Jenny LeClue: Detectivu
Jenny LeClue: Detectivu
Carátula de Jenny LeClue: Detectivu

Jenny LeClue - Detectivu, análisis

Jenny LeClue, intrépida niña detective, se encargará de un caso donde hay varias vidas en juego.

Jenny LeClue es la heroína de muchos adolescentes lectores: una niña detective con una mente brillante, que resuelve pintorescos casos en la tranquila Arthurthon. Sus aventuras se han convertido en todo un éxito de la literatura juvenil, pero su fórmula comienza a agotarse. Su apasionado creador, el escritor Arthur K. Finklestein, recibe un ultimátum de su editor: la próxima novela de Jenny LeClue deberá ir más allá y dar un giro oscuro, donde los asesinatos lleven a la detective a un plano más adulto. El escritor debe sacrificar sus principios y su creatividad para adaptarse a las normas del mercado: Jenny se involucrará en un caso más grave que la desaparición de los tarros de mermelada.

Tras lograr en 2014 su financiación en KickStarter, el estudio Mografi, especializado en animación y aplicaciones educativas, ha logrado sacar a la luz Jenny LeClue – Detectivu para PlayStation 4, Nintendo Switch, Steam, Apple Arcade y GOG. Su diseñador, Joe Russ, había relatado en Gameumentary cómo esta aventura evolucionó de un proyecto de webserie a un videojuego: lo que había nacido como una historia sencilla evolucionó hasta adquirir la profundidad de una niña detective en una ciudad tranquila y llena de vida: “Lo que surgió de aquel universo tan elaborado fue la idea de que sería mucho mejor explorado a través de la interfaz de un juego, en vez de una webserie. Quiero que el público pase más tiempo con la historia y sus personajes, que viva esa sensación de descubrimiento, diversión y aventura”. El género noir está de enhorabuena este otoño, donde aguardamos con entusiasmo otros títulos como Blacksad: Under the Skin, con cuyos creadores hablamos recientemente.

Un juego de niños detectives

Así, Jenny LeClue – Detectivu es una aventura narrativa con exploración y puzles que goza de todo el encanto de las novelas juveniles detectivescas donde el lector tiene un rol activo —como la colección Resuelve el misterio (editorial Timun Mas)—. En el caso del juego, la investigación de Jenny es bastante diversa y dinámica: explorar el entorno, recopilar pistas e interrogar a testigos a raíz de los detalles que observa en ellos. En su diario personal —y personalizable con las pegatinas coleccionables que hallaremos en nuestras pesquisas— , la pequeña anota toda la información aprendida y el progreso de su aventura. Así, el jugador deberá relacionar los datos para que Jenny saque su propia conclusión para que la historia pueda avanzar. Esta fase de deducción, así como la resolución de puzles, aportan una jugabilidad dinámica y muy fresca, que invita al jugador a implicarse más allá de pulsar opciones de diálogo para ver dónde llevan. Por otro lado, las deducciones incorrectas no son castigadas; la propia Jenny expresa el sinsentido de una hipótesis insostenible y vuelve a empezar, con lo que hay amplio margen para el error. Asimismo, se echa en falta más implicación en la investigación del terreno, donde nos limitamos a pulsar ENTER mientras la detective elabora su análisis. En ocasiones, se nos alertará de sacar la lupa para descubrir secretos reveladores: con ella examinaremos la pantalla hasta que un destello nos indique qué parte debemos escrutinar. En cuanto a los puzles, resultan variados y muy sencillos, lo que abre el juego a un público que abarca desde preadolescentes a adultos, al igual que las novelas del género en el que se inspira el juego. Además, la excelente localización del juego hace de Jenny LeClue – Detectivu un juego muy inmersivo, y la fuente de letra resulta lo bastante legible para todos los ojos. No obstante, es una lástima que no se hayan traducido los rompecabezas que requieren descodificación de mensajes, para lo cual hay que tener ciertas nociones de inglés.

A lo largo de la partida se nos plantearán decisiones, de las cuales algunas están sujetas a un tiempo límite. Si bien éstas no afectan al desarrollo de la trama, sí a cómo Jenny se relaciona con los demás personajes y a su manera de contemplar la situación. De este modo también confeccionaremos nuestro propio perfil de detective, medido en nuestras elecciones, el tiempo tomado para ellas y nuestra forma de jugar. Esto no afecta a la partida, sino que más bien es un añadido simpático con el que el juego elogia nuestra habilidad siempre es elogiada de un modo u otro.

Lamentablemente, en cuanto a las plataformas en las que se ha lanzado el juego, debemos comentar que la versión para Linux muestra multitud de fallos técnicos que no se aprecian en Windows. En cuanto a los controles, limitados a un agradable WASD, se habrían beneficiado aún más del ratón para las secuencias de exploración del entorno.

Una detective que se hace querer

A nivel narrativo, Jenny LeClue-Detectivu brilla con la candidez y la frescura de la literatura juvenil policíaca, con un equilibrio entre la comicidad y el suspense y una historia ágil, cuyo final en suspenso abre la puerta a una posible y deseada segunda parte. La duración del juego, estimada en unas 10-12 horas, puede prolongarse un par de horas más si nos esmeramos en hacernos con todos los coleccionables: pegatinas y postales que la pequeña guardará como recuerdo. Entre episodios, pasaremos a breves secuencias de Arthur K. Finklestein, quien lidiará con sus crisis artísticas y la presión de su editor, donde intervendremos en algunas decisiones que sí influenciarán en el desarrollo de la trama.

La propia Jenny, además, rebosa encanto desde su humana imperfección. Una chiquilla desaliñada, mellada y zurda, con una mente brillante e inquieta que no es lo bastante valorada por los adultos que la rodean. Y es que Jenny quiere pertenecer a un mundo para el que no tiene edad suficiente, dejar los casos ridículos que le encargan en Arthurton y ser tratada como una adulta. Y su deseo se cumple de forma perversa: su madre ha sido acusada de asesinato, y la pequeña deberá demostrar su inocencia. Al margen de un sistema legal injusto, la muchacha pondrá a prueba su espíritu aventurero y se enfrentará a sus propios miedos. Porque, a fin de cuentas, y pese a su aguda inteligencia, Jenny es una niña, con inseguridades propias de la preadolescencia y con temores lógicos ante una situación peligrosa. Jenny, además no es la única con quien nos encariñemos, sino con Arthurthon, sus enigmas, y su población, compuesta por personajes secundarios que destacan por su sólida personalidad.

A nivel artístico, Jenny LeClue – Detectivu nos sumerge en la estética propia de una novela juvenil policíaca. Con un estética cartoon implementada en un mundo de papel sobre un 2D con exploración vertical y horizontal, las animaciones se adaptan a los momentos de la historia de la pequeña detective. Habrá ocasiones en las que tendrá libertad para correr y otras en las que se moverá con cautela, y cabe mencionar el toque humorístico que envuelve a una escena de sigilo con un desenlace peculiar. La banda sonora se compone de temas enigmáticos y con un toque experimental, que ambientan al jugador en una ciudad amable y colorida, con un rostro oscuro que oculta una conspiración y la presencia de elementos sobrenaturales.

Jenny LeClue – Detectivu es un pequeño tesoro que pasa desapercibido entre títulos más notorios, pero que merece la pena conocer, en especial si en nuestra adolescencia disfrutábamos con las aventuras de jóvenes detectives que, con sus juguetes artesanales, desenmascaraban ladrones de ordenadores.

Este juego fue analizado en su versión para Windows y Linux.

CONCLUSIÓN

Jenny LeClue - Detectivu tiene todo el encanto de las novelas policíacas juveniles e interactivas. En esta aventura narrativa con puzles, el jugador tiene un rol muy activo realizando las deducciones a partir de las pistas recopiladas por la propia Jenny. Una jugabilidad dinámica que combina exploración, diálogo, resolución de puzles y elaboración de hipótesis; con una dificultad asequible para niños y adultos y, no obstante, se hubiera beneficiado de una interacción más elaborada. Su historia ágil termina con un final en suspenso que despierta deseos para una segunda parte.

LO MEJOR

  • El carisma de la propia Jenny LeClue
  • Jugabilidad dinámica que combina diversas dinámicas
  • Que el jugador deba confeccionar las hipotésis a partir de pistas
  • Historia muy ágil

LO PEOR

  • Fallos técnicos en su versión para Linux
  • Falta de interacción en las fases de análisis del terreno
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

Recuerdos de mi PS2

Pues hoy la nostalgia me dio firme y me he puesto a recordar momentos y anécdotas de mi antigua y amada PS2 en mi niñez, Creo que esta es la que mas cariño le tuve sin ninguna duda pero le tuve ;)Sí, Era la PS2 Slim :PPrimero debo decir q...