BeTech: noticias de tecnología

GADGETS

En qué fijarte al comprar una batería externa para el móvil

Tamaño, peso o la capacidad adecuada según la batería de tu smartphone, te damos consejos para las power banks.

En qué fijarte al comprar una batería externa para el móvil
023011000997

Las baterías externas o Power Banks se han convertido en una opción imprescindible si vamos a viajar o a pasar más de un día fuera de casa, ya que con ellos podemos cargar el móvil, la tablet, la consola, etc. En el caso del smartphone, aunque los actuales cuentan con sistemas de carga rápida y funciones para alargar la autonomía, lo cierto es que la mayoría de las veces se quedan cortos.

Optar por una ‘power bank’ es una buena solución si usas mucho el móvil, pero antes que dejarte flashear por los precios de Amazon o AliExpress, hay una serie de cosas en las que deberías fijarte, por ejemplo en la capacidad como aconsejan desde la OCU:

Nivel de capacidad de la batería

¿Necesitas una batería externa que te recargue lo justo el smartphone para llegar a casa? ¿Quieres una power bank más grande para tener una o varias cargas completas? Si vas a comprarte una batería externa, es esencial fijarse en su capacidad. La capacidad de la batería de tu smartphone la encontrarás tanto en las especificaciones del teléfono (en el folleto de instrucciones o en la web del fabricante) como en la propia batería si es extraíble.

Además, ten en cuenta que el 100 % de la energía no llegará a tu móvil porque una parte se pierde durante la transferencia. De media, su eficiencia de carga es de sólo un 88 %, algo que por descontado dependerá también de cada power bank en concreto.

Si tu smartphone tiene una batería, por ejemplo, de 3000 mAh y quieres una batería externa que te permita cargarlo al menos una vez, entonces necesitarás de media una power bank de mínimo 3400 mAh. Este valor se calcula dividiendo la capacidad de la batería de tu móvil por 0.88 (88 % de eficiencia de carga).

Los Conectores

Es importante que te fijes en el número de puertos USB. A ellos deberás conectar el cable de tu cargador para cargar tu smartphone. Si vas a querer cargar 2 dispositivos a la vez, será mejor que tenga 2 puertos en vez de solo uno. Presta atención a la corriente de salida de cada uno de esos puertos USB: A mayor corriente de salida, más rápido se cargarán los dispositivos conectados a la power bank.

Una corriente de salida de 2A carga el doble de rápido que una de 1A. Algunos pueden prometer tener "carga rápida": en algunos casos se referirán tan solo a que uno de los puertos USB tiene una corriente de salida de 2.4A, pero la verdadera carga rápida será cuando permitan cargar los dispositivos a 5V o a 9V en función de si el dispositivo que se conecta permite o no la carga rápida.

Por último comprueba qué tipo de conector de carga tiene. Éste se utiliza para cargar la propia batería externa, normalmente, utilizando el cargador original del teléfono o la tableta. Por ello, debes fijarte si éste es micro-USB (teléfonos Android), USB tipo C (teléfonos Android más modernos) o Lightning (iPhone) dependiendo del cargador que vayas a utilizar para recargar la power bank.

Tamaño y Peso

Su peso está relacionado con su capacidad, pero su volumen no. Algunas baterías externas caben en el bolsillo y otras más voluminosas es mejor llevarlas en la mochila. Conviene fijarse en sus dimensiones y peso si necesitamos una batería externa fácilmente transportable. Algunos modelos muestran el nivel de carga actual mediante un indicador LED o una pantalla (LCD o LED). De esta forma, podrás saber cuándo es el momento de recargar tu power bank.

Lo normal es que tengas que utilizar algún cable que tengas por casa para conectarlo al puerto USB y así cargar tu dispositivo. Pero algunos modelos de baterías externas cuentan con un cable retráctil o extraíble, de tal manera que no necesitarás acordarte de coger de casa el cable del cargador.

Precio

No dejes que los precios de derribo en las webs más populares te deslumbren. Por menos de 20 euros puedes tener una batería de 10.000 mAh, pero en el mercado encontrarás baterías externas desde los 2.500 mAh hasta los 20.000 mAh. El precio dependerá de la marca, las características de carga y su capacidad, llegando incluso a superar los 60 euros por una power bank bien tocha con la que cargarás desde el móvil hasta el portátil.