WRC 8
WRC 8
Carátula de WRC 8

WRC 8, Análisis

Bigben Interactive y KT Racing nos traen la nueva entrega de su saga WRC para PlayStation 4, Xbox One, PC y Nintendo Switch. ¿Será candidato al podio?

Bigben Interactive compró a finales del pasado año a la compañía responsable de la saga WRC, una serie de títulos centrados en la World Rally Car Championship. Sin ser nunca un referente en esta disciplina, la franquicia ha cosechado bastantes seguidores y con la compra por parte de la compañía gala se esperaba que la saga diera un salto de calidad para acercarse a los estándares habituales de los videojuegos de conducción.

Y lo cierto es que Kylotonn, los padres de la susodicha que ahora pasan a llamarse KT Racing, han hecho un trabajo estupendo con la entrega que nos llega en este 2019. Han pasado dos años desde que WRC 7 saliera a la venta y los parisinos le han dado todo el amor posible a su nueva iteración agregando un montón de contenido y mejoras que su retoño requería. Comprobemos pues si WRC 8 es un título de conducción a tener en cuenta.

Unas físicas más creíbles

Con un jabato como Dirt Rally 2.0 en cuestión de simulación ya en el mercado lo mínimo que podemos exigir a un título de esta índole como WRC 8 es que sus físicas sean lo suficientemente buenas como para interesarnos en él. Y así es. La mejora de las mismas en comparación con WRC 7 es bestial y el cambio se agradece muchísimo en un apartado tan criticado en anteriores entregas. No solo ahora el nuevo motor de físicas introducido en el título es más realista, es que podemos notar fácilmente el comportamiento de cada coche en las más de 100 etapas distribuidas por los catorce ralis que incluye el videojuego. Curvas, cuestas, contravolanteos, derrapes… todo fantásticamente recreado tanto si usamos nuestro mando de juego o un periférico volante. El KT Engine, el motor de físicas incluído en WRC 8, hace su trabajo sobradamente y aunque sigue estando un peldaño por debajo de Dirt Rally 2.0 se nota la mejora a poco que conozcas el mundo de los videojuegos de rali. Por poner un ejemplo, en WRC 7 el deslizamiento en horquillas era inexistente debido a que en el motor de físicas no estaba presente esta maniobra, en WRC 8 sí está implementada esta física aunque corregir la ruta es algo más arcade que en el videojuego de Codemasters.

Por otro lado el título de KT Racing cuenta con la licencia oficial del campeonato. Esto quiere decir que todos los vehículos, localizaciones, marcas agregadas a este deporte y pilotos están presentes en el videojuego. Tanto el modelado de los vehículos como su sonido están bien recreados en el título por lo que en este sentido, unido al de la mejora en las físicas, WRC 8 es un título muy a tener en cuenta si pasamos por alto que no es una bestia parda en el apartado gráfico. Además debéis saber que el programa cuenta con climatología variable, un detalle que añade más realismo a las pruebas y que funciona fantásticamente bien. No muchos videojuegos de conducción realista pueden decir que cuentan con esta característica.

Modos de juego

Como viene siendo habitual en juegos que contienen una importante interacción con internet, WRC 8 tiene sus modos de juego separados en dos pestañas; Solitario y Multijugador. Para el modo de un jugador contamos con un completísimo y adictivo modo Carrera lleno de posibilidades. Es cierto que no sorprende en ningún aspecto pero es muy intuitivo, otorga márgenes de error y es muy personalizable. Allí contrataremos ingenieros, buscaremos sponsor, mejoraremos el vehículo e invertiremos en desarrollo de tecnología —entre otras opciones— para llegar a ser el mejor piloto de ralis. Como hemos hecho notar, nada nuevo bajo el horizonte, pero la forma en que se desarrolla todo es muy amena, vistosa y sencilla, lo que hace que nos atraiga más la propuesta.

Siguiendo con los modos para un jugador tenemos el modo Entrenamiento donde hacemos ejercicios con el vehículo en circuitos cerrados, un área de test para probar el coche y realizar los ajustes necesarios y el modo Temporada, donde corres a lo largo de toda una temporada en solitario sin tener que gestionar a tu equipo. Por supuesto también hay sitio para una Partida Rápida donde podemos escoger bólido, etapa y condiciones climatológicas según nuestros gustos.

La pestaña dedicada a los modos de juego a través de la red contiene el típico modo de juego contra otros pilotos con opción para crear sala o para unirte a una ya creada, Desafíos Semanales y un modo de juego llamado eSports donde los jugadores pueden dejar su huella en la tabla de clasificaciones en las diferentes pruebas que el equipo va publicando cada cierto tiempo. Si eres capaz de demostrar que eres válido para KT Racing, puedes incluso ser contactado por ellos para participar en competiciones de WRC 8. Y nos guardamos el último modo de juego en esta pestaña para el final. Bien porque es una opción que poco a poco va desapareciendo de los títulos actuales, bien porque funciona estupendamente; el multijugador a pantalla partida en local. Es solo para dos jugadores y sin opciones online pero se agradece y mucho que KT Racing lo haya incluído en el título.

Tecnología

Si bien en todo lo anterior WRC 8 ha evolucionado, en lo referente al apartado gráfico sigue cojeando como ya lo hicieron otras entregas pasadas. Se ha dado un mayor énfasis en la recreación de los coches pero sigue estando un peldaño por debajo de los demás referentes de esta disciplina. Por ejemplo la vista que muestra el puesto de conducción es algo pobre y acusa de dientes de sierra —aunque esto más bien ocurre en todo lo que muestra el videojuego— por lo que salvo por tener algo más de inmersión mientras jugamos dudamos mucho que disfrutéis de esta vista. Algunas texturas son bastante pobres, la iluminación es correcta sin más, el popping algo elevado incluso en escenarios con pocos detalles y para rematar el videojuego funciona a 30fps con algunas ligeras bajadas en puntos con mucha carga gráfica.

El apartado sonoro es correcto sin más. Los nuevos vehículos han recibido sus propios sonidos de motor, las voces del copiloto están dobladas a nuestro idioma y la música pasa bastante inadvertida, algo bastante habitual en este género. No es uno de los puntos fuertes de este videojuego pero tampoco es motivo para bajar el volumen de nuestros altavoces.

CONCLUSIÓN

WRC 8 llega traducido y doblado al castellano con 14 ralis, más de cien etapas, más de cincuenta coches y diferentes modos de juego ya conocidos pero efectivos. La simulación ha dado un paso importante hacia adelante aunque todavía quedan cosas por pulir. En lo técnico se nota que no han puesto tanto empeño como en el motor de físicas aunque hay que decir que la climatología variable es una auténtica gozada lo bien que funciona en todos sus aspectos.

LO MEJOR

  • La climatología variable.
  • Modo local a pantalla partida.
  • El modo Carrera es muy divertido.

LO PEOR

  • Técnicamente sigue siendo algo flojo.
  • Las físicas han mejorado pero necesitan depurarse.
  • La calidad del audio de los vehículos.
7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.

Tutorial para hacer Backups de Uplay

Acaba de salir Uplay +, la espectacular suscripción de Ubisoft con más de cien juegos propios y que está de forma gratuita hasta el 30 de Septiembre. Está genial y es impresionante la cantidad de juegos buenos que tiene, pero avisan de un...