El genio del hormigón

Concrete Genie, impresiones. El pincel mágico

Ash despierta la contaminada ciudad de Denska con los genios coloridos de su pincel prodigioso.

A veces, la realidad es una ciudad oscura y amarga, donde los edificios se marchitan ante el descuido y el paso del tiempo. Sus calles sucias son habitadas por gente indeseable que hace la convivencia imposible. Y quien debería protegernos no tiene tiempo que dedicarnos. Entonces, la imaginación es el único reducto de esperanza, donde la creatividad y los colores despiertan. Esta es la historia Concrete Genie (PixelOpus), un arcade que hace del arte callejero su mecánica principal y que fue presentado en la Paris Games Week. En MeriStation acudimos a la presentación de la nueva obra de los creadores de Entwined, una alegoría romántica de la que han aprendido recursos que incorporarán en Concrete Genie. Asimismo, hablamos con Dominic Robilliard, director creativo; y Jeff Sangalli, director de arte.

El arte como refugio

Concrete Genie llega el próximo 9 de octubre a PlayStation 4 y PSVR, con un precio de salida de 29, 90 €. En esta intimista aventura conoceremos a Ash, un niño que vive en la deteriorada Denska, consumida por el abandono. Su vida social también se ve relegada a la soledad, ante unos padres ausentes y unos compañeros abusones que no dudan en atormentarle cuando se cruza con ellos. La única escapatoria del muchacho es su propio arte: a través de sus dibujos y pinturas expresa sus sentimientos y crea su propio mundo. Monstruos adorables y paisajes de ensueño pueblan sus páginas y le hacen sentir que es posible una dimensión más amable. Sin embargo, ni siquiera ese oasis está a salvo de los abusones: en uno de sus nefastos encuentros, uno de ellos le roba el cuaderno a Ash y desgarra todas sus páginas, antes de empujarlo en un tranvía que le lleva al faro de la ciudad.

Este infortunio supondrá un grato descubrimiento para Ash. Una de sus obras cobra vida y le conduce hasta el faro, sobre el que pesa la leyenda de un fantasma que habita allí. Al tocar el muro de hormigón, despierta el genio creado por el propio niño, en un intencionado símil —según confirma PixelOpus durante la presentación— al del cuento de Aladdín.

Reavivando una ciudad durmiente

Después, acompañaremos a Ash a despertar la aletargada Denska con sus colores y sus genios, mientras recuperamos las hojas de nuestro cuaderno y adquirimos nuevos bocetos. Con nuestro pincel, pintaremos murales bajo las bombillas apagadas para volverlas a iluminar. Nuestras criaturas cada una de las cuales con su propia personalidad se desplazarán por la pared y nos ayudarán a resolver pequeños puzles. No obstante, deberemos asegurarnos de que nuestros genios están satisfechos: nos pedirán que les pintemos un entorno o elementos determinados y, una vez felices, colaborarán con nosotros o nos otorgarán el don de la súper pintura para poder disipar las enredaderas de sombras de algunas paredes.

Concrete Genie, además, es bastante laxo a la hora de pedir al jugador que reproduzca un diseño. Aunque los murales y los genios partan de un boceto visible, no es necesario recrear el original a la perfección. Por ejemplo, si debemos pintar un cielo estrellado, el único requisito será escoger dicha plantilla para nuestro pincel y colorear el muro con ella. Los genios sólo requieren ser representados, al margen de cómo se amplíen sus atributos. PixelOpus tenía claro el motivo de esta amplia libertad creativa: “Queremos que todo jugador sienta que con cada trazo está creando algo bello y vivo”, afirma Jeff Sangalli. Robilliard añade que, a su vez, hay un asistente que guía al jugador en su trazo, pero sin resultar invasivo: “Buscamos mantener un equilibrio entre la acción del jugador y la asistencia, para que la obra se sienta como propia y no como una creación en la que la IA nos lo ha hecho todo”. Asimismo, el control del pincel de Ash está integrado en el sensor de movimiento, lo cual logra una jugabilidad muy orgánica a la que, por otro lado, cuesta un poco acostumbrarse al principio. “Dentro del estudio tenemos artistas que tienen formación en técnicas tradicionales, que hemos decidido reflejar en el juego y los controles”, explica Sangalli.

Sobreviviendo al acoso escolar

Uno de los temas centrales de Concrete Genie es el acoso escolar, para lo cual PixelOpus ha recibido el asesoramiento de asociaciones contra el bullying. Ash es el saco de boxeo de sus crueles compañeros, que nos seguirán mortificando durante la partida y a quienes deberemos distraer hacia otro rincón para poder pintar tranquilos. Veremos escenas crueles entre nuestro pequeño pintor y los chicos, tratadas con una sensibilidad que transmite las sensaciones de nuestro protagonista sin recurrir a una violencia gráfica. Por supuesto, el muchacho sufre daño físico, pero la cámara se aparta en estos momentos para dejar que la imaginación del jugador retrate el dolor. Sangalli explica el porqué de esta decisión: “Queríamos centrarnos en el impacto emocional que causa el bullying, la impotencia y la humillación, y no tanto en la violencia en sí. Cuando Ash está con los abusones, el apartado artístico se desatura, se desvanecen los colores y el movimiento cambia.”.

Además, Concrete Genie incluirá una experiencia en realidad virtual, centrada en un estilo libre de pintura donde construiremos un paisaje basándonos en bocetos del cuaderno de Ash. “La realidad virtual es la plataforma idónea para un espacio donde podemos pintar a nuestro aire, centrándonos en esa relajación que conlleva la pintura”. La idea fue inspirada por unos amigos invitados al estudio de PixelOpus: “Nos dijeron que ojalá poder llevar esto a la realidad virtual, sumergirnos en el plano de los genios y en nuestra propia obra”.

Concrete Genie promete ser un cuento que navega en claroscuros, un mundo gris y contaminado, lleno de peligros, y la esperanza simbolizada en un pincel y el sueño imbatible de un niño de mente inquieta.

Concrete Genie

Concrete Genie, desarrollado por Pixel Opus y editado por Sony para PlayStation 4, es una colorida aventura de acción protagonizada por Ash, un joven capaz de hacer realidad sus creaciones artísticas callejeras y a través de las cuales resolver puzles y luchar contra misteriosas criaturas.

Concrete Genie