BeTech: noticias de tecnología

DEEPFAKE

Así se hizo el video del equipo E, el viral de las elecciones

“Con E de España”. ¿Cómo se consigue que Santiago Abascal sea B.A. Baracus? Así funciona la tecnología ‘Deepfake’.

Así se hizo el video del equipo E, el viral de las elecciones

Ayer no fue solo el Día del Soltero, sino también la resaca de las Elecciones Generales 10N, un proceso electoral que hoy mismo ha concluido con un gobierno (al fin) para España. Pero ayer todo eran dudas y saber quién pactaría con quien, momento que el equipo YouTuber FacetoFake aprovechó para subir a su joven canal un vídeo llamado ‘El Equipo E, con E de España’. Un vídeo que en menos de 24 horas se ha convertido en el viral de la semana por WhatsApp y redes sociales.

El Equipo E

Y es que a nadie le amarga un poquito de sana parodia y humor en unos días en que hace mucha falta, motivo por el que esta intro ‘alternativa’ de la popular serie de los 80 ‘El Equipo A’ ha pegado el pelotazo en visitas. Porque ver a Pablo Casado, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Santiago Abascal reconvertidos en los 5 miembros de A-Team (en las primeras temporadas tuvieron 1 acompañante femenina) es delirante y pura guasa de esas que se destila mucho en España.

Ahora mismo, El Equipo E lleva casi 650.000 visitas, y su fama no ha hecho más que despegar. Pero, ¿cómo han conseguido que Pedro Sánchez o Santiago Abascal se mimeticen con los rostros de Templeton Peck y BA Barracus?

En diciembre de 2017, a pocos días de la Navidad, la red entera tembló con el nombre de ‘Deepfakes’, una técnica de síntesis de la imagen humana basada en Inteligencia Artificial que mezclaba las palabras ‘deep learning’ (aprendizaje profundo) y ‘fake’ (falso). En sí, su IA es tan potente que permite cambiarle el rostro a una persona por el de otra, pero no en una foto estática, sino en un vídeo,y ver cómo el rostro nuevo se superpone y se adapta en tiempo real al rostro real de la persona en cuestión.

DeepFakes, una simulación IA

Al verla en acción, sus resultados daban miedo del realismo que se podía conseguir. Y no con carísimos equipos de hardware y programas de edición, sino con un PC normal y un par de programas. El revuelo se produjo porque Deepfakes fue popularizada por varios sites de contenido pornográfico, que colgaron vídeos eróticos de actrices tan destacadas como Gal Gadot manteniendo relaciones sexuales. ¿Era uno de estos vídeos privados robados y subidos a la red? No, era una actriz porno en pleno trabajo con un cuerpo y facciones parecidas a las de Gadot, a la que se le había puesto el rostro de la intérprete de Wonder Woman.

Los ‘fakes’ de celebrities como Katy Perry, Cara Delevigne, etc no tardaron en salir, y las demandas de ‘Cease and Desist’ por parte de los abogados de las actrices y cantantes tampoco se hicieron esperar, logrando que webs importantes de contenido para adultos retirasen los vídeos.

Pablo Iglesias reconvertido en Amy por la magia del Deepfake

Deep Learning + Fake = Deepfake

Un deepfake es una foto o vídeo de una persona cuyo rostro -y/o cuerpo- es sustituido por la de otra usando redes neuronales artificiales, un conjunto de unidades, llamadas neuronas artificiales, conectadas entre sí para transmitirse señales. Estos sistemas aprenden usando el aprendizaje automático y se forman a sí mismos, en lugar de ser programados de forma explícita, y sobresalen en áreas donde la detección de soluciones o características es difícil de expresar con la programación convencional.

En un deepfake básicamente se cogen dos muestras de material multimedia, el vídeo o foto en el que quieres hacer la sustitución y la persona que quieres usar para sustituir a la original. Y se combinan usando técnicas de aprendizaje automático. En el Equipo E se ha partido de los vídeos originales de la serie de El Equipo A, y se han combinado con vídeos y fotos de cada uno de los 5 dirigentes (ex-dirigente ya uno de ellos).

De esta manera, la potencia de la IA y los algoritmos de la tecnología Deepfake se encargan de cotejar los rasgos y expresiones de los dos rostros que se quieren combinar, para hacer que la persona elegida, por ejemplo Sánchez, ‘actúe’ igual que el personaje sobre el que se le ha puesto su rostro. El resultado es el rostro digital de Sánchez siguiendo cada gesto que hace Fenix en la pantalla.

El cómico Bill Hader reconvertido en los actores Seth Rogen y Tom Cruise usando el deepfake

El canal de YouTube, que lleva 4 meses colgando vídeos, se ha valido del software DeepFace Lab para Windows, fácil de conseguir por la Red. Los Deepfakes y su uso de sistemas IA y ‘machine learning’ están sorprendiendo precisamente por el enorme nivel de veracidad que están consiguiendo alcanzar. Y los niveles de peligrosidad también. Ver por ejemplo esto, a Albert Rivera transmutado en el loco Murdock, tiene su gracia, o a la actriz Amy Adams con el rostro de Nicolas Cage.

Pero para plataformas y medios como Facebook o Twitter, los deepfakes son el siguiente enemigo a combatir. De hecho Twitter ya está haciendo llamamientos a sus usuarios para que le ayuden a combatir esta clase de material engañoso.

El peligro de los Deepfakes

El problema principal que Facebook ve a esto es que la industria no cuenta con un gran base de datos o un sistema estandarizado para detectarlos. Por ello, en la red de Mark Zuckerberg "queremos catalizar la investigación y el desarrollo en esta área y asegurarnos que haya mejores herramientas de código abierto para detectar deepfakes”, creando para ello el Reto de la Detección de Deepfakes (DFDC), una base de datos y una clasificación, junto con “financiación y premios para estimular a la industria a crear nuevas formas de detectar y evitar que los medios manipulados a través de la IA se utilicen para engañar a otros”.