BeTech: noticias de tecnología

AUTOMOVILISMO

Los coches BMW y Mercedes sin conductor saldrán en 2024

Ambas marcas trabajan en los vehículos autónomos de Nivel 4 que no necesitan intervención humana.

Los coches BMW y Mercedes sin conductor saldrán en 2024

Aunque a día de hoy siga pareciendo un concepto futurista, más propio de la Ciencia Ficción y aún lejano, lo cierto es que la conducción autónoma está ya presente en el Automovilismo actual. Marcas como Tesla han sabido hacer evolucionar el clásico ‘control de crucero’ y otros elementos y crear coches cada vez más independientes del factor humano. Pero, ¿para cuándo los vehículos plenamente auto-conducidos? Pues en 5 años, según Mercedes y BMW.

Coches BMW y Mercedes sin conductor en 2024

Como podemos leer en la web de Mercedes, los grupos automovilísticos alemanes Daimler y BMW han anunciado un acuerdo de cooperación a largo plazo para el desarrollo de tecnologías de conducción autónoma de próxima generación de hasta Nivel 4 y en el que estarán involucrados más de 1 200 expertos repartidos entre Sindelfingen, el Centro de Pruebas y Tecnología de Daimler en Immendingen y el Campus de Conducción Autónoma del grupo BMW en Unterschleissheim. Cada grupo implementará los resultados en sus productos de manera independiente.

Dos de las principales marcas y referentes automovilísticos colaborarán juntos en el impulso de la tecnología autónoma, buscando desarrollar una arquitectura escalable para los sistemas de ayuda a la conducción, así como un centro conjunto para el almacenamiento y el procesamiento de datos. Esta cooperación tiene un plan de lanzamiento a medio plazo, ya que Mercedes y BMW calculan que la tecnología resultante de dicha colaboración estará lista para su comercialización para clientes particulares a partir de 2024. O sea: que en 5 años tendremos los primeros coches Mercedes y BMW autónomos capaces de auto-conducirse a la venta y en la calle.

Seguridad y Sostenibilidad

La idea tras los coches autónomos no es sólo mejorar y facilitar la vida al usuario, sino que tras ella hay un objetivo urbano, ya que se busca el apoyar la transformación hacia una movilidad urbana más sostenible que la actual, arcaica y necesitada de un cambio. Se busca que el coche de uno/a esté tan integrado en la vida de su usuario/a como lo está el móvil, la tablet, etc, formando un ecosistema ‘smart’ y conectado. ¿Veremos a los KITT de BMW y Daimler circular sin pilotos en 2024?