Gamescom 2019

Impresiones Need for Speed Heat: recuerdos callejeros en día y noche

Probamos lo nuevo de EA y Ghost Games en Gamescom 2019 en sus dos grandes vertientes; también conocemos las opciones de personalización del juego.

Need for Speed es una saga que lleva un tiempo sin saber muy bien a dónde quiere dirigirse. Tras una época de éxito donde nombres como Most Wanted, Underground o Hot Pursuit despiertan más de una sonrisa, los intentos fallidos son también recuerdos recientes. Payback parecía, sobre el papel, lo que se debía hacer con esta exitosa IP; pero algo falló. Un mundo abierto con exploración que no terminó de materializarse como quería. Hemos jugado a Need for Speed Heat en Gamescom 2019 y, por algunos momentos, parecía que volvíamos a aquella época.

Sensaciones encontradas: buenas ideas, pero también dudas

Hay algo que invita a la esperanza en Need for Speed Heat, aunque tenemos muchas dudas. Ghost Games, que habla cada vez mejor el lenguaje de la franquicia (que tiene 25 años), no va a hacer nada revolucionario con esta entrega. Esto no es para nada malo; todo lo que hemos visto forma ya parte del ADN del género de la conducción callejera con sabor arcade.

En nuestra sesión de juego, cercana a la hora de duración, pisamos el acelerador en un total de dos circuitos: uno durante el día y otro durante la noche. El primero, llamado Speed Hunter Showdowns, fue el más reminiscente a lo que llevamos viendo durante la última década: mucha velocidad, derrapes, colisiones y pivotes que saltan por los aires para chocar con las vallas, también destruibles. Cero sorpresas. Aquí es donde ganaremos dinero en eventos de carrera, derrape y campo a través.

A nivel artístico no podemos achacar absolutamente nada: buena ambientación, mucho detalle en los escenarios, charcos que van en sintonía con los efectos lumínicos… Eso sí, gráficamente los problemas de rendimiento fueron numerosos, lo suficiente como para ponerlo de manifiesto en este artículo. Es una versión en desarrollo, así que estamos convencidos de que esta situación mejorará de cara al lanzamiento del juego este mes de noviembre.

Como decíamos, la sensación de velocidad es total, como siempre lo fue, esta vez con golpes donde la IA es muy, muy agresiva. De hecho, esta primera carrera no la conseguimos ganar tras varios intentos porque el piloto en cabeza no cometía un solo error. Parece que Ghost Games está intentando hacer que la inteligencia artificial arriesgue más, y eso nos gusta, porque si no el reto solo está con uno mismo. El control tampoco presentó problemas, aunque en ocasiones el comportamiento del vehículo parecía no responder apenas a los impactos. Si rebasábamos una parte del escenario las físicas no respondían con la inercia que debería suponer en la pérdida de velocidad.

Y se puso el sol: la verdadera luz de Need for Speed Heat

Por suerte, las carreras al atardecer nos dejaron sensaciones muchas mejores. Quizá por lo estético, pero entra más por los ojos con sus luces de neón: Palm City. Esta localización será el eje vertebrador de la historia del título y donde se encuentra la esperanza que tenemos porque sea éste el verdadero resurgir de la saga. Como si de una Miami ficticia se tratase, Ghost Games ha apostado por hacer que el gameplay varíe dependiendo del momento del día en que nos encontremos. No nos pudieron confirmar si habrá clima dinámico; es decir, si empezará siendo de día para terminar con el cielo completamente oscuro, pero las sensaciones al volante difirieron totalmente. Si nos tuviésemos que quedar con una no tenemos dudas: es mejor de noche. Abandonamos los trazados en circuitos y nos sumergimos en una ciudad, en carreras callejeras, en saltarnos semáforos en rojo.

Need for Speed Heat
Palm City

Quizá sea para servir como homenaje al antes citado Underground, pero se siente más gamberro y más personal, más nuestro. Need for Speed Heat quiere que la personalización sea una constante, por eso desde el principio tenemos multitud de colores, pegatinas y elementos con los que hacer de nuestro coche el centro de todas las miradas. Incluso algo sobre el papel anecdótico, como es el avatar del personaje, tenía unas cuantas opciones que configurar. Capuchas, chaquetas anchas, pantalones holgados y brazos cruzados, todo disponible tanto en el videojuego como en la aplicación que presentaron durante el Opening Night Live de esta Gamescom 2019, donde con la pantalla táctil del dispositivo podremos hacer todas estas tareas.

Una policía rebelde

Si la idea del equipo es trasladarnos a los juegos que brillaron hace dos generaciones, seguramente lo hayan conseguido, pero como todo juego de conducción donde debe haber mejores vibraciones es al volante y, en esta saga en particular, el temor de que la policía esté atenta para frenarnos cuanto antes. Need for Speed es velocidad, pero también conducir sobrepasando los límites de la ley. El ‘Heat’ será el nivel de persecución que tengamos a nuestros hombros. Cuando sea alto hemos de prepararnos para correr a toda velocidad: la policía está muy bien preparada.

Antes comentábamos que la inteligencia artificial era agresiva y decidida, la policía también lo es. Se conocen el trazado, cometen pocos errores y derrapan con convicción. Lo normal es que terminaran pisándonos los talones al ser la primera vez que corríamos en este mapa, una sensación estupenda que, si no éramos lo suficientemente hábiles, terminaría siendo un noqueo en toda regla. No alcanzó las cotas de un Takedown en Need for Speed: Hot Pursuit, que el próximo año cumplirá una década, pero la intención es en todo momento regresar a esa época.

De lanzamiento, Need for Speed Heat incluirá más de 130 vehículos de más de 30 casas diferentes. Hará DLC a modo de expansiones periódicas de contenido para que vaya evolucionando y creciendo; no habrá cajas de botín.

Ghost Games quieren que haya “más personalización y desafíos” que en cualquier otra entrega precedente, incluso en el manejo del vehículo. Esto último no lo pudimos probar, pero pronto iremos conociendo más detalles de un título que, por ahora, nos ha dejado con ganas de más. El 8 de noviembre Need for Speed Heat estará disponible en PS4, Xbox One y PC.

Need for Speed Heat

Need for Speed Heat, desarrollado por Ghost Games y editado por Electronic Arts para PC, PlayStation 4 y Xbox One, llevará a los jugadores a Palm City, un nuevo mundo abierto donde los pilotos callejeros se reúnen para alcanzar la fama y el reconocimiento entre el resto de conductores. Por el día, los jugadores competirán en Speedhunters Showdown, una competición autorizada con la que poder ganar fondos con los que podrán personalizar y mejorar sus garajes con vehículos de alta gama. En cambio por la noche, serán los mismos jugadores los que arriesgarán todo para ganar su reputación en carreras callejeras a merced de las fuerzas policiales corruptas que intentarán detener a los corredores para hacerse con todas sus ganancias.

Need for Speed Heat

♫ El Hilo de las Bandas Sonoras ♫

Nombre: Super Kirby ClashAño: 2019Compañía: Hal Laboratory y Vanpool (Desarrolladoras) Nintendo (Productora)Sistema: Nintendo SwitchGénero: Boss Arena Co-OpCompositores: Kiyoshi Hazemoto, Hirozaku Ando y Jun IshikawaMis tres melodías favoritas: KRtD Boss Theme Remix ---Decisive Battlefield/Giant...