BeTech: noticias de tecnología

MESSENGER

Grave error de Facebook: miles de niños chatean con desconocidos en Messenger Kids

Un fallo en la aplicación para niños ha permitido el acceso de usuarios no autorizados. La red ya ha alertado a los padres.

Grave error de Facebook: miles de niños chatean con desconocidos en Messenger Kids

Unas semanas después de su estreno en dispositivos Apple, la aplicación Facebook Messenger Kids llegaba para los móviles y tablets Android. Una versión en sí de la popular app para chatear aunque dentro de un entorno 100% controlado precisamente por el público base que iba a usarla: niños menores de 13 años. Por supuesto la llegada de la aplicación vino rodeada de polémica, con asociaciones de padres condenándola señalando que no hace falta estas apps ni animar a que el niño se abra una cuenta de Facebook.

La app más segura para el público infantil

En sí muy similar al Messenger tradicional, la diferencia es que esta versión ‘Kids’ viene con diferentes funciones para que los padres controlen la actividad de los niños como la capacidad de administrar la lista de contactos de nuestros hijos. Además, hay herramientas que permiten estar al tanto de las conversaciones que mantienen los infantes por medio de la nueva aplicación de la red social. Puesto que la app va destinada a un público infantil, también encontramos elementos de personalización como pegatinas, marcos y filtros de cámara orientados a los niños.

Por descontado, tratándose del demográfico más protegido de toda la sociedad, Facebook aseguró por activa y por pasiva que se trataba de una app muy segura para niños de hasta 6 años, que no necesitaba de un perfil activo en Facebook -normal, porque hay que ser mayor de 14 años para abrirse una cuenta de FB. Pero en los últimos días ha sucedido uno de esos errores que pueden condenar el uso de una app. De hecho, y teniendo en cuenta del tipo de usuarios que hablamos, es el peor error de Facebook por encima incluso de lo Cambridge Analytica.

Niños chateando con adultos desconocidos

El mayor miedo que tienen unos padres cuando ven a su hijo pequeño trastear con el móvil es que contacte con una persona desconocida. Temas como los retos de la Ballena Azul, de Momo o la cantidad de acosadores y pedófilos que usan el anonimato de las redes para sus propósitos provocan esa inseguridad paterna. Messenger Kids fue creado bajo la premisa y promesa de que los niños no iban a hablar más que con quienes sus padres permitiesen. Pero un error en el diseño de la app ha provocado el peor escenario posible: chateo con desconocidos.

Un fallo de la aplicación ha provocado que miles de niños hayan tenido acceso a chats con un número igual de alto de personas desconocidas que han podido saltarse la protección de Messenger Kids. ¿Cómo? En un chat normal de dos personas, un niño sólo puede hablar con un usuario que tenga el permiso de los padres del niño. Pero un error con esos permisos provocó que en un grupo de chat, quien lo hubiese creado podía invitar a los usuarios que él o ella quisiera sin que sus padres tuvieran que darles permiso. Como resultado de esto, en Messenger Kids empezaron a proliferar grupos de niños con adultos desconocidos autorizados para hablar con ellos.

El PEOR error de Facebook

Lo curioso y más preocupante de todo esto es que la propia red de Mark Zuckerberg no ha lanzado ningún comunicado público, sino que ha preferido informar a los padres de los usuarios de Messenger Kids de manera privada. Y en el texto lo atribuyen a “un error técnico“ sin darle más importancia. Tras la revelación que varias webs han hecho del texto, a Facebook no le ha quedado más remedio que confirmarlo, señalando que han estado eliminando “los chats afectados y brindando a los padres con recursos adicionales en Messenger Kids y seguridad online“, pero no han dicho desde cuándo llevaba el fallo, y hay que tener en cuenta que los grupos de Messenger Kids llevan desde diciembre de 2017 activos.

Y lo peor es que no hablamos de robos de datos, ni de contraseñas de adultos. Hablamos de niños menores de 13 años que han estado expuestos en chats a personas desconocidas, sin duda un escenario escalofriante y de los que condenan el uso de una app.