Vídeos

Vídeo análisis de The Legend of Zelda: Link's Awakening

Analizamos en vídeo el remake de The Legend of Zelda: Link's Awakening, desarrollado por Grezzo y Nintendo, original de Gameboy, ahora para Nintendo Switch.

En Link's Awakening para Nintendo Switch, Más allá de lo que resulta evidente para la vista y el oído —a saber: un apartado gráfico tridimensional totalmente nuevo y una banda sonora a la altura de las circunstancias (donde los acordes celtas nos transportan a los mares de Windwaker)— queríamos destacar en este análisis la satisfacción jugable que promueve el remake que nos ocupa. El movimiento del personaje responde de manera directa a nuestros comandos, la utilización de los ítems clásicos de la franquicia (como la espada, el arco, las bombas o el gancho) es tremendamente divertido, y las numerosas mazmorras que nos encontraremos a nuestro paso imaginativas y bien diseñadas. Además, esta vez podemos asignar objetos tanto al botón X como al Y, hecho que añade mucha fluidez a la jugabilidad.

 

Se han añadido retoques en el control, un salto mejorado donde podemos atacar en el aire de forma intuitiva, la posibilidad de desestabilizar a nuestros enemigos realizando un parry con el escudo, y minijuegos clásicos presentados a través de un nuevo sistema jugable y un editor de mazmorras. Resulta un placer pescar, utilizar la máquina expendedora o buscar con tesón cuevas escondidas, nuevos fragmentos de corazón o algún que otro ítem de vidrio que tan buenos recuerdos nos hacen sentir.


No obstante, si te quedas con ganas de más tras superar las 15 o 20 horas que supone la aventura más particular de Link, contarás con un modo de dificultad pensado para héroes, jugosas novedades ideadas para esta versión, y toda la magia de un título cuya condición de clásico se reafirma en Nintendo Switch. Tanto en dock como en portátil, donde hay pocas diferencias más allá de la mayor inestabilidad de rendimiento en el segundo caso, la aventura resulta igual de disfrutable. Te deseamos toda la suerte del mundo al enfrentarte a uno de los enemigos menos conocidos del héroe del tiempo: Isla Koholint.