The Walking Dead: The Final Season
The Walking Dead: The Final Season
Carátula de The Walking Dead: The Final Season

The Walking Dead: The Final Season, análisis de la temporada

Skybound Games termina el trabajo que empezó Telltale y nos ofrecen el esperado desenlace de la historia de Clementine y AJ en The Walking Dead.

Todo empezó el 24 de abril de 2012, hace ya siete años en el momento de escribir estas líneas. Telltale Games, especializados en crear aventuras narrativas a partir de universos literarios o cinematográficos, nos trajeron la primera temporada de The Walking Dead, una franquicia más que conocida por sus cómics y serie. Nos encontramos con Lee Everett y la pequeña Clementine y vivimos muchas aventuras junto a ellos, la mayor parte de ellas duras y aterradoras. Ahora, después del cierre del estudio que dio vida a las anteriores temporadas, Skybound Games finaliza la historia de Clem con “The Final Season”. Aquí os presentamos el análisis de su cuarto episodio y hacemos un repaso global a lo que ha dado de sí la última temporada. ¿Preparados para decir adiós?.

Un mundo de Zombies…y relaciones humanas

Llegados a cierto punto, no sabíamos si llegaríamos a ver el final de la cuarta temporada de The Walking Dead. Debido al cierre de Telltale Games, pasamos por unos días en los que la incertidumbre reinó y no fue hasta que Skybound Games tomó el mando que nos quedamos tranquilos y supimos que los capítulos 3 y 4 serían elaborados. Parte del equipo de desarrollo original pasó a Skybound para finalizar “The Final Season”, así que el cambio entre una mitad y otra de la temporada es imperceptible.

Estamos ante el desenlace de la historia de Clementine, Alvin Junior (AJ) y el resto de supervivientes que conocieron al inicio de la temporada en la escuela. Este cuarto episodio retoma la acción que dejamos al finalizar el capítulo 3, por lo que arrancamos con unas escenas cargadas de acción en las que tendremos que estar atentos para cumplir con éxito los quick-time events que se presentan desde el principio. Podemos afirmar que se trata del capítulo con más acción de toda la temporada, ya que si mezclamos el saber que se trata del último con una tensión constante en la que nos pone la trama, no podremos relajarnos ni en los pocos momentos en los que el argumento decide darnos un respiro para mostrarnos lo bueno que todavía hay en el mundo.

Esta parte positiva, en lo argumental, son las relaciones que Clem tiene con el resto de personajes. Por un lado, empezando por AJ, podemos pensar que ambos mantienen una gran amistad pero también una conexión materno-filial, ya que Clementine ha cuidado a Alvin Junior desde que nació, literalmente. A pesar de que haya vivido su completa existencia en un mundo atestado de seres de pesadilla y donde la muerte ya no significa lo mismo que antaño, AJ sigue manteniendo una cierta inocencia en su interior. Tan solo se trata de un pequeño niño que aprende de las enseñanzas y movimientos de Clem, por lo que cada frase y cada decisión que hayamos tomado a lo largo de la temporada tendrá sus consecuencias en este cuarto capítulo. Podemos decidir, hasta cierto punto ya que el devenir final es un tanto impredecible, cómo educar a AJ y en qué clase de persona queremos que se convierta. Si le dejamos tomar sus propias decisiones y apretar el gatillo a su antojo se convertirá en un asesino que no dudará en acabar con humanos, pero también nos podría venir bien esa faceta suya en determinadas ocasiones. Por ello, la decisión es nuestra y debemos cargar con las consecuencias, las cuales se ven reflejadas mejor que nunca en este final.

Por otro lado, Clem se puede enamorar en "The Final Season". Ya no es la pequeña niña que conocimos en la primera temporada, si no que a través de todas las duras situaciones que se ha visto obligada a vivir ha tenido que madurar y coinvertirse en una adulta antes de tiempo. El hecho de llegar a la escuela en la que se centra la acción de esta temporada la hace conocer a muchos personajes de su edad y con ello surge la posibilidad de enamorarse. Telltale y Skybound lo han hecho bien y nos dejan escoger entre dos perfiles, siendo una de ellas una chica y el otro un chico, para ampliar así la sensación de decisión y control sobre nuestras acciones y el rumbo por el que queramos llevar la historia de Clem. No entraremos mucho en detalle para no producir destripes, pero sí que podemos decir que esta relación, en caso de haberla desarrollado en episodios anteriores, se mantendrá en este desenlace y podrá dar pie a escenas realmente emotivas.

El resto de amigos también tendrán sus propios finales y sus historias se verán resumidas al acabar el capítulo, junto a los porcentajes que indican qué decisiones hemos tomado y cuantos jugadores han hecho lo mismo que nosotros. Está en nuestra mano el haber podido salvar a más o menos y el darles un final más o menos feliz. Si en los capítulos anteriores nos daba la sensación de que nuestras acciones no tenían consecuencias tangibles, en este cuarto las dudas se disipan y podemos afirmar que sí, todo el camino que hayamos recorrido, las palabras que hayamos pronunciado y las opciones escogidas repercutirán en la historia y el final de cada uno de los personajes.

En cuanto a nuestros enemigos, en esta ocasión nos podemos despedir de algunos de ellos si todavía están vivos…o ser sorprendidos por su inesperada aparición. Aun así, en este capítulo más que en cualquier otro se nos recuerda que el verdadero peligro del mundo es la infección y los propios Zombies. Aparecerán muchos y nos pondrán en situaciones límite en las que tendremos que hacer uso de nuestras habilidades y puntería para, ya sabéis: dispararles apuntando a la cabeza.

Aspectos jugables, técnicos, gráficos y más

Tal y como hemos comentado brevemente en los párrafos anteriores, la jugabilidad de las entregas de The Walking Dead se basan en las decisiones argumentales, algunos quick-time events y unos ligeros toques de exploración en los que podemos resolver puzles ambientales, encontrar coleccionables (para decorar la habitación o juguetes para AJ). No entramos en un juego de estas características para esperar una gran dosis de momentos de acción y control, si no que nos tenemos que dejar llevar por la historia y si conseguimos conectar con ella y con sus personajes, habremos ganado mucho. Aun así, a favor de The Final Season hemos de decir que se han implementado diversas mecánicas que amplían un tanto la complejidad y opciones de las partes propiamente jugables. El poder apuntar y disparar con un arco es una de ellas, por poner un ejemplo. Todo ello desemboca en este cuarto episodio, donde tendremos que tener los dedos listos en los botones adecuados cuando se dé la opción de actuar si no queremos morir y tener que repetir la acción hasta hacerla de forma correcta.

Si nos centramos en el aspecto técnico del juego vemos como la fluidez del mismo ha aumentado en gran medida desde sus orígenes. Aun así, son diversos los errores y bugs que nos encontramos al jugar a esta temporada. En concreto, en el cuarto episodio nos topamos con una escena (al poco de empezar) en la que la pantalla se congelaba por un segundo y nos sacaba del juego para acabar en el launcher de Epic Games Store. Al cargar partida e incluso reiniciar el capítulo seguía ocurriendo, por lo que finalmente conseguimos arreglarlo desinstalando y volviendo a instalar el juego. Hemos explorado y no hemos visto que ocurra algo similar en la versión de consolas, por lo que podría deberse a un fallo de la tienda de Epic y la opción de “mantener actualizado”. Aun así, el error estuvo ahí.

En su aspecto gráfico se puede observar de un simple vistazo el hecho de que ha mejorado en gran medida desde los orígenes de la saga. Ahora los personajes cuentan con un realismo facial mucho mayor, aunque se sigue manteniendo el estilo cómic que nos recuerda de dónde viene la franquicia. Los escenarios son también más amplios y detallados, algo que es de agradecer en las fases de exploración en las que podemos pararnos y observar el mundo creado para el juego.

Por otro lado, la banda sonora y efectos de sonido están muy bien logrados. Ya sea el sonido de las pisadas, la respiración o bien los inquietantes gruñidos de los Zombies, todo el conjunto acústico nos ayuda a ponernos en situación y sentir lo que la escena en particular nos quiera transmitir. Además, los desarrolladores saben cuando llega el momento de poner una melodía emotiva y cuando una mucho más agresiva para ayudar a dirigir la acción argumental. El trabajo de los actores de doblaje también es excelente, contando con unas voces de personajes muy creíbles y bien logradas. Aun así, como punto negativo hemos de decir que los subtítulos al español que nos llegan no están demasiado bien hechos. Están en español latino y nos hemos llegado a encontrar frases como esta, literalmente: “Usted tiene hambre su confianza en sí mismo”. Por ello, se agradecería que mejoraran este aspecto con un parche.

Teniendo en cuenta todo lo mencionado, tenemos entre manos la conclusión que merecíamos. A pesar de contar con cuatro capítulos en lugar de los habituales cinco, la última temporada condensa la acción argumental de forma correcta y nos permite conectar una vez más con Clementine de cara a un último adiós. Actualmente podemos obtener la temporada completa tanto para PC como para las consolas Nintendo Switch, PlayStation 4 y Xbox One. Si vivimos los orígenes de la historia de Clem y nos gustaron, no hay excusa para no terminar el viaje con ella y si no, siempre estamos a tiempo de conocerla y acompañarla hasta el final.

CONCLUSIÓN

La historia de Clementine y AJ llega a su fin con el desenlace de la “Temporada final”. Todas nuestras decisiones a lo largo del resto de episodios afectarán para obtener un u otro desenlace y os garantizamos que, si hemos conectado con la historia y sus protagonistas, no podremos evitar emocionarnos. El aspecto jugable es reducido, pero en esta temporada se han añadido algunas mecánicas más que hacen más complejos sus quick-time events y son de agradecer para potenciar la tensión que se siente al jugar. Gráficamente ha dado un gran salto desde sus orígenes y en el apartado técnico hay algunos detalles que podrían mejorar con la ayuda de parches, tales como unos bugs y errores o unos subtítulos al español no demasiado pulidos. Aun así, presenta una fantástica banda sonora y efectos de sonido nos ayudarán a entrar en la acción y a sentirnos inmersos en la trama. Han sido muchos años hasta ver finalizada la saga de juegos de The Walking Dead y este es el final que merecíamos. Un último adiós.

LO MEJOR

  • Sorpresas argumentales hasta el final
  • Más acción jugable que en los anteriores capítulos
  • El peso de las decisiones finalmente se hace notar
  • BSO y efectos de sonido brillantes

LO PEOR

  • Presenta algunos bugs y errores
  • Alguna pregunta queda sin respuesta
  • Subtítulos al español poco cuidados
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.