The Walking Dead: The Final Season
The Walking Dead: The Final Season
Carátula de The Walking Dead: The Final Season

Análisis The Walking Dead: Final Season, Ep. 3 "Juguetes rotos"

Jugamos al tercer y penúltimo episodio de la última temporada de The Walking Dead, “Juguetes rotos” y seguimos analizando el camino de Clem.

El viaje de Clementine se acerca a su fin. Tras el complejo proceso de cierre del estudio de Telltale Games, quienes estaban encargados de crear la serie hasta el momento, Skybound Games se encarga de terminar la obra con la ayuda de algunos miembros originales del equipo y otros nuevos que aportan su ayuda. Así, se ocupan de que la historia de Clem y el resto de supervivientes del apocalipsis zombie no quede sin broche final. Teniendo que esperar ahora hasta el 26 de marzo, cuando la historia acabará junto al cuarto capítulo, os traemos un análisis de lo jugado hasta el momento.

De Telltale a Skybound

Con tal de no caer de nuevo en explicaciones detalladas acerca del cierre de Telltale, el cual tratamos en profundidad en diversas piezas de actualidad desde que se supo la noticia (el pasado 21 de septiembre de 2018), tan solo mencionaremos el hecho de que con el nuevo equipo de desarrollo que se ocupa de los dos últimos capítulos la esencia se mantiene. No notamos apenas cambio si comparamos la primera mitad (desarrollada por completo en Telltale) con la segunda (con un equipo formado por antiguos trabajadores de la mencionada empresa además de miembros de Skybound Games).

Por este motivo, debemos felicitar al equipo por haber logrado sacar adelante el título y no dejarnos a medias con la historia, llegando este tercer episodio cargado de emociones dentro y fuera del juego, pasamos a continuación a analizar qué nos depara, evitando los destripes en el argumento para que cada jugador los pueda descubrir y disfrutar de forma particular.

El legado de Lee

Arrancamos el episodio reviviendo un breve repaso a lo que dio de sí el pasado capítulo. En él, tras el impactante desenlace del primer episodio, los niños de la escuela creen que el pequeño AJ puede ser una amenaza, por lo que él y Clem deben abandonar la seguridad que les proporciona la escuela. Fuera, en los bosques, conocen a un interesante personaje y finalmente se deben enfrentar en una gran batalla, donde hace su aparición una vieja conocida. Por otro lado, el romance puede empezar a aparecer si los usuarios así lo queremos. Darle una oportunidad a Clementine de conocer el amor a pesar de que el mundo en el que se ven obligados a vivir sea tan hostil.

El capítulo 3 que nos ocupa, “Juguetes rotos”, toma el relevo en el instante en el que finaliza el anterior. Después del mencionado resumen, volvemos a reunirnos con los supervivientes de la escuela. Un grupo de niños y jóvenes que deben aprender a ser adultos a través del dolor y las experiencias traumáticas por las que todos se han visto obligados a pasar. Sin embargo, demuestran que a pesar de su corta edad están preparados para cualquier reto que se les ponga por delante.

El espíritu del estudio y su esencia en el momento de proponer decisiones a los jugadores empieza en el momento en el que Clem (acompañada por AJ) deben sonsacar a un prisionero enemigo la información de donde se encuentra su base, donde se llevaron a algunos de sus amigos después de la batalla. Allí podemos decidir si usar métodos agresivos cercanos a la tortura o por el contrario si ser amables con él y pedirle gentilmente que nos ayude. Todo ello bajo la atenta mirada del pequeño Alvin Junior, quién seguirá aprendiendo y creciendo al observarnos.

Nuestras decisiones, como sabéis, tienen siempre consecuencias ya sea a corto o a largo plazo, por lo que es recomendable pensar bien lo que hacemos antes de pronunciar cierta frase, realizar cierta acción o ir por un u otro camino. De la misma forma, el juego nos hace tener la sensación constante de que algo malo puede ocurrir, sin sentir seguridad real en ningún momento. Este es un hecho difícil de lograr en un juego de estas características, en el que siempre podríamos reiniciar la partida y repetir una escena para obtener otro desenlace. Sin embargo, al contar con guardado automático y decisiones que afectan a largo plazo esto es algo que no siempre funciona.

Por otro lado, Skybound ha logrado dotar de nostalgia y una cierta tristeza al episodio al añadir algunas escenas que nos recordarán a aquellos que ya no están. Por este motivo es más recomendable jugar a esta temporada final después de haber completado el resto de aventuras de la serie The Walking Dead, pero siempre podríamos empezar por ésta e ir reconstruyendo luego el resto del argumento al jugar los otros títulos.

En el ámbito jugable mantiene la exploración, los diálogos, las escenas de acción en las que hay que disparar o usar el cuchillo para matar o desequilibrar a los caminantes y los quick-time events. Además, presenta alguna mecánica nueva y desafiante. En cierta escena que incluye diversos caminantes, morimos más de una vez hasta que entendimos el camino que el juego quería que recorriéramos para completar la escena de forma segura. Aun así, no supone un gran reto una vez que comprendemos lo que tenemos que hacer, pero como ya sabemos, este tipo de aventuras narrativas tienen su peso en la historia, personajes y decisiones para forjar nuestro propio camino más que en su jugabilidad.

Si nos referimos al apartado gráfico se mantiene como los otros dos episodios, presentando una mejoría respecto a anteriores entregas de la saga y un estilo siempre fiel al alma de Telltale y los cómics en los que se inspira. En el sonoro también sigue brillando, encontrando un elenco de voces en las que se mantiene la plantilla que ya conocemos, usando la banda sonora para ensalzar los momentos tristes, de peligro e incluso alegres (aunque haya pocos) y los efectos sonoros para transmitirnos el miedo que los supervivientes deben sentir al estar tan cerca de los peligrosos zombies.

En cuanto a los errores, algo que puede pasar en algunas partidas pero no tiene porqué ocurrir en todos los archivos de juego, hemos de decir que nos encontramos con un bug que nos hizo no poder avanzar en una escena en la que teníamos que caminar detrás de una cobertura para evitar que los enemigos nos detectaran. Simplemente Clem no avanzaba, por lo que tuvimos que salir al menú del juego y volver a entrar para ver solucionado el problema. Un contratiempo menor, pero que podría haberse complicado y sido peor si no nos dejara continuar con la partida.

Poco más hay que decir si queremos evitar entrar en el terreno de los spoilers argumentales. Tan solo añadir que este tercer episodio se vuelve a cerrar dejándonos la miel en los labios de cara al desenlace definitivo de la obra, que recordamos, llegará el próximo 26 de marzo (y en físico con la temporada completa el día 29, gracias a Meridiem Games). Todas las decisiones que hayamos ido tomando, nuestra forma de tratar al resto de personajes y de educar a AJ se verán reflejadas en los compases finales, en los que tendremos que decir adiós a Clementine de una forma u otra.

CONCLUSIÓN

Podemos estar tranquilos; Skybound ha hecho un muy buen trabajo al retomar la obra que Telltale dejó a medias, manteniendo la esencia de la saga y sin notar cambios, al menos desde la visión de los jugadores. Con una duración de unas 3 horas, este tercer capítulo concluye de forma impactante y tensa de nuevo, dejándonos con ganas de vivir el desenlace final que tendrá lugar con el cuarto. Manteniendo el peso de las decisiones característico de la saga (algunas de las cuales tienen repercusión a largo plazo), debemos ejercer un doble trabajo con Clementine: superviviente y tutora del pequeño AJ. Siendo un dúo entrañable como lo fueron en su momento Lee y Clem, ahora ella ha madurado y debe estar preparada para enfrentarse a cualquier peligro que se le ponga por delante, ya sea humano o muerto viviente. Estando dispuesta a hacer lo que sea necesario para ayudar a sus seres queridos, “Juguetes rotos” nos pondrá en situaciones complejas con tal de salvar a nuestros amigos y acercarnos cada vez más al esperado desenlace.

LO MEJOR

  • La historia va cobrando cada vez más interés
  • El efectivo juego con la nostalgia
  • Se añade alguna nueva mecánica jugable

LO PEOR

  • Encontramos algún bug, que se arregló al reiniciar
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

The Boys, la serie y el cómic

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincu...