Primeras impresiones

Crash Team Racing Nitro-Fueled, impresiones: nostalgia a todo gas

Acudimos a las oficinas de Activision para probar el remake del clásico Crash Team Racing y deleitarnos con el lavado de cara que ha recibido el juego.

Ya han pasado 20 años desde que Crash Team Racing aterrizara en nuestras consolas PlayStation. Un título de carreras que reúne a todos los personajes que acompañan a Crash en sus aventuras y que gustó mucho entre aquellos que disfrutaban con las plataformas de la mascota de Sony. Tras la llegada a nuestra generación actual del remake de sus tres títulos principales con Crash Bandicoot: N.Sane Trilogy no tardaron en levantarse las manos para preguntar cuándo sería el turno de Crash Team Racing. Y el momento ha llegado. Hemos podido acudir a las oficinas de Activision para probar Nitro-Fueled, para hacernos una idea de lo que tendremos entre manos el próximo 21 de junio. Recordamos que el título llegará a consolas PS4, Xbox One y Nintendo Switch, aunque la versión que hemos probado es la de la consola de Sony.

Todo el contenido clásico y más

Los encargados de realizar el remake que nos ha puesto al volante son Beenox, quiénes confirmaron recientemente que el título contiene hasta 31 circuitos clásicos que provienen tanto de Crash Team Racing como de Crash Nitro Kart (el título de Game Boy Advance y PS2). Con ello se aseguran de cubrir el máximo número posible de pistas e incluso añadirán “algunas sorpresas”. En la demo que hemos podido probar estaban disponibles cuatro pistas: 2 de ellas pertenecientes a CTR: Papu’s Pyramid y Sewer Speedway; y otras 2 de CNK: Clockwork Wumpa y Electron Avenue.

Por otro lado, sabemos que habrá más modos disponibles además de las carreras rápidas y torneos tal y como los hubo en la versión clásica. Se han confirmado 12 arenas para el modo batalla, aunque en la demo todavía no hemos disfrutado en directo de ninguna de ellas. De hecho, los menús que hemos visto son provisionales, por lo que su aspecto era muy sencillo y limitado a las partidas rápidas que pasamos a detallar en el resto del texto que nos ocupa.

Antes de adentrarnos en aspectos como el gameplay, el aspecto gráfico y demás, tenemos que presentaros a los protagonistas que hemos podido ver y confirmar como participantes en las carreras. Encontramos a diversos personajes muy conocidos como Crash y Coco Bandicoot, a los carismáticos enemigos Dr. Neo Cortex, Tiny Tiger, Dr. N. Gin y Dingodile y a las mascotas: Polar, Pura. También se presentan de forma jugable 4 bosses de los juegos de la saga principal: Ripper Roo, Papu Papu, Komodo Joe y Pinstripe Potoroo. En total serán muchos más y algunos de ellos los hemos visto gracias a los pequeños vídeos que la cuenta oficial de Crash ha compartido en Twitter estas últimas semanas, como el “alien más malo de este lado de la Vía Láctea”: Nitros Oxide.

Detalles jugables y un gran lavado de cara

Cada uno de los personajes disponibles cuenta con unas características diferentes de velocidad, manejo y derivados, por lo que tendremos que probar a más de uno antes de dar con nuestro fiel compañero de carreras. En cuanto a los coches, en la versión de prueba tan solo tuvimos unos 5 o 6 diseños disponibles, comunes para todos los personajes, y por el momento no habían añadido la opción de ver las estadísticas de los vehículos. Eso así, sospechamos que cada uno de ellos tiene también sus propias características y que, sumadas a las del personaje, hacen que algunos sean más rápidos, otros más fáciles de llevar y demás.

El aspecto de los personajes ha mejorado mucho desde el sencillo look que tenían en su versión clásica, manteniendo su característica apariencia cartoon y desenfadada. Modelados más suaves y coloridos dan vida a los alocados, adorables o temibles protagonistas de Crash Team Racing, tal y como podemos ver en las imágenes. Además, para todos aquellos nostálgicos que echan de menos las formas clásicas más poligonales, Activision confirmó en el pasado State of Play que el juego contará con skins clásicas. Por el momento su llegada se limita a la versión de PlayStation 4 en exclusiva, la cual también recibirá un circuito extra y karts de estética retro.

Ahora sí, si entramos ya al tema jugable vemos que una vez que nos ponemos al volante e iniciamos la carrera lo primero que notamos es un extraño manejo del mando al que no estamos acostumbrados. Esto se traduce (al menos en la versión de PS4 que pudimos probar) en que el botón de acelerar se sitúa en la X y nuestro instinto se va a pulsar R2 para iniciar la marcha. En cuanto a los objetos que vayamos recogiendo en las cajas marcadas con un signo de interrogación, se lanzan con el botón círculo. Poco más que añadir, salvo el derrape/pequeño salto del kart, que se puede ejecutar pulsando R1.

El manejo de los coches se siente bastante fluido y, tal y como hemos avanzado antes, dependerá del tipo de personaje y coche que cojamos el grado de derrape que podamos conseguir. Es este aspecto podemos estar tranquilos, ya que los 20 años que han transcurrido no han dejado que los engranajes del juego se oxiden, si no que el equipo de Beenox se ha encargado de mantenerlos engrasados y renovarlos de forma correcta para conseguir unas carreras divertidas y satisfactorias a los mandos una vez que nos hacemos con los controles.

En la pista nos encontramos los elementos clásicos como los paneles de aceleración, las rampas, curvas y objetos o trampas que pretenden relentizarnos y llevarnos al octavo y último puesto de la carrera. En concreto, de las pistas que pudimos probar, la más compleja es la de Clockwork Wumpa, debido a sus múltiples caminos secundarios, trampillas que se abren justo cuando pasamos por encima, grandes engranajes que giran y nos hacen caer fuera de la pista y demás. Por otro lado, nos “alegramos” de ver de vuelta las plantas carnívoras que nos comen en los laterales de la pista en Papu’s Pyramid y el barril que gira en el túnel de las alcantarillas de Sewer Speedway.

Otro de los elementos que regresa son las frutas wumpa. Al recoger 10 de ellas los objetos que vayamos teniendo en nuestro poder aumentarán de nivel y con ello, por ejemplo, pasaremos de tener una caja de TNT a una de Nitro o una esfera de protección azul (que no se agota) a partir de una verde. Ya que estamos en materia de objetos, pasemos a repasar algunos más de ellos. Muchos de los que jugamos a la versión clásica de CTR recordaremos los ítems que aparecen en las cajas “?” repartidas por las pistas. Las mencionadas cajas explosivas de TNT y Nitro para dañar a los rivales que vengan detrás, las pociones verde y roja que hacen una función similar pero más prolongada, las bombas, la esfera de rayo que acude rápidamente hasta el jugador que va primero o el reloj que relentiza a todos los jugadores son algunos de los ofensivos. En cuanto a los defensivos, pudimos ver de nuevo en funcionamiento las esferas de protección que se pueden lanzar, los turbos para dar un acelerón o la máscara Aku Aku, que nos rodea y aporta velocidad e invulnerabilidad durante unos instantes si somos de los últimos en la carrera y necesitamos ganar posiciones.

Por el momento desconocemos si habrá distintos niveles de dificultad en las carreras, pero lo que podemos asegurar es que en la demo no era sencillo colocarse en cabeza de la competición. Competimos con una IA bien entrenada en el arte de las carreras de coches, que se sabían todas las rutas rápidas y atajos para mantenerse en los primeros puestos, mientras que nosotros debíamos esforzarnos por llegar hasta ellos y destronarlos. Es algo que se agradece para poder mejorar y se comprende por el hecho de que llevamos muchos años sin encontrarnos con Crash al volante y llevamos adquiridas algunas mecánicas de otros juegos de corte similar, como Mario Kart, que no se pueden aplicar a Team Racing.

Un regreso muy prometedor

Todavía quedan diversos aspectos que desconocemos y preguntas sin respuesta acerca del remake de Crash que nos ocupa. Si tendrá modo online, cuántas pistas nuevas (¿o personajes?) habrá, máximo de jugadores posible por partida, niveles de dificultad de las carreras, modos de batalla y más allá de las competiciones clásicas… Todavía quedan  más de dos meses para su llegada y es normal que haya huecos de información por llenar. Por ello esperaremos pacientemente a conocer más detalles del esperado regreso de Crash y sus amigos (y enemigos) a las pistas de carreras.

En definitiva, después de pasar casi una hora al volante de Crash Team Racing Nitro-Fueled podemos confirmar que el lavado de cara que ha recibido le ha sentado muy bien. Tras más de 20 años después de la salida del original, los fans que pedían su regreso están ya a nada de tenerlo en sus consolas PS4, Xbox One y Nintendo Switch. Vuelve la pantalla partida, las competiciones con nuestros seres queridos para ver quién es el más rápido y las sonrisas al recordar con nostalgia como hacíamos lo mismo tantos años atrás en nuestra juventud o infancia.

Crash Team Racing Nitro-Fueled

Crash Team Racing Nitro-Fueled, desarrollado por Beenox Studio y editado por Activision para PlayStation 4, Xbox One y Switch, es un remake del clásico título de conducción y carreras de karts arcade protagonizado por Crash Bandicoot y compañía. La auténtica experiencia de CTR y mucho más contenido remasterizado a tope de revoluciones.

Crash Team Racing Nitro-Fueled

¿Recomendáis Horizon Zero Dawn y su expansión?

Está tirado ahora mismo en su edición completa, tanto en la Store (15 euros), como en Amazon en físico (18 euros).   Tengo que decir que el último juego de mundo abierto que he jugado ha sido RDR2 y por momentos se me ha hecho pesado, siempre me ha gustado este género y he disfrutado mucho...