Star Wars Pinball
Star Wars Pinball
Carátula de Star Wars Pinball

Star Wars Pinball, Análisis Switch

Un juego de máquinas de petaco de otra galaxia. Así os resumimos Star Wars Pinball para Nintendo Switch, un título imprescindible de la mano de Zen Studios.

La evolución de Zen Studios desde su primer y tímido —pero cuidado— Pinball FX para Xbox 360 ha sido gigantesca, con títulos como Bethesda Pinball que incluye máquinas de petaco de sus franquicias más importantes o uno basado en los superhéroes de Marvel. La desarrolladora húngara ha sabido superarse a sí misma con títulos cada vez más trabajados y espectaculares. Atrás quedaron mesas como Buccaneer o Speed Machine sin apenas posibilidades, ahora, casi por costumbre, son todas espectaculares y con atractivas temáticas.

El videojuego que nos ocupa hoy no es otro que Star Wars Pinball de la misma empresa, una recopilación de diecinueve tableros que nos hacen revivir la saga desde el Episodio IV hasta The Last Jedi, pasando por las cintas spin-off o Star Wars Rebels y The Clone Wars. Ya solo con la friolera cifra de mesas que contiene el cartucho —también en formato digital— uno podría pensar que tiene para largo. Y así es, pero todavía no os hacéis una ligera idea de todas las horas que os va a dar este fantástico juego.

Un pinball de otra galaxia

Las máquinas de petaco fueron inventadas a finales del siglo XVIII y hasta el día de hoy se han ido modernizando hasta llegar a las actuales, llenas de pantallas LCD, música de alta calidad, luces LED, sistemas anti trampa y un montón de intrincados laberintos en su interior. Por mucho que hayan mejorado durante más de trescientos años, la premisa sigue siendo la misma, conseguir la mayor puntuación posible. Actualmente es bastante difícil encontrar este tipo de máquinas flippers en locales en donde antaño eran habituales como salones recreativos, bares o pubs pero es un juego que nunca ha pasado de moda, aunque no hayamos tocado una en años. Es por ello que debemos agradecer que hayan desarrolladoras que quieran mantener viva la pasión que muchos profesan hacia este tipo de ocio tan antiguo.

El trabajo que ha hecho Zen Studios con esta recopilación es simplemente soberbio, no le falta detalle en ningún aspecto. El único aspecto negativo —rascando bastante— que podríamos sacarle es que no hay opción alguna para juego online simultáneo, solo competir contra otros jugadores usando la tabla de marcadores de cada mesa o torneo propuesto por la desarrolladora. Se podría haber utilizado la fórmula que pusieron en práctica con su primer videojuego; fijar una puntuación y otorgar la victoria al que primero la consiga. No obstante eso no significa que los piques entre otros jugadores no exista pues a menudo veréis puntuaciones imposibles que querréis superar… si es que podéis.

No solo tenemos un número bastante elevado de posibilidades temáticas si no que hay diferentes modos de afrontarla. Lo primero que se nos pide es elegir un bando al que apoyar con nuestras partidas; el lado luminoso o el oscuro. Esta elección hará que toda nuestra puntuación obtenida en cualquier modo de juego se añada a una de estas facciones creando así un pique intergaláctico por ver qué lado el ganador. Esta decisión no es perpetua por lo que podemos traicionar nuestro bando en cualquier momento, algo que a nuestro juicio le hace más mal que bien.

Una vez elegida la facción que queremos defender se nos abren aún más posibilidades. Modo Carrera, Un Jugador, Juego de Liga, Torneos Galácticos, Gramola de cantina, Salto hiperespacial rápido y Perfil. Modo Carrera es una novedad en esta recopilación de mesas basadas en la franquicia que nunca antes se había visto. A través de cinco operaciones los jugadores afrontan diferentes retos donde consiguen holocrones o poderes y talentos de la fuerza para después utilizar en otros modos de juego. Desafíos con un número limitado de bolas, llegar a la puntuación máxima antes de perder nuestros intentos, conseguir la puntuación establecida en un marco de tiempo u otros retos variados. Los premios, ya citados anteriormente, permiten al jugador obtener bonificaciones en los multiplicadores de puntos, ralentizar la acción o conseguir pistas de audio o fondos para nuestro perfil.

En el modo para un jugador podemos seleccionar el tablero que queramos y jugar en solitario con los talentos y poderes de la fuerza o en el modo clásico, sin ellos. También es posible jugar con hasta tres amigos más —siendo así un total de cuatro jugadores— en la misma consola pasando únicamente los Joycon o la “tableta” al jugador que le toque en ese momento. Aquí también existe una opción llamada Maestría de mesa que no es ni más ni menos que un logro por llegar a la puntuación requerida. Los logros desbloquean más imágenes para el perfil así como icónicas músicas de la saga.

Juego de Liga nos propone cuatro mesas por temporada donde hacer puntos para así, al finalizar la misma, ascender o no de liga según nuestro rendimiento semanal acumulado. La competición es bastante agresiva y ya os adelantamos que hemos visto jugadores con más de 250 horas a sus espaldas. En Torneos Galácticos podemos competir en torneos organizados por jugadores o por nosotros mismos configurando multitud de opciones. Desde la duración del mismo, privatizarlo o abrirlo al público en general, intentos de juego o poder usar o no los poderes de la fuerza. Por supuesto, en el torneo podemos seleccionar la mesa que prefiramos. Por desgracia sólo se puede elegir una hasta el momento.

En Gramola de Cantina podemos escuchar una selección de los legendarios temas compuestos por John Williams para la saga si se da el caso que hemos desbloqueado alguno mientras que con Salto hiperespacial rápido accederemos rápidamente a una mesa preconfigurada aleatoriamente por la IA del juego. En perfil obtenemos un montón de información acerca de todo lo que hemos conseguido en el juego, ver la puntuación de nuestros amigos, las maestrías de cada mesa, logros obtenidos —por ejemplo completar la historia de una mesa— o cambiar el fondo de nuestra pantalla según vayamos avanzando en el modo Historia.

Como véis, la propuesta jugable es bastante amplia y a todo ello hay que sumarle que cada una de las diecinueve mesas incluídas en este pack tienen trama a completar, logros, mini juegos en grandes cantidades, secretos y tablas clasificatorias independientes. Si a ello, además, le añadimos el modo para cuatro jugadores la diversión está más que asegurada y por muchas horas. Sin olvidar que la empresa ha prometido nuevas mesas y contenido en futuras actualizaciones.

Tecnología espacial

Uno de los temores a los que nos enfrentábamos tras haber probado otros títulos de petacos en Nintendo Switch era si el rendimiento de Star Wars Pinball iba a ser el esperado por la redacción. No solo funciona espectacular en lo técnico si no también en lo sonoro. La velocidad de la imagen no se ve alterada en ninguna circunstancia, ni en modo dock ni entre nuestras manos, tampoco hemos presenciado errores que puedan alterar nuestra partida. Las cargas entre pantallas son rápidas y la interfaz es bastante intuitiva contando además con un botón para ayudar al usuario en cada uno de los menús. Las físicas de la bola rebotando contra elementos de la pantalla es fantástica aunque se abusa en demasía del efecto imán en todos los tableros. La música está a muy buena calidad y sobre la excelencia de su banda sonora poco o nada podemos contaros ya, John Williams es un genio. Los diversos efectos sonoros también están a la altura así como las voces que escuchamos en cada mesa.

Pero Star Wars Pinball todavía se guarda un as en la manga; el excelente aprovechamiento del hardware de Nintendo Switch. El videojuego de Zen Studios no solo hace uso de la vibración HD —aunque no muy bien resuelta— si no que es posible disfrutar del título solo usando la pantalla táctil. Toda la interfaz está pensada para ello, hasta el menú u opción más escondido reacciona a las pulsaciones. Tanto es así que incluso la imagen puede voltearse para jugarse en modo vertical —en dos posiciones— usando cada lado de la pantalla como petacos con la ayuda de nuestros dedos. Incluso puedes desacoplar los Joycon y jugar con el núcleo de la consola; su pantalla panorámica. De hecho este es el modo en el que os recomendamos disfrutar de Star Wars Pinball, con la imagen en vertical y eliminando los mandos de la ecuación con la primera vista seleccionada.

CONCLUSIÓN

Si buscas un buen título de pinball y además eres seguidor de la saga Jedi, no busques más, Star Wars Pinball es tu juego. Y aunque su temática pueda no gustarte, hasta este momento el videojuego de Zen Studios es quizás el mejor hasta la fecha, tanto en mesas disponibles desde el minuto uno como en contenido. Eso sí, tenéis que saber que las vistas disponibles no son muy cómodas y que la vibración HD no está muy allá implementada pero por lo demás es un imprescindible en toda regla.

LO MEJOR

  • Un gran número de mesas. Aumentarán en número en futuras actualizaciones.
  • Total aprovechamiento de las funciones de Switch.
  • Multitud de opciones jugables y modos de juego.
  • Posibilidad de jugar en vertical.

LO PEOR

  • Vibración HD mal implementada.
  • La mayoría de las vistas son incómodas.
8.2

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.