E3 2019

Dying Light 2, impresiones E3

Asistimos a media hora de demo jugable de Dying Light 2. Parkour, sangre, supervivencia y zombis. Qué cóctel.

Cuando Dying Light salió al mercado, todos los que lo jugamos tuvimos la misma sensación: estábamos ante un juego que con un poquito más se habría colado entre los mejores de su campo. En Techland lo sabían muy bien tras su lanzamiento, así que con este Dying Light 2 no están escatimando en absolutamente nada.

Hay un apartado técnico muy por encima; una jugabilidad que amplía lo visto con anterioridad, en especial por el parkour y el sistema de combate; una narrativa que va a ser más absorbente y, en conclusión, un producto más cuidado. Al fin y al cabo, están ante su obra más ambiciosa hasta la fecha por presupuesto y, sobre todo, por calidad.

Corre y salta

La demo que nos ha mostrado el equipo de desarrollo tenía una duración de 35 minutos y ha servido, en especial, para enseñar los principales campos que tiene el juego. Para empezar, vamos con el parkour.

Ya en la primera parte observamos que saltar, escalar y demás era algo habitual. Sin embargo, en esta ocasión se mejora por completo todo lo relacionado con este apartado. Por ejemplo, tenemos en nuestro equipo una especie de gancho para poder alcanzar determinadas zonas, así como un paracaídas portátil para no caer desde mucha altura.

Con esto último en particular, durante la demo se nos ha mostrado una mecánica maravillosa. Por ejemplo, podemos coger a un enemigo, ya sea humano o zombi, para amortiguar la caída. Por tanto, basta con correr hacia él y utilizarlo como “colchón” improvisado para hacernos menos daño. Eso sí, se debe vigilar en todo momento la barra de resistencia, ya que da igual que estemos en un saliente o en una barra: esta se agota poco a poco y no se quedará para siempre. Además, los zombis pueden saltar y atacarnos sobre ella.

En segundo lugar de esta jugabilidad, el combate. Dying Light 2 se ubica en un entorno postapocalíptico donde todo escasea. Si decimos esto es por la simple razón de que el combate cuerpo a cuerpo vuelve a ser lo predominante. No obstante, para la ocasión se ha mejorado con nuevos ataques, bloqueos y, por supuesto, un mayor contenido gore.

En Dying Light 2 podemos desmembrar a nuestros enemigos como si estuviéramos cortando una tarta. Tan sólo es necesario coger el machete, apuntar sobre alguna de las extremidades y que el sistema haga el resto. Cómo no, si no hay mano para que nos ataquen, la batalla es más fácil. Hay gore, sangre y no se cortan un pelo a la hora de mostrarlo, aunque necesite una capa de pulido algunas animaciones presenciadas.

Desde el estudio nos han comentado que la idea es crear un combate más táctico y con parsimonia. Gracias a ello, el jugador tendrá una progresión y experiencia más llevadera y asequible. Se puede ir también más directo, pero es algo no aconsejable por el componente de estrategia que incorpora cada pelea.

La narrativa, presente

Todo esto que hemos contado son sólo algunos cambios que tendrá esta segunda parte, pero podríamos decir que donde más modificaciones vamos a experimentar es en la parte narrativa. Dying Light 2 cambia por completo lo visto en la primera entrega, y es que para ello se basa en el concepto de liberta de elecciones.

De acuerdo a una de las preguntas que se realizó en el coloquio con la prensa, el equipo confirmó que cuando finalicemos la aventura tendremos el 50 % del total aproximadamente. Para completar todo necesitamos entre 45 y 50 horas, una duración que habla por sí solo de todas las misiones y posibilidades que ofrece este Dying Light 2.

Por otro lado, recalcar que la historia vuelve a tomar los sucesos del uno, pero más de una década después. En concreto, no hay un maniqueísmo tan presente como lo visto con anterioridad, sino que nuestro protagonista actual responde a nuestras acciones. Esto se traduce en un mundo repleto de oportunidades donde existen dos grandes facciones y muchas pequeñas comunidades. Y nosotros, como jugador, tenemos que elegir a quién queremos ayudar (o no).

En este sentido, el estudio ha contado nada menos que con Chris Avellone, jefe creativo de Fallout: New Vegas, entre otros muchos. La mano de alguien tan experimentado seguro que se ha notado a la hora no sólo de crear el guión, sino de implementar esta narrativa tan especial que nos han prometido desde el equipo. De hecho, y como curiosidad, no han querido entrar en detalles más allá de la demo enseñada, dado que cualquier información adicional puede ser un spoiler que reviente la trama.

Lo que hemos visto de Dying Light 2 luce bien, pero nos hemos quedado con ganas de probar todo con nuestras propias manos y no las de otros. Queríamos experimentar más cada movimiento, cada combate, cada golpe, cada elección en la narrativa. No queda más remedio que esperar hasta primavera de 2020 para hacerlo. Deseamos que la espera merezca la pena.

Dying Light 2

Dying Light 2, desarrollado por Techland para PC, PlayStation 4 y Xbox One, es la secuela de la aventura de acción Dying Light. El juego ha sido desarrollado con el motor C-Engine, un nuevo motor gráfico creado por Techland para el desarrollo de títulos de aventura en mundo abierto. Dying Light 2, secuela del excelente título de mundo abierto, ofrece una visión postapocalíptica y única de la edad oscura moderna, una realidad despiadada y sombría en la que hombre e infectado representan la misma amenaza. La única forma de sobrevivir a este mundo agonizante es pensar rápido y confiar en tus habilidades de combate y parkour. Toma decisiones moralmente ambiguas y presencia cómo afectan tus actos al mundo del juego, transforman la ciudad y determinan su destino.

Dying Light 2

Cosas nuevas

Por fin estoy aquí! Después de casi cinco años viviendo en Berlín, trabajando, aprendiendo inglés y viviendo el sueño europeo termino una etapa y empiezo otra. Una etapa nueva en Madrid que empiezo con ...