Lo hemos jugado

Code Vein, impresiones: vampiros buscando su identidad

Acudimos a un evento organizado por Bandai Namco para probar Code Vein, lo nuevo de Shift (creadores de God Eater) y os traemos nuestras impresiones.

Han pasado unos años desde que Code Vein fue anunciado y nos presentaron su primer tráiler. Desarrollado por Shift, los creadores de God Eater, se trata de un título de acción RPG protagonizado por unos vampiros llamados Revenant, quiénes despiertan habiendo olvidado su pasado humano. Tan solo tienen la certeza de tener la misión de combatir contra unos seres monstruosos apodados Lost, en quiénes pueden acabar convertidos si no sacian su sed de sangre. Gracias a Bandai Namco hemos podido jugar más de hora y media a una extensa demo del título en la que creamos nuestro personaje, pasamos un tutorial, adquirimos las mecánicas del juego y ponemos en práctica todo lo aprendido para derrotar a todo monstruo que quisiera hacernos frente. Os contamos nuestras impresiones.

Los puntos clave de Code Vein

Lo primero que nos encontramos al iniciar el juego es la posibilidad de jugar en solitario o en modo multijugador. En nuestro caso tuvimos que jugar solos, ya que el cooperativo todavía no se encontraba disponible en la versión de prueba. Esto se traduce en lo jugable de modo que contaremos con un NPC que nos acompañe en algunas de las misiones en lugar de otro jugador en tiempo real.

Al iniciar la partida nos adentramos en un detallado sistema de edición de personaje en el que podemos crear a nuestro o nuestra protagonista. Con un estilo de diseño de anime japonés que nos permite escoger el tono de piel y la forma de cada uno de los atributos faciales, además de color de ojos, cabello, ropa y demás, obtenemos finalmente al Revenant que nos acompañará el resto de la partida.

“Ahora despierta…y salva el mundo” –menciona la voz de la figura que nos guía en el tutorial.

Después de diseñar a nuestro personaje nos adentramos en un tutorial en el que nos explican las características principales de Code Vein. Para dar el pistoletazo de salida a la historia del juego nos plantean el recurso de la amnesia, que padece nuestra protagonista y la “Chica de Blanco” que nos ayuda a despertar. Al poco, ambas son capturadas por una milicia de Revenants local y les obligan a unirse a ellos para cumplir la misión principal que los mueve: encontrar Blood Beats (Latidos de Sangre), que son imprescindibles para los vampiros. El líder del grupo retiene como rehén a nuestra aliada para motivarnos a iniciar la aventura y con ello debemos aprender a movernos en el hostil mundo en el que nos encontramos y a usar nuestras habilidades vampíricas para hacerlo con éxito.

Sistema de combate, habilidades y más

El sistema de combate del juego presenta un amplio abanico de posibilidades, ya que podremos variar entre el uso de distintas clases (llamados códigos de sangre en el lore) que conllevan habilidades y uso de armas distintos. “Luchador” es una de las primeras que nos presentan, ya que es un tipo básico y equilibrado de combate con armas. “Ranger” es el segundo, gracias al cual podemos perfeccionar el uso de armas a distancia tales como bayonetas para evitar el contacto directo. En tercer lugar nos presentan “Caster”, rama que profundiza en el uso de la magia y el poder lanzar hechizos como bolas de fuego.

En el resto de la demo pudimos obtener hasta 7 tipos de habilidades vampíricas (contando las mencionadas). Como parte del argumento nos explican que si bebemos la sangre de un aliado o enemigo que posea una habilidad especial, la podremos obtener para usarla tal como queramos. Además, algo de agradecer es el hecho de poder cambiar de habilidades tanto como queramos a lo largo de la partida. Es decir, gracias a la condición vampírica única del protagonista podemos ir cambiando entre códigos de sangre cuándo y dónde queramos. Cada uno de ellos nos proporciona unos atributos distintos basados en vida, estamina, movilidad, peso, fuerza, voluntad, fortaleza, etc.

Las armas que pudimos probar también son diversas. Desde grandes espadones que solo podremos cargar si usamos una clase apta para ello hasta bayonetas, espadas cortas de fácil manejo, dagas, bombas y demás. Cada una de ellas nos otorgará unas características distintas en el combate como ataque, movilidad, peso y defensa principalmente. También las podemos ir cambiando a voluntad para enfrentarnos a un u otro tipo de enemigos.

En cuanto a éstos, son principalmente los mencionados Lost. Seres monstruosos que antaño fueron humanos, pero acabaron por convertirse en Revenants cuando se les implantó un parásito BOR y posteriormente perdieron su condición vampírica para ser tan solo monstruos. A medida que recorremos las grietas y calles de los primeros compases de Code Vein nos tenemos que enfrentar a diversos enemigos entre los que encontramos a algunos más pequeños y ágiles, otros voladores y algunos de un tamaño y peligrosidad considerables. Nos pueden matar de unos pocos golpes si no aprendemos pronto a esquivarlos, bloquear sus ataques y acabar con ellos.

En la demo también tuvimos que enfrentarnos a un jefe final. En un inicio presentaba la forma de un Revenant y nos atacaba con armas convencionales, pero a medida que la batalla avanzaba, terminó por transformarse en un gran y poderoso Lost. Para vencerlo sin morir tuvimos que ser estratégicos en el uso de objetos de curación, cambiar de armas, esquivar en todo momento, situarnos a sus espaldas mientras nuestro compañero le atacaba de frente y demás estrategias.

Fuentes de influencia

A pesar de tener que caer en la eterna comparación, hemos de señalar el parecido que tiene el combate y algunos otros elementos de Code Vein con la saga Souls. Al ponernos a los mandos sentimos un manejo del personaje más ágil, pero cuando nos encontramos cara a cara con un enemigo tendremos que esquivarlo rodando y utilizar estrategias muy similares a las usadas en los Souls con tal de vencerlos. Además, también hay una especie de santuarios llamados “Mistle” en los que descansar a medida que avanzamos por cada una de las zonas del mapa. En ellos podremos regenerar nuestra salud (los enemigos también volverán a surgir al hacerlo), subir de nivel, equipar nuevas habilidades que hayamos descubierto y utilizar el viaje rápido entre puntos desbloqueados, entre otras funcionalidades. Otros detalles que nos hacen comparar el título que nos ocupa con las obras de Miyazaki son las letras de un intenso color rojo que aparecen cuando morimos, además de una capa de niebla que bloquea las salidas de una determinada zona cuando nos estamos enfrentando a un jefe.

Ya que hemos entrado en materia de comparaciones e inspiraciones, también podemos mencionar a NieR: Automata debido a detalles como el estilo nipón en el apartado gráfico o a su banda sonora. Aun así, Code Vein tiene una esencia propia que mezcla muchos elementos que ya conocemos para ofrecer un batido de sabores distintos que nos deja buen sabor de boca.

En definitiva…

Code Vein, al menos en el tramo que hemos podido jugar en la demo, mantiene un buen nivel técnico. No hemos encontrado bugs ni tiempos de carga demasiado extensos, por ejemplo, aunque es de esperar que hayan pulido de forma minuciosa este tramo jugable de prueba. En cuanto a sus animaciones: son sencillas, aspecto que se ve potenciado por la característica “muda” de nuestro protagonista, que tan solo asiente, niega o hace aspavientos con la cabeza a modo de respuesta ante las preguntas de otros personajes. Las cinemáticas, por otro lado, ayudan a explicar la trama y se sitúan entre los fragmentos de acción para equilibrar la balanza.

A falta de conocer una fecha de lanzamiento definitiva del juego (que esperamos conocer pronto) y después del retraso que sufrió la llegada del juego, tan solo nos queda esperar para poder conocer más acerca de la propuesta de Shift y Bandai Namco. Un título que gustará a los amantes del género de acción RPG y que podría dejar una verdadera marca en la industria si consigue resaltar aquellos apartados que lo hacen brillar con más fuerza.

Code Vein

Code Vein, desarrollado por Shift y distribuido por Bandai Namco para PCPlayStation 4 y Xbox One, es un título de acción RPG de los creadores de God Eater y protagonizado por los Revenant, una especie de vampiros que han olvidado su pasado humano y deben luchar por sobrevivir a los Lost, unas monstruosas y peligrosas criaturas, mediante un buen número de armas de toda clase.

Code Vein

The Boys, la serie y el cómic

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincu...