Just Dance 2020
Just Dance 2020
Carátula de Just Dance 2020

Just Dance 2020, análisis

La icónica saga de baile celebra su 10º aniversario con una entrega que apuesta por la variedad musical y mejoras en la jugabilidad.

No hay noviembre sin Just Dance, y es que la campaña navideña no sería lo mismo sin la cita anual con esta saga de Ubisoft que nos lleva sacando a bailar desde hace diez años. El nombre de este videojuego musical tiene su origen en el tema homónimo de Lady Gaga, y su filosofía se basa la reivindicación de una actividad donde importa la edad, procedencia, género, ni experiencia: sólo hay que bailar.

En esta década, la saga ha crecido desde sus desafortunados inicios en Wii. Inspirado en un minijuego musical de Rayman Rabbids 2, la primera edición de Just Dance pecaba de simple y de imprecisión en sus controles. Just Dance 2 aprendió de los errores y ofreció mejoras en su jugabilidad, nuevos modos y un multijugador más completos. Just Dance 3 se abrió a PlayStation 3 y Xbox 360 con una función karaoke. Tras Just Dance 4, con nuevos modos de juegos, llegó Just Dance 2014 con el modo online World Dance Floor. Just Dance 2015 incorporó, además de un tablón de noticias y un sistema de desafíos, Just Dance Controller, aplicación de smartphone para convertir éste en un períferico de baile. Con Just Dance 2016 se inició Just Dance Unlimited, programa de suscripción mediante el cual acceder a un catálogo de canciones mucho más amplio, con temas de ediciones pasadas. Just Dance 2017 incorporó a Nintendo Switch entre las plataformas habituales, y Just Dance Machine, nuevo modo de baile en el que cargábamos el combustible de una nave espacial completando secuencias de danza. Just Dance 2018 llegaba con Kids, un modo dedicado a los más pequeños, con coreografías pensadas para trabajar su sentido musical y psicomotriz. La última edición publicada de la saga trajo un menú más intuitivo, sin mayores innovaciones.

Feliz 10º aniversario

Just Dance 2020 conmemora los diez años en los que hemos hecho de nuestro salón una pista de baile en la que todos los públicos son bienvenidos. Tildado en ocasiones de juego casual, se trata de un juego positivo que presenta la danza como una actividad lúdica, saludable y social en la que no importa la destreza o la forma física: sólo las ganas de disfrutar y dejarse llevar. Desde el 5 de noviembre, la fiesta de baile estará disponible en PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch, Wii y Google Stadia.

En esta nueva edición, se mantiene el menú tan bien organizado que se estrenó el año pasado acompañado de una localización perfecta. A nivel estético, se mantiene la psicodelia dentro de las secuencias de baile, y los temas se oyen con nitidez intachable. También conservamos nuestra tarjeta de bailarín, que podemos personalizar con avatares, títulos y fondos que obtendremos según superemos retos dentro del juego. Asimismo, se ha potenciado el sistema de progresión en Just Dance 2020, con más recompensas internas por superar bailes que desbloquean danzas alternativas y más exigentes de una misma canción.

A medida que consigamos mojo al superar desafíos y subir de nivel, podremos invertirlo en la máquina de golosinas para obtener los coleccionables del juego: avatares, pegatinas, títulos y fondos. Hemos notado que se ha reducido el tiempo de animación en el uso de dicha máquina, lo que agiliza mucho el proceso de obtener dichos premios.

Just Dance 2020 incluye un bello homenaje a la historia de su saga: All Stars, un recorrido a lo largo de los temas más icónicos de todas las ediciones de Just Dance, que nos despertarán la nostalgia y nos aportará frescura al modo básico. Nos hubiera gustado, por otro lado, que este modo hiciera las veces de documenta lúdico, aportando datos sobre el desarrollo de esta célebre saga musical.

En cuanto a la lista de canciones del modo principal, al igual que el año pasado triunfa el pop asiático, si bien encontramos temas pop y R&B de artistas de moda como Ariana Grande, Dua Lipa o incluso temas noventeros como el icónico Everybody de Backstreet Boys— , setenteros, country y de diferentes países del globos, lo cual abre el abanico musical a múltiples gustos. Asimismo, se mantienen las playlists temáticas, a las que además podemos añadir nuestras listas personalizadas. También permanece el modo Sweat, con el que se contará el tiempo bailando y las calorías quemadas.

Al igual que otras ediciones, encontramos censuradas las referencias sexuales en algunas canciones, lo cual entendemos como una decisión para acercar los temas a todas los públicos sin consecuencias en la calificación por edades. No obstante, se echa en falta que esto se trate de una opción que pueda ser activada a gusto del usuario.

Bailar es para todos

El sistema de juego sigue la misma fórmula intuitiva para todos los públicos y que ha funcionado a lo largo de la saga: nos colocamos al lado de un Profe e imitamos sus movimientos como si nos miráramos en un espejo. En la esquina inferior derecha los pictogramas nos anuncian los siguientes pasos y en la izquierda veremos el modo karaoke por si queremos acompañar nuestra danza con la voz. Nuestra ejecución será valorada en función de cómo coincida nuestra mano derecha con la del Profe, en calificaciones que irán desde “ok” a “perfect” e irán sumando en un medidor en el que obtendremos estrellas que puntuarán globalmente en nuestra canción. Nuestro récord se mantendrá tanto en los temas incluidos en la edición de 2020, como en los que hemos bailado en Just Dance Unlimited. En cuanto a la dificultad de los temas, encontramos una amplia variedad de temas fáciles, normales a los más extremos, desbloqueables tras avanzar en las canciones iniciales. En cuanto a las coreografías, podemos interpretarlas de 1 a 6 jugadores, lo cual hace del multijugador una opción muy atractiva para las fiestas o reuniones familiares.

En cuanto a la jugabilidad, Just Dance 2020 permite, en PS4, tres medios de detección de movimiento: la cámara, la aplicación Just Controller y los Move. En nuestro caso, no hemos podido acceder a la aplicación de smartphone, ya que ésta estará disponible con el lanzamiento del juego y, por otro lado, siempre nos ha parecido el medio menos ergonómico para bailar. Por otro lado, nos alegra haber comprobado que la precisión de la cámara haya mejorado notablemente con respecto a las ediciones anteriores, aunque a veces no sea perfecta en salones pequeños o poco iluminados.

El Modo Kids permanece en esta nueva edición, con coreografías sencillas y divertidas para los más pequeños, pensadas para desarrollar su capacidad psicomotriz, y con un sistema de calificaciones aún más amable que el juego base. En esta entrega, sin embargo, se echan en falta temas Disney que, por otro lado, sí veremos en Unlimited.

La danza como espacio social

El sistema de suscripción de Just Dance Unlimited se sigue manteniendo y, como hemos comentado, se conserva nuestro progreso en las canciones bailadas de anteriores ediciones. Según nuestra asiduidad en Just Dance 2020, es posible que los 41 temas de esta edición se nos acaben haciendo insuficientes, con lo que valoremos hacernos con el programa, en el cual hay un período de prueba. Asimismo, en World Dance Floor podemos acceder a temas de Unlimited, aunque no estemos suscritos.

World Dance Floor sigue, por el momento, con los desafíos de la anterior edición: los torneos, las batallas entre grupos y los combates masivos contra el jefe. Cabe ver, tras el lanzamiento, la evolución de un modo online con buena conectividad que ha mantenido un clima positivo, al mismo tiempo que fomenta la competitividad sana. También se mantiene el componente social virtual de Autodance, con el que se graban fragmentos de nuestras actuaciones que podemos compartir en nuestras redes sociales.

Con todo, Just Dance 2020 se continúa manteniendo como un referente dentro del género musical. Así, se trata de un título que abre los brazos al público ajeno a los videojuegos, y también a los jugadores que gustan de una experiencia divertida y en la que dejar a un lado los complejos personales. La danza en Just Dance no requiere una forma física espectacular, ni experiencia sobre la pista de baile: sólo ganas de pasarlo bien, con la sencillez que ofrece el medio videolúdico.

Este juego ha sido analizado en su versión para PS4.

CONCLUSIÓN

Just Dance 2020 conmemora diez años de una saga musical que reivindica el baile como una actividad lúdica, saludable y acogedora para todos los públicos. Mantiene su espíritu positivo en una pista de baile virtual en la que todo el mundo, al margen de su forma física y experiencia, es bienvenido. En esta nueva edición se añade el modo All Stars, que homenajea la historia de la saga; un surtido de canciones con diferentes géneros musicales y una jugabilidad muy mejorada. No obstante, para los bailarines más asiduos, las 41 canciones se quedan cortas, con lo que deberán valorar si prefieren suscribirse a Just Dance Unlimited.

LO MEJOR

  • Jugabilidad muy mejorada con PlayStation camera
  • Repertorio de canciones con diferentes géneros
  • Sistema de progresión más completo

LO PEOR

  • 41 canciones pueden ser insuficientes para los más asiduos.
  • El filtro familiar de las canciones no es opcional.
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

Vota tu ""TheGameAward""

  Pues ahora que ya se conocen los nominados a juego del año,vamos a ver cual de ellos es el GOTY  por parte de Meristation Consolas.   Que juego creeis que merece ser el ganador? (no el que creeis que vaya a ganar)