COD, el último en llegar

De Fortnite a Call of Duty: Mobile: los mejores battle royale de la actualidad

De la ya inmensa oferta de juegos de género battle royale, seleccionamos los cuatro más exitosos de la actualidad y desgranamos su svirtudes y defectos.

Si hay un género en los últimos dos años en el panorama multijugador competitivo que está causando verdadero furor ese es el battle royale, una moda que comenzaría a popularizar -que no inventar- Playerunknown’s Battlegrounds a partir de su lanzamiento en 2017. Comenzando como una mera beta de un mod para ARMA 3, el juego ahora más conocido como PUBG aumentó su popularidad en las listas de steam subiendo como la espuma y convirtiendo lo que era un género inédito en una fiebre no ya en el panorama del videojuego, sino en una que ya lo ha trascendido incluso.

De esta manera, hoy en día hay una oferta de juegos en lo que es el battle royale enorme, pudiéndose contar prácticamente por decenas, pero cuatro son los principales que se reparten la mayor cuota de jugadores. Fortnite, Apex Legends, el recién llegado Call of Duty Mobile o el ya mencionado PUBG son los cuatro grandes, y de ellos vamos a hablar en profundidad para intentar encontrar respuesta a una siempre complicada pregunta: ¿cuál es el ideal para cada tipo de jugador? Veamos qué ofrece cada uno y cuáles son sus carencias.

PUBG

Es de justicia comenzar hablando por el que, como decíamos, comenzó con el fenómeno battle royale. Su fórmula original era la habitual en la que 100 jugadores se lanzan en paracaídas desde un avión a un escenario sin equipamiento, teniendo que ir haciéndose con él explorando el entorno y encontrando armas y demás items sobre todo en edificios y lugares potencialmente peligrosos. Sin embargo, con el tiempo ha ido evolucionado y terminó ofreciendo partidas para equipos de 2, 3 y hasta 4 jugadores. Sus dos mayores peculiaridades respecto al resto son dos: una, que hay más peligros además de los jugadores rivales y el tamaño de la zona oscura, y es que de manera aleatoria, determinadas zonas del mapa serán bombardeadas puntualmente. Otra característica propia es que de los cuatro grandes juegos de los que hablamos, es el único que permite jugar en una perspectiva tanto de primera como de tercera persona.

PUBG cuenta con una ventaja, y es que es también el juego más longevo de todos, lo que conlleva traer consigo una ingente cantidad de actualizaciones hasta estar pulido al máximo, habiendo implementado pequeños añadidos, como una interfaz mejorada, u otros mayores, como es la suma de nuevas armas y sobre todo, mapas, hasta llegar a los 4 con los que cuenta en la actualidad. Todo esto no es baladí, sino todo lo contrario, y es que le aporta una variedad de la que carecen otros juegos que llevan menos tiempo en el mercado. Comenzó siendo exclusivo de PC para aparecer más tarde en Xbox One y finalmente, PlayStation 4, habiendo incluso una versión para móviles que a pesar de tener notables diferencias con el juego base, ha tenido un grandísimo éxito.

Fortnite

Es absurdo intentar descubrir a alguien lo que es Fortnite, y es que se trata no ya del mayor fenómeno de la industria en los últimos tiempos, sino que ha logrado que cualquier persona ajena al medio sea capaz de reconocer sus capturas, personajes, bailes, etc. Y eso que sus inicios no fueron en absoluto sencillos, ya que solo contaba con el modo Salvar el mundo, una suerte de modo horda que pasó sin pena ni gloria, como parecía que iba a pasar el propio Fortnite hasta que hizo acto de presencia su ya omnipresente battle royale, el más jugado y más popular de todos, gracias principalmente a varias virtudes. La primera de ellas y más evidente, es que estéticamente es e más llamativo, con una estética cartoon capaz de gustar tanto a los más jóvenes como a los jugadores más veteranos, a lo que se añade una carismática e interminable lista de gestos, bailes, skins… También probablemente desde el punto de vista jugable sea el más amigable con los jugadores de cualquier tipo, siendo extremadamente sencillo entender sus vicisitudes a las pocas horas de juego.

Pero por encima de todo, cabe destacar un soporte por parte de Epic Games absolutamente tremendo, no ya con actualizaciones que añaden nuevo contenido, sino con eventos que ya son parte de la historia de los videojuegos. Ninja juntando a decenas de celebrities en una partida retransmitida y que batió todos los records de Twitch, DJ Marshmello ofreciendo una performance en directo dentro del propio videojuego… y a eso unamos los numerosos crossovers temáticos con personajes populares, como Batman, películas como It: Episodio 2, o incluso con otros videojuegos como Borderlands 3. Sufre bajones puntuales, pero por mucho que los demás quieran oponer resistencia, Fortnite sigue siendo el líder y hoy por hoy parece prácticamente inalcanzable para su competencia.

Apex Legends

Electronic Arts quería su trozo del pastel y para ello puso a trabajar a un estudio que en esta generación ha sido garantía de calidad en lo que a shooters se refiere como es Respawn, creadores de Titanfall y que este otoño nos traerán también Star Wars: Jedi Fallen Order. Apex Legends irrumpió en la escena con una fuerza inusitada, reuniendo a millones de jugadores en pocos días y haciendo pensar que podría llegar incluso a plantar cara a Fortnite. Finalmente lo hizo durante un tiempo, y aunque el impacto ha ido disminuyendo, qué duda cabe que este título ha sido capaz de ganar una considerable cantidad de adeptos gracias a determinadas peculiaridades que lo hacen único. La más evidente es su toque de hero shooter gracias a la presencia de héroes con habilidades muy diferenciadas en los que especializarse, o bien diversificarse, algo que lo convierten en una propuesta radicalmente diferente del resto. Esto nos lleva al segundo punto, y es el juego en equipo, con mayor peso que en cualquier otro battle royale al existir esa necesidad de compenetrarse entre los tres jugadores del escuadrón al elegir personaje y combinar habilidades.

También, y no menos importante, es que Apex Legends presenta un gunplay excelente, el que dotan los años de experiencia no solo a cargo de Titanfall, sino también de Call of Duty, ya que como sabemos, Respawn nació a partir de antiguos miembros de Infinity Ward. En cuanto al contenido, pocos meses después de su lanzamiento, ya ha dado comienzo su tercera temporada con su correspondiente Pase de Batalla -sigue la fórmula de Fortnite-, incluyendo un nuevo héroe como es Crypto y un nuevo mapa, World's Edge, conocido en nuestro país como Finisterre. Tampoco está exento de eventos, como el inminente Fight or Fright, basado en Halloween, y EA quiere dejar claro que la apuesta por Apex Legends es a largo plazo, lanzando esta próxima semana el juego en formato físico.

Call of Duty Mobile

El último en sumarse a la fiesta, y de qué manera, es Call of Duty Mobile, una marca que a pesar de haber hecho acto de presencia anteriormente en el mercado móvil, lo hizo con propuestas menores, tratándose de juegos de estrategia no excesivamente compleja. Sin embargo, esta vez la franquicia llega a dispositivos móviles con todas las de la ley, con la fórmula que la ha hecho estar donde está, y como no podía ser de otra forma, el público ha respondido. De entrada, ofrece mapas sacados directamente de entregas principales como COD. Black Ops o el recientemente remasterizado Modern Warfare, tales como Crossfire, Killhouse o el omnipresente y queridísimo por la comunidad Nuketown, así como personajes célebres de sus respectivos modos Campaña: David Mason, Thomas Merrick, el celebérrimo Price... El contenido desbloqueable no termina ahí, y es que a partir del nivel 7 desbloquearemos el manido modo battle royale, heredero natural de Blackout, el ya visto en Call of Duty: Black Ops 4.

Sorprendentemente, el battle royale de Call of Duty Mobile no presenta una oferta menor en ninguno de sus apartados que los de la competencia, siempre teniendo en cuenta que es un recién llegado y queda aún por sumar más contenido a lo largo de su recorrido. Sin embargo, nos vamos a enfrentar también a otros 99 jugadores, con la característica de que podremos elegir entre varias clases como defensor, mecánico, médico, explorador, ninja y... payaso, contando cada una de ellas tanto con una habilidad como con un gadget exclusivos. El juego ya está disponible para dispositivos Android e iOS, y Tencent Games, el gigante chino a cargo del juego, ha prometido incluso que lo próximo en sumarse a la propuesta será el popular modo zombies.

Fortnite

Fortnite es un desenfadado juego de acción tipo battle royale para PC, PlayStation 4Xbox One, Switch, PlayStation 5, Xbox Series X y dispositivos iOS y Android, a cargo de Epic Games con estética cartoon, donde la construcción de nuestro refugio y la fabricación de elementos será vital para seguir con vida en el modo Salvar el Mundo. En cambio, en el modo Battle Royale debemos sobrevivir en combates para hasta 100 jugadores mientras recogemos recursos y armas y construimos nuestras propias defensas.

Fortnite

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...