Clásica

Atari VCS entra en su fase final de preproducción; prevista para marzo de 2020

Atari VCS
Atari VCS, durante la preproducción.

La consola, retrasada en varias ocasiones, tuvo que replantearse para asegurar la calidad del producto.

Ataribox se anunció en 2017, pero más tarde fue renombrada con el nombre actual, Atari VCS. La consola, financiada a través de una campaña de micromecenazgo, ha sufrido varios retrasos importantes. No en vano, su lanzamiento estaba previsto para 2018, pero finalmente se comercializará a principios de 2020. La compañía ha anunciado que esta vez sí, el proyecto va viento en popa y que ya ha alcanzado la fase final de preproducción.

Los equipos de diseño y de ingeniería de Atari acaban de regresar de China, país en el que han estado trabajando junto a los socios que se van a encargar de la producción. La compañía afirma que han preparado los entresijos del sistema para iniciar la producción en masa del producto.

Atari se compromete con la calidad

Las dudas nunca se han desterrado del proyecto y volvieron a resurgir cuando Rob Wyatt, arquitecto de Atari VCS, anunció su marcha de la compañía, ya que según explicó, Atari le debía a él y a su empresa más de seis meses en concepto de facturas. Aun así, el responsable financiero de la clásica firma, Michael Arzt, ha asegura en un blog oficial que el lanzamiento es inminente, por lo que los mecenas recibirán el dispositivo a tiempo, es decir, hacia marzo de 2020.

“Atari siempre priorizará el lanzamiento de un producto de alta calidad antes que atenerse auna fecha autoimpuesta”, ha dicho Arzt. “Esa era la verdad cuando el proyecto se inició, lo era en marzo de 2019 y lo sigue siendo hoy”.

No hay que olvidar a principios de 2019, la compañía anunció modificaciones importantes de hardware “para mejorar el rendimiento del sistema”, por lo que optaron por un procesador AMD Ryzen. “Este cambio importante no se realizó a la ligera, pues se basó en el feedback de la comunidad de Atari VCS”. También realizaron pruebas y análisis de calidad internos. Las modificaciones se perfilaron junto a sus socios de desarrollo.

Fuente | Atari