos los supervivientes. Como Kait, viaja al pasado para revelar los orígenes de los Locust y lucha con tu equipo para proteger lo que haya quedado.

Gears 5

Streets of Rage 2

 Estoy rejugando la franquicia de Streets of Rage esperando a que salga la cuarta parte. El primero ya lo re-jugué y os dí mis impresiones aquí. Sega sacó dos años después, en 1992 esta segunda parte, para muchos el mejor de la...