Olimpiadas 'a la japonesa'

Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokio 2020, impresiones

Calentamos con nuestras impresiones de Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokio 2020, la nueva aventura del mítico dúo en Nintendo Switch.

El Mundial de Atletismo que se disputa durante esta semana en Doha, Catar, sirve como termómetro para medir lo que viviremos el próximo año en Japón. Tokio se vestirá con sus mejores galas durante los Juegos Olímpicos de 2020, una ocasión que desde Kioto no se ha querido desaprovechar. Ya es hora de calentar la pista; Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokio 2020 está a punto de llegar a nuestras Nintendo Switch.

Desde MeriStation, hemos tenido la oportunidad de representar a nuestro país con los mejores personajes de sendos universos. Un plantel de lujo que apunta a ser los reyes de las reuniones familiares en el tramo final del presente 2019.

A por el oro

Casi desde el inicio se nos insta a introducirnos de lleno en el modo campaña, cuya presencia copa todo el protagonismo de la oferta. Debemos confesar que nos ha sorprendido lo peculiar que resulta el hilo argumental, con un Doctor Eggman que la lía ‘parda’ una vez más; en esta ocasión, Mario, Sonic, el propio Eggman y más se ven inmersos en una videoconsola llamada ‘Tokio 64’, cuyo valor histórico es incalculable.

El nombre podría revelaros las intenciones del estudio: Tokio 64 fue la primera Olimpiada celebrada en Asia, un hito histórico que todos los autóctonos recuerdan con especial cariño. Ese paralelismo entre 1964 y 2020, entre lo retro y lo moderno, crea desde las raíces un repaso especial por la historia de los JJOO y la capital japonesa. Todas las esquinas del mapa están plagadas de cápsulas de información que nos revelan detalles de lo que se respira en la ciudad ante un acontecimiento así.

Cuando saltamos a la videoconsola, las pruebas olímpicas pasan a su versión de 16 bits; la mayoría de las básicas están presentes, sobre todo las que se realizan en la pista Olímpica. Completarlas nos reportarán el avance necesario para alcanzar los momentos ‘clave’, cuyos minijuegos están un poco alejados de lo que vemos en el resto de la aventura. ¿Quién ganaría en un duelo entre Sonic y el tren bala? Solo podremos verlo aquí.

Por otro lado, entre capítulo y capítulo, también hay lugar para ser partícipe de lo que ocurre en el mundo real con aquellos personajes que no han sido absorbidos por la máquina, como Luigi, Tales o la propia Peach. El avance es similar que cuando estamos en Tokio 64, con el matiz de que aquí se nos desplegará un mapamundi de toda la ciudad en la que elegir a qué sitio emblemático queremos elegir. Pese a que no ha trascendido la duración estimada de la campaña, la hora que estuvimos a los mandos fue suficiente para completar los tres primeros capítulos.

Control por movimiento, todo un acierto

Si algo nos sorprendió de Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokio 2020 fueron las posibilidades de los Joy Con. A veces se nos olvida que ambos controles tienen su propio sensor de movimiento al más puro estilo Wiimote, sin los periféricos adicionales que necesitaba aquello (plus, barra de sensor…). Tan solo necesita de una pequeña calibración previa para poder disfrutar de ellos con completa libertad.

Para probarlos, nos dirigimos directamente a una prueba idónea para el control por movimiento: tiro con arco. En él debíamos colocar los dos brazos en posición horizontal, y una vez realizado simplemente debíamos hacer el gesto de cargar la flecha mientras apuntábamos con el brazo izquierdo estirado. Es increíble lo preciso y cómodo que resulta; nos hace recordar a los mejores momentos de la franquicia Wii Sports.

Sin embargo, no todas las pruebas aprovechan sus posibilidades. El boxeo habla por sí solo, pero es en skate, surf o gimnasia rítmica cuando vemos ciertas debilidades. No por fallo del sensor en sí, sino por lo anodino que resulta el método elegido. Por ejemplo, en el primero solo debemos extender el brazo y alzarlo cuando queramos saltas. Falta velocidad, la posibilidad de hacer ciertas acrobacias. Todo está demasiado delimitado para no salir del sota, caballo y rey.

Diversión sin medianías

Cuando pasamos a las pruebas libres, varias pruebas fueron las que nos sorprendieron por su contundencia desde la simplicidad. El fútbol, por ejemplo, puede ser siempre un valor seguro, pero lo cierto es que engancha desde el primer momento en el que tocamos el esférico. Destaca por su rapidez en el juego, la fantasía de sus pasos y quiebros. En definitiva, los mejores momentos a bordo de Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokio 2020. Lo mismo con rugby 7.

En el área de combate, esgrima destaca por encima del boxeo. El segundo suele tener problemas de detección si utilizamos sendos Joy Con, además de quedarse como una versión light de las posibilidades que ofrecía en Wii Sports. En cambio, es en el arte del duelo a espada donde encontramos el equilibrio perfecto entre estrategia, funcionalidad y diversión. ¿A quién no le gusta pinchar a su rival?

Lo que nunca falla es una buena dosis de atletismo. Tanto los cien metros lisos, como jabalina e incluso lanzamiento de disco, son pruebas que siempre destacan por lo fácil que resulta dar el todo por el todo sin tener mucha habilidad. Agitar los mandos, correr y mantener la postura de la jabalina en la mano, dar vueltas con el disco… todo sirve para que el jugador se sienta partícipe de la ‘fiesta’ del deporte. Deporte que alcanza 24 pruebas diferentes, tres de ellas en modo fantasía, y sin contar las disponibles en versión retro.

Y es que Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokio 2020 parece apuntar al nuevo gran party game del 2019. Jugarlo acompañado de otros cuatro jugadores en local es una sensación difícil de explicar con palabras. Es un auténtico gustazo compartir sofá haciendo todo tipo de movimientos. Eso sí, pese a que en este texto hemos enfatizado en los Joy Con, el juego puede ser perfectamente disfrutado en cualquiera de sus formatos: mando pro, portátil, sobremesa con los mandos…

Las Olimpiadas arrancan en noviembre

Como decíamos, Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokio 2020 nos ha sorprendido. Lo hace por la frescura que aporta, por los momentos desternillantes del modo campaña, por lo inspirado que resulta en comparación con Río de Janeiro o Londres. Solo el tiempo dirá, una vez lo tengamos en nuestras manos, si ese potencial termina constatado en su completo espectro. Por su parte, el juego tiene previsto su lanzamiento el próximo día 8 de noviembre. Nos queda un mes para calentar las muñecas.

Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokio 2020

Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokio 2020 es una nueva entrega de la saga de deportes de SEGA para Switch con los personajes más famosos de los universos de Sonic y Mario. Prepárate para Tokio 2020 en solitario o compite contra tus amigos en deportes inéditos: skateboarding, kárate, surf y escalada deportiva, así como en una amplia selección de deportes y juegos clásicos en 2D.

Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos: Tokio 2020