Guilty Gear 20th Anniversary Edition
Guilty Gear 20th Anniversary Edition
Carátula de Guilty Gear 20th Anniversary Edition

Guilty Gear 20th Anniversary, análisis

Una de las sagas más brillantes de la lucha en 2D aterriza en Nintendo Switch con el juego original y la que es probablemente la mejor entrega de la serie.

Guilty Gear es una de las grandes sagas de la lucha. Una franquicia con la que se dio a conocer ArcSystemWorks (BlazBlue, Dragon Ball FighterZ) hace ya más de 20 años y que consolidó al estudio japonés entre los mejores del género que habían dominado y expandido nombres como Capcom y SNK. Desde la semana pasada está disponible en Nintendo Switch el 20th Anniversary, un pack físico con el primer Guilty Gear y con el indomable Guilty Gear XX Accent Core Plus R que llega con un principal reclamo, un libro de arte con bocetos y material inédito hasta el momento gracias a Meridiem. Los juegos también se pueden comprar por separado en formato digital. Ahora que la lucha vive una segunda -o tercera- época dorada, la pregunta es clara: ¿Vale la pena?

Hablar de Guilty Gear es hacerlo de una de las sagas de referencia en la lucha 2D nipona, con un apartado visual de aúpa y un sistema de combate revolucionario en muchos frentes. Aunque hoy son otros nombres que se llevan los focos, desde FighterZ hasta Street Fighter V, pasando por Mortal Kombat 11 o esperando el renacido Samurai Shodown, lo cierto es que la saga original de ArcSystemWorks ha mantenido siempre un nivel altísimo incluso en los tiempos actuales. Y si no, ya tardáis en echarle un ojo a Xrd Rev 2, la última entrega hasta el momento. Pero esto es arena de otro costal, y lo que nos ocupa es hablar de dos de los juegos que han definido un género. Así llegan a Nintendo Switch, plataforma que está albergando los principales nombres de ayer y de hoy.

Guilty Gear, 20 años de un clásico

En 1998 se estrenó la saga de ASW con unos sprites y un diseño de personajes que no dejó indiferente a nadie. Un juego que en su base ofrece una barra de vitalidad y otra de chaos -meter- que se va recargando con ataques y guardias, pero que esconde detrás de sí varios elementos que ya definían la franquicia y la desmarcaban de otras sagas. A su propuesta de cuatro botones (patada, puño, Slash y Heavy Slash) se le añadían mecánicas diversas. Desde ataques cargados para lanzarlos en el momento justo hasta los overdrive, ataques especiales gastando barra de caos, o los Insta Kill marca de la casa que podían eliminar a un enemigo de un solo golpe.

Todo ello con un sistema de combos moderno para la época, pudiendo cancelar ataques en otros, especiales incluidos, y muchas otras propiedades únicas. El Dust Attack, un juggle que eleva a los cielos al rival y permite seguir con combos aéreos devastadores; o la Faultless Defense, que permite evitar el chip damage a cambio de gastar barra de energía. Todo ello acompañado de la posibilidad de contratacar la presión del enemigo con ciertos ataques especiales en momentos concretos, entre otras posibilidades.

Un título ágil y veloz, que a pesar del paso del tiempo sigue manteniendo el tipo gracias a opciones vigentes hoy en día, pero que es cierto que no tiene la presencia del otro juego del pack. Además, a nivel visual aunque luce bastante bien (franjas incluidas eso sí) en modo portátil, se le ven las costuras en dock a pesar del mérito que tenía, y que también se puede destacar, en su acabado tanto de personajes como de animaciones y escenarios.

El título, eso sí, es una versión 1:1 del original, y eso le pesa y mucho en su propuesta. 12 personajes (Potemk In, Zato, Sol, Ky, Chipp, May, Axl, Millia, Kliff y Baldhead) con diferencias suficientes en su moveset y respuesta, pero escaso de modos: arcade, combate versus y training. Un trabajo extra detrás de él, aunque fuera con un modo online, habría sido un buen punto a favor, teniendo en cuenta que el juego cuesta casi 20 euros por separado en la tienda digital. Un precio elevado para, eso sí, un pedazo de historia del género de la lucha que vale la pena no dejar pasar por alto. Aunque puestos a elegir, Accent Core Plus R es otra cosa. Y mucho más sólida.

Accent Core Plus R, el Guilty Gear definitivo

Fue en 2012, casi 15 años después de la primera entrega y siendo la decimocuarta iteración de la saga, que llegó la versión R de Accent Core Plus, un juego nacido en arcades japonesas y que se estableció en Vita antes de llegar a las plataformas digitales de XBLA y PSN. La entrega definitiva de un juego espectacular en lo visual, con unos sprites, animaciones y fluidez que todavía sorprenden hoy en día, y que llegó con un reequilibrio de personajes para dar más herramientas a los más débiles, añadiendo movimientos y otras opciones.

Un juego que mantenía la base desgranada anteriormente, pero que añadía mucha más velocidad, un juego de dashes y air dashes mucho más prominente y algunas nuevas mecánicas, como el burst gauge para romper los combos enemigos y rellenar nuestra barra o el Force Break, que gastando un 25% de la barra de tensión permitía lanzar ataques en versiones más poderosas. Los EX de toda la vida, aunque con matices: algunos personajes tenían movimientos nuevos basados en esta mecánica y otros cambiaban propiedades, como pasa con algunos EX de juegos recientes de ASW como FighterZ donde el golpe y la secuencia según un especial o su versión EX difieren, abriendo nuevas vías de presión.

No faltan muchas otras opciones, que van desde el Roman Cancel, que a cambio de un 50% de barra permite hacer algunos combos imposibles por la recuperación de los ataques en su secuencia habitual, movimientos que no pueden bloquearse, la guard gauge -presente en otros juegos de la saga, como el RC- o novedades como el slashback, una especie de parry. Un juego tremendamente completo con las bases que se fueron conformando en la saga (tipos de saltos, el ajuste de daño o los instant air dashes), exigente y que hoy sigue funcionando perfectamente.

Es, además, un juego muy completo y competente a nivel de modalidades, que van desde el Arcade hasta un modo historia por personaje, combates contra la CPU, un modo MOM donde consigues premios en forma de medalla según cómo juegues, combates por equipos 3vs3 como si fuera The King of Fighters, entrenamiento, modo supervivencia y un enorme ‘Misión’ con todo tipo de combates con varios condicionantes. Por último, destacar la galería y aquí sí, modo online para poder jugar partidas en ranking o en salas con otros jugadores, aunque de momento no proliferan los usuarios combatiendo en línea. Aquí, gracias a un apartado visual convicente, a un sistema de combate plenamente vigente y a una gran cantidad de modalidades, si parece justificarse más los 20 euros que cuesta esta versión, la definitiva del aclamado XX que se fue perfilando revisión tras revisión, algo que gusta mucho a ArcSystemWorks y a los desarrolladores del género en general.

CONCLUSIÓN

Guilty Gear 20th Anniversary tiene distintos puntos de partida, y cada uno empuja hacia mayor o menor recomendación. El pack físico con el libro de arte y Guilty Gear y XX Accent Core R juntos parece una gran opción. Primero, por el trabajo y el aporte diferencial que llega de la mano de Meridiem. Y segundo, porque es una saga representada con una primera entrega destacada en su momento y la versión definitiva de XX, plenamente vigente a día de hoy. Así, el formato físico seguirá valiendo la pena. Por otro lado, si se decide comprar en formato digital, la cosa cambia. El precio de la primera entrega de la saga por separado, casi 20 euros, es difícil de justificar teniendo en cuenta que no aporta absolutamente nada de nuevo y queda corto en casi todo lo que ofrece 20 años después, más allá de su importancia histórica en el género. Mientras que XX Accent Core R, aunque podría tener un precio más ajustado, sí justifica más su versión standalone por modos, plantilla, sistema de juego y acabado audiovisual más que competente a día de hoy.

LO MEJOR

  • La versión física es todo un caramelo para los amantes de la saga y del género
  • XX Accent Core R sigue siendo un espectáculo a día de hoy
  • La cantidad de horas que ofrece la versión definitiva de XX
  • Poder revisitar una saga que modernizó y sentó bases hoy corrientes en el género

LO PEOR

  • Sin novedades para quienes los disfrutaran en su momento
  • En formato digital, el precio del primer Guilty Gear es excesivo para lo que ofrece
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

¿Recomendáis Horizon Zero Dawn y su expansión?

Está tirado ahora mismo en su edición completa, tanto en la Store (15 euros), como en Amazon en físico (18 euros).   Tengo que decir que el último juego de mundo abierto que he jugado ha sido RDR2 y por momentos se me ha hecho pesado, siempre me ha gustado este género y he disfrutado mucho...