Sniper Elite V2 Remastered
Sniper Elite V2 Remastered
Carátula de Sniper Elite V2 Remastered

Sniper Elite V2 Remastered, un francotirador superado

Volvemos a saltar sobre los restos de Berlín en Sniper Elite V2 Remastered, la remasterización del primer gran paso de Rebellion con la franquicia.

Es indudable la mejoría de la franquicia Sniper Elite a lo largo de las entregas. Hace dos años os traíamos nuestro veredicto final del cuarto viaje de Karl Fairburne a lo largo y ancho de la Segunda Guerra Mundial. Una travesía que ha derivado, como no podía ser de otra forma, hacia la expansión de los niveles y las posibilidades jugables que ofrece enfrentarnos al combate como queramos y por donde queramos. Eso sí, de una manera más acertada que su rival directo, Sniper Ghost Warrior.

Rebellion conoce de sobras la popularidad que ha conseguido granjearse el francotirador, por lo que han decidido renovar la imagen del primer gran paso entre las masas generalistas. Sniper Elite V2 Remastered dispara a la presente generación, PC y Nintendo Switch para devolvernos por las calles de Berlín. Calles que pese a que lucen mejor que en la versión original, muestran un título que a los mandos se ha quedado bastante atrás.

Cohetes para dominarlos a todos

Para quienes no estén familiarizados con la franquicia, no está demás el ponernos en antecedentes de cara a que comprendáis a qué os enfrentaréis en Sniper Elite V2. El telón de acero de los últimos momentos de la Alemania nazi es el escaparate perfecto para que el Ejercito Rojo haga de las suyas. En una Berlín que ya no presenta su triunfante semblante, nuestro objetivo es acabar con el proyecto de cohetes V2, una tecnología desarrollada por ingenieros alemanes demasiado jugosa como para que esté al alcance de cualquier interés. La Unión Soviética conoce de sobras la importancia de tener en su haber una potencia armamentística de esta envergadura, por lo que se encuentra a la caza de las cabezas pensantes tras estas armas.

Y en ese punto nos encontramos nosotros. Encarnamos al agente Karl Fairburne, un francotirador encubierto experimentado en el arte de la infiltración. Es un superviviente, un soldado que vive siempre tras las lineas enemigas y que no se ruboriza al aceptar cualquier misión por peligrosa que sea. Pese a que su rifle de precisión es la característica principal de su arsenal, también cuenta con otros juguetitos con los que sorprender a sus rivales. Trampas de cable, minas antipersona y antitanque, armas de cinto con silenciador y las tan siempre recurridas piedras, el señuelo perfecto en todo juego de sigilo, entre otras.

Siete años han pasado desde que diéramos el primer salto. Desde entonces, cientos de seguidores hablan abiertamente del grandísimo recuerdo que guardan de él. Sin embargo, los años no pasan para bien, y el juego ha sufrido muchísimo de las asperezas que se han ido puliendo conforme el paso de las entregas. Si bien ya en su día, tal y como os contábamos en nuestro análisis original, no era el gran shooter que cabría esperar, en pleno 2019 se siente todavía peor. ¿Por qué? Principalmente por la ausencia de una inteligencia artificial competitiva, por la falta de oportunidades que ofrecen los niveles y el diseño que siguen, encorsetado hasta el exceso.

Como decíamos al comienzo del análisis, la actual versión que podemos ver de Sniper Elite es la idónea para que la fórmula base explote todas las opciones que ofrece. Base que empezó indudablemente con V2; hay que ser justos, y es que la ahora actual remasterización sirvió para asentar la experiencia de infiltración que conoceríamos años después. Sobre todo con la incorporación de una de las señas que se convertirían en parte de la identidad de la saga: los disparos telegrafiados en Rayos X. Disparar a una zona sensible del cuerpo del que recibe el disparo activaba una cámara lenta cuya conclusión giraba alrededor de la destrucción total del órgano afectado con todo lujo de detalles. Algo que sin duda animaba a acertar en los puntos más sensibles, incluidos los órganos de reproducción que tantos vídeos de YouTube han dado.

Remasterización, ni más ni menos

Pero, ¿cómo luce Sniper Elite V2 Remastered? Lo cierto es que el esfuerzo en términos visuales ha sido bueno, máxime en el caso de Xbox One X y PS4 Pro. En ellas, podremos elegir qué tipo de rendimiento queremos entre dos opciones: priorizar en lo visual o aumentar la tasa de imágenes por segundo. En el primer caso disfrutaremos del juego a 4k y 30 fps, mientras que el segundo nos bajará la resolución a 1080p a costa del incremento de fotogramas a 60fps. Todo ello compatible con las mejoras que ofrece el HDR, algo casi indispensable hoy día gracias a la compatibilidad de los modelos base y premium.

Mientras tanto, PS4 y Xbox One contarán con una resolución de 1080p a 30fps. En el otro lado de la balanza, Nintendo Switch ofrecerá varias experiencias dependiendo del modo en el que juguemos. En portátil alcanzará los 720p, mientras que en sobremesa llegará hasta los 918p; los menús y la interfaz de usuario se desplegarán a 1080p. Este análisis ha sido realizado con una copia para PS4 Pro, y lo cierto es que el aumento de resolución es una auténtica gozada. Tener la posibilidad de jugarlo en las condiciones óptimas para sacarle el máximo provecho cambia la experiencia que recordábamos. En este sentido ha sido correcto el trabajo de la compañía, aunque hubieramos preferido alguna mejora más en este plano, en especial en la calidad de los modelados (algo planos) y texturas del escenario. No todo está a la altura del nivel visual al que estamos acostumbrados en sus recientes trabajos.

Y es que estamos ante una remasterización tal y como reza su descripción. Una mejora visual en los puntos ‘fáciles’ y de mayor impacto mientras que en el resto de aspectos se mantiene en el mismo listón que el original. Dentro del paquete se incluyen todos los contenidos descargables recibidos, que incluyen varias armas y tres nuevos niveles jugables, incluido el guiño imperecedero del asesinato de Hitler, cuya inclusión causó revuelo en su día. Eso sí, ahora podrás retratar el momento gracias a la inclusión del modo foto. Por otro lado, la inclusión del multijugador competitivo puede ser una buena oportunidad para disfrutar V2 de otra manera respecto al original.

Lamentablemente, lo peor viene a los mandos. No contiene ninguna mejora dentro del plano jugable, es la misma experiencia que encontramos en 2012. Si bien tampoco era nada del otro mundo cuando aterrizó en el mercado, esperábamos que incorporara algunas de las mejoras balísticas que hemos encontrado en Sniper Elite 4. Incluso en dificultades altas no consigue mantener el tipo; los motivos ya los hemos aclarado anteriormente.

CONCLUSIÓN

Sniper Elite V2 Remastered es todo lo que podías esperar de una remasterización. La mejora visual no consigue ocultar un juego que se siente desfasado a los mandos. La ausencia de una inteligencia artificial competente y el diseño tubular de los niveles hacen que su llegada solo esté pensada para aquellos neófitos con la saga que nunca pudieron echarle las zarpas a parte de los orígenes de Karl. En el resto de apartados, no conseguimos encontrar nada que eleve el conjunto más allá de un remozado correcto en todas las plataformas, en especial en Xbox One X y PS4 Pro.

LO MEJOR

  • Opciones gráficas de rendimiento y visual en PS4 Pro y Xbox One X.
  • Remasterización correcta.
  • Añadido del multijugador competitivo.

LO PEOR

  • A los mandos se siente desfasado.
  • Reúne todos los elementos negativos de su lanzamiento original; no hay cambios jugables.
  • La balística se siente pobre comparada con las secuelas.
  • La inteligencia artificial es un desastre.
5.5

Mejorable

Puede tener elementos aceptables y entretener, pero en general es una experiencia que no dejará huella.

¿Recomendáis Horizon Zero Dawn y su expansión?

Está tirado ahora mismo en su edición completa, tanto en la Store (15 euros), como en Amazon en físico (18 euros).   Tengo que decir que el último juego de mundo abierto que he jugado ha sido RDR2 y por momentos se me ha hecho pesado, siempre me ha gustado este género y he disfrutado mucho...