Lo nuevo de Pendulo Studios

Blacksad: Under The Skin, impresiones; una carta de amor a los cómics

Probamos la adaptación de la aclamada novela gráfica de Díaz Canales y Guarnido, que llegará a PC y consolas en septiembre de la mano de Pendulo Studios.

Cuatro premios Esiner (los llamados Oscars del mundo del cómic), varios galardones a Mejor Álbum, Mejor Autor Revelación y Mejor Dibujo en el Salón del Cómic de Barcelona, aún más estatuillas y menciones en la Expocómic de Madrid e incluso importantes victorias en los Premios IVA y los Premios Harvey. A estas alturas es difícil descubrirle a nadie el alcance y éxito de Blacksad. La serie de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido ha revolucionado el género negro dentro del panorama de la novela gráfica europea. Lo ha hecho con su mundo de animales antropomórficos y su recreación de la Estados Unidos de los cincuenta, un eco continuo de las mejores aventuras de Philip Marlowe y Samuel Spade. La saga recibirá su primera adaptación a videojuego el próximo mes de septiembre y, siendo española, qué mejor que hacerlo de la mano de Pendulo Studios, el estudio patrio más longevo de nuestra historia, míticos creadores de Hollywood Monsters, Yesterday Origins y Runaway.

Esta semana en MeriStation tuvimos la oportunidad de hablar con Pendulo y probar por primera vez la adaptación, Blacksad: Under The Skin, con la que pasamos cerca de dos horas en su nueva aventura para John, Weekly, Smirnov y compañía. Una aventura gráfica que tiene la difícil tarea de estar a la altura de esa innumerable retahíla de premios antes citada. Todo un desafío que, aún así, el estudio coge con ganas y talento demotrado, y que, como veremos, está cerca de conseguir. He aquí nuestras primeras impresiones de Blacksad en su primer alunizaje en consolas y PC.

Nueva York, esa hoguera gigante

Blacksad: Under The Skin parece, ante todo, una carta de amor a la novela gráfica de la que parte. El juego se antoja una parada imprescindible para todos los que disfrutaran de la obra de Díaz Canales y Guarnido. Un must have, que se dice ahora. Es asombrosa la cantidad de referencias que hace y esconde guiños y homenajes en cada rincón de sus escenarios. No solo es que haya lugares y personajes extraídos del cómic, sino que también hay líneas de diálogo idénticas y tiros de cámara exactamente iguales a los de sus viñetas. La ambientación y el espíritu de la novela están clavados. En un momento dado nuestro protagonista, John Blacksad, dice que Nueva York es como una hoguera gigante. Siguiendo su estilo para describir las cosas, podríamos decir que jugar a Blacksad: Under The Skin es como comprar el tomo integral de la serie, abrirlo por la mitad y aspirar el olor de sus páginas. Aquí un vídeo con varios ejemplos de lo que os decimos:

Un gato al que no le gusta la leche

El guion de Blacksad: Under The Skin propone una historia original que no adapta ninguna de las aventuras en las que hemos visto al detective hasta la fecha. Ha sido escrito por Pendulo Studios, pero cuenta con la aprobación de Juan Díaz Canales, uno de los padres del personaje. Aún así, no será canon y su argumento no tiene por qué repercutir en los capítulos 6 y 7 que se están dibujando en estos mismos momentos. El relato se ambienta entre la primera y la segunda parte de la novela gráfica (en medio de Un lugar entre las sombras y Artic-Nation) y nos sitúa en la Nueva York de los años cincuenta, bajo la piel (Under The Skin) de John Blacksad, gato e investigador privado que destila todos los rasgos del género.

Joe Dunn, el propietario de un club de boxeo, ha sido encontrado muerto y su pupilo, Bobby Yale, ha desaparecido. Bobby tenía concertado un combate de gran importancia y en caso de que no aparezca, el gimnasio de Joe Dunn servirá para sufragar la cancelación de la pelea y tendrá la obligación de cerrar. La hija de Joe, Sonia Dunn, acudirá a John Blacksad para que le ayude a encontrar a Bobby Yale y lo presente al combate antes de que le arrebaten el único legado que le ha dejado su padre, ese sucio y maloliente agujero repleto de sacos de boxeo y problemas financieros.

Blacksad: Under the Skin
A la izquierda, la hija del propietario del club de boxeo. A la derecha, Jake Ostiombe, un viejo amigo que salía en el primer cómic de Blacksad.
Blacksad: Under the Skin
Las primeras horas giran en torno al gimnasio, un escenario inmenso y genialmente diseñado.

El caso no resultará tan fácil como Blacksad esperaba y pronto descubrirá que hay mucha gente implicada y que esta pelea salpica a las más altas y bajas esferas. Antes de que nos demos cuenta ya estarán metidos en el ajo varios nombres y rostros conocidos de la obra original: Weekly, nuestro fétido amigo del What's News; Smirnov, el jefe de policía con el que compartimos favores; Jake Ostiombe, un gorila de ética dudosa dedicado al boxeo; e incluso Poli, el dueño del Iguana, un bar solo para reptiles en los suburbios de Nueva York. Además de los que tomen partido en el caso también nos encontraremos con aquellos que forman parte del pasado y la familia de John, bien sea en fotografías, llamadas telefónicas o escenas muy puntuales. Desde su amada Natalia Wildford hasta su hermana Donna, su sobrino y su padre.

Nosotros hemos jugado una hora y media y solo podemos decir que la trama nos ha enganchado y cogido por la pernera. Sus desarrolladores aseguran que durará entre 12 y 13 horas, que tendrá hasta 6 finales diferentes en función de las decisiones que tomemos y que será muy rejugable. De hecho, el juego empieza con un marido infiel que acude a nuestro despacho a recriminarnos que hayamos hecho de detective para su esposa y que vayamos a darle “ciertas fotos” que destruirán su familia. Intentará sobornarnos y podremos elegir entre aceptar el dinero y olvidar el caso, aceptarlo y aún así entregar las fotos para conseguir más dinero, rechazar el soborno pero destruir las pruebas y ayudar al adultero, o decir que no a los billetes y cumplir con nuestra obligación inicial.

Blacksad: Under the Skin
Así podemos acabar si tomamos las decisiones equivocadas. Elegir bien será vital para obtener el final más positivo posible (de los seis que tendrá el juego).

Creando a nuestro propio John Blacksad

En nuestro caso optamos por ser fieles a la primera clienta, a la que avisamos de los cuernos de su esposo. A cambio, más adelante y ya en mitad del caso del boxeador, nos encontramos de nuevo con el marido, que nos pegó una paliza y nos impidió hacernos con algunas pruebas cruciales para la investigación. Además, dado lo que acontecía en la escena, nos pareció que era muy probable que volviéramos a verle. Quién sabe, quizás haber ayudado a la esposa también tenga su eco en la posteridad y sirva de algo más adelante. Esto es solo un ejemplo de la cantidad de decisiones y variables que manejaremos en Blacksad: Under The Skin.

Además de los diferentes finales, el juego tiene un apartado llamado “Tu propio Blacksad” que analiza nuestra manera de jugar y hace un perfil del protagonista en base a las decisiones que tomamos. Un perfil que muestra las siguientes estadísticas y añade en qué porcentaje forman parte de nosotros:

  • Duro / Sensible.
  • Resuelto / Cauto
  • Honesto / Pragmático
  • Solitario / Romántico
  • Rápido / Torpe
  • Callado / Hablador
  • Rentable / Ruinoso

Desconocemos si podrán compararse con las del resto de usuarios (al igual que las decisiones tomadas en las obras de Quantic Dream y Telltale Games), pero estaría bien. De momento parece que no sirve para nada en especial, siendo una curiosidad más que otra cosa.

Blacksad: Under the Skin
En las conversaciones siempre podremos elegir qué decir y hacer.

Por último y no por ello menos importante, decir que Blacksad: Under the Skin llegará completamente doblado y traducido al castellano. La implicación de los autores del cómic es tal que los propios Díaz Canales y Guarnido han dado el visto bueno al elenco de actores de doblaje que encontraremos. En España, John Blacksad tendrá detrás a Claudio Serrano (Batman en la gran pantalla) y personajes como Smirnov a Roberto Encinas (la voz de Nathan Drake, por ejemplo). En cualquier caso, si no nos convencen podremos entrar en el menú y elegir en qué idioma estarán los subtítulos y la voces.

¿Y a nivel jugable?

A nivel jugable, Blacksad: Under The Skin recuerda a los títulos de Telltale Games (el más icónico, The Walking Dead), aunque va algunos pasos más allá. En esencia haremos lo mismo, pasear por distintos escenarios, observar objetos que nos desbloquean líneas de texto y sortear conversaciones y secuencias de acción a base de quick time events (QTE). Sin embargo hay varias diferencias que podrían sintetizarse en la siguiente afirmación: somos un detective. Aquí la exploración es mucho más importante. Será habitual que podamos elegir qué escenarios visitar y recorrer. Dependiendo de lo que descubramos haremos unas deducciones u otras, las cuales apuntaremos en una libreta y podremos tratar de unirlas y conectarlas para avanzar en la historia. También hay una especie de “sentido de detective” que activará un modo bullet time (cámara lenta) durante las conversaciones, gracias al cual podremos usar nuestros sentidos de gato y observar, oler y escuchar detalles de los interlocutores que desbloquean líneas de diálogo y nos permiten salirnos con la nuestra.

Blacksad: Under the Skin
Somos un detective y, como tal, deberemos apuntar nuestras pesquisas, lanzar hipótesis y realizar averiguaciones con nuestros descubrimientos.
Blacksad: Under the Skin
En esta pantalla conectaremos ideas sueltas que se hayan quedado en la recámara después de hacer varios descubrimientos.

El diseño de escenarios luce brillante. Habrá más de veinte, algunos lugares son enormes (con varias alturas y zona exterior con gente paseando) y están repletos de objetos y personas con los que interactuar. Especial atención merecen el despacho de Blacksad y, sobre todo,el club de boxeo en el que transcurre el asesinato. Como decíamos, en ocasiones podremos elegir a cuáles queremos ir y en qué orden, cambiando el desarrollo de los acontecimientos. En casi todos habrá también un teléfono de pared que nos permitirá convocar a terceros en el lugar o intercambiar información que luego nos puede ser de utilidad en el caso. Una muestra de la cantidad de elementos que contienen son los 100 cromos coleccionables que hay escondidos en ellos.

El sentido de detective y la pantalla para relacionar conclusiones son dos mecánicas muy interesantes, que además aportan variedad y dinamismo, pero a priori resultan demasiado simples. En gran medida porque siempre vienen acompañadas de un circulito con un número dentro que nos indica cuánto nos queda por ver o descubrir. Es decir que no podemos pasar nada por alto (al menos de forman involuntaria) y basta con insistir hasta dar con lo que nos falte. Demasiado guiado. También ocurre con frecuencia que el jugador a los mandos averigua algo pero no puede ponerlo en práctica porque le falta el objeto concreto que desembocaba en esa rama de la investigación. Por tanto, aunque resulta mucho más abierto y capaz de divergir que los juegos de Telltale, también hay bastantes “cuellos de botella” que nos obligan a realizar ciertas acciones y que si no cumplimos nos tendrán dando vueltas y más vueltas por los escenarios, aburridos y perdidos.

Blacksad: Under the Skin
El sentido de detective nos permite oler, mirar con detalle y escuchar a cámara lenta. Conoceremos más a nuestro interlocutor y podremos hacerle mejores preguntas.
Blacksad: Under the Skin
Los niveles son enormes y algunos nos permiten visitarlos por fuera, con calles llenas de vida por las que pasan otros transeúntes.

"La vida es una melodía desafinada"

En estas primeras horas con el juego lo que menos nos han gustado son los quick time events y los controles, elementos un poco toscos a estas alturas y pendientes de limar. Hay varios tipos de QTE y, por increíble que parezca, porque al fin y al cabo solo hay que pulsar un botón, algunos son un poco confusos y difíciles de entender. En ocasiones es solo pulsar un botón, en otras machacarlo repetidas veces y por último, apretarlo en el momento indicado. Es este último el que no muestra de forma clara cuándo es el momento oportuno y nos ha obligado a repetir varias secciones con frecuencia. En cualquier caso, desde el estudio nos aseguran que son conscientes de ello y la versión final, además de posibles cambios en este apartado, presentará un tutorial aclaratorio.

Con lo que respecta a los controles nos referimos al desplazamiento de John, algo torpe y pesado. A menudo se quedará atascado entre objetos, le costará girar y se topará con paredes invisibles. Nada que desquicie ni sea insoportable, ni mucho menos, pero sí que podría resultar más fluido. Un ejemplo: en una azotea encontraremos una larga tubería tirada en mitad del suelo y Blacksad no podrá pasar por encima de ella, sino que tendrá que rodearla por completa para seguir su camino. Lo notaremos especialmente cuando tengamos que repetir un escenario en busca de algo que nos hayamos dejado. En esos momentos este tipo de movimiento y “problemillas” desgastan bastante.

Blacksad: Under the Skin
A nivel jugable el título nos recuerda a las obras de Telltale Games.
Blacksad: Under the Skin
Algunos QTE nos han dado problemas, y el control de John Blacksad podría ser mejor, pero pocas pegas se le pueden poner al juego.

Cosas aún por pulir

A nivel audiovisual, Blacksad: Under the Skin luce de escándalo. El salto a las tres dimensiones viene acompañada de un tono cartoon que le sienta de maravilla a personajes y escenarios. Echamos en falta algunas animaciones más y una mayor expresividad facial, pero nada de eso evita que el título entre por los ojos. Colorido y llamativo, hereda un diseño muy inspirado. En lo sonoro la obra acompaña con melodías de jazz su continuo homenaje al cine negro de época y las novelas policíacas. A falta de poner a prueba su cantidad y variedad, es una decisión acertadísima. Hemos de reconocer que en nuestras primeras horas con el título hemos encontrado muchos problemas a nivel técnico, con bugs importantes e idas y venidas del audio, pero es normal en este tipo de pruebas y queda tiempo por delante para solucionarlo y corregirlo antes del lanzamiento. Nada que deba preocuparnos... por ahora.

Primeras impresiones

Aunque lleva apuntando maneras desde su presentación, cuando se adaptan obras de este calibre uno nunca puede fiarse. Sin embargo, Pendulo Studios ha demostrado que siente más respeto y admiración que nadie por Blacksad. Lo que hemos podido probar desprende amor por la novela gráfica y tiene un nivel enfermizo de referencias y detalles. Argumentalmente parece apasionante, otorga más libertad y poder de decisión del que esperábamos y, qué duda cabe, entra por los ojos. Queda por ver hasta dónde llegan sus mecánicas, cómo evoluciona el juego durante las horas siguientes y si termina de pulir algunos problemas menores a nivel técnico y jugable. A pesar de ello y a apenas unos meses de su salida, las impresiones en torno a Blacksad: Under The Skin son muy positivas.

El juego, por cierto, llegará el 26 de septiembre a PC, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch. Contará con su propia edición especial, que incluirá una figura de resina de John Blacksad, un libro de arte y, por supuesto, una copia del título.

Blacksad: Under the Skin

Blacksad: Under the Skin es una aventura gráfica de corte narrativo basada en la aclamada historieta española de Juan Díaz Canales y Juanjo Garnido a cargo de Pendulo Studios y Microïds para PC, PlayStation 4, Xbox One y Switch.

Blacksad: Under the Skin

The Boys, la serie y el cómic

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincu...