The Walking Dead: The Final Season
The Walking Dead: The Final Season
Carátula de The Walking Dead: The Final Season

The Walking Dead: La temporada final, Análisis Cap. 1

Paula Croft paulacroft02

Analizamos el primer capítulo de la nueva aventura de Clementine en The Walking Dead: La temporada final, de la mano de Telltale Games para PC, PlayStation 4, Xbox One y Switch.

La última aventura de Clementine llega finalmente de la mano de Telltale Games con la temporada final de The Walking Dead. Han sido seis años de aventuras, enfrentamientos contra zombies y supervivencia desde que conocimos a una jovencísima Clem y dimos los primeros pasos junto a Lee. Ahora ha llegado el momento de decir, una vez más, adiós.

De cómic a la pantalla

The Walking Dead nació en 2003 en formato cómic de la mente de Robert Kirkman y Tony Moore, inspirados por los Zombies de la filmografía de George A. Romero. Tiempo después, en 2010, llegó la serie de televisión que lanzó a los muertos vivientes a la fama más allá de las fronteras de papel. La última frontera por cubrir fue la del videojuego y quienes se encargaron de hacerlo fueron y han sido hasta la fecha Telltale Games.

Conocidos por traer diversas sagas de otros medios y adaptarlas a aventuras narrativas digitales, con The Walking Dead (2012) pulsaron la tecla correcta para obtener una fórmula que cosecharía millones de fans en todo el mundo a lo largo de los cinco títulos que han ido llegando durante este tiempo.

Encarnando al profesor universitario Lee Everett conocimos y rescatamos a una pequeña niña llamada Clementine. Junto a ella fueron muchas las aventuras y desventuras vividas, conociendo a amigos pero sobre todo a enemigos por el camino y no tardando en descubrir que los muertos vivientes no eran los únicos monstruos que poblaban esta nueva versión del planeta.

Tras ser aclamado por la crítica y los jugadores y ganar unos 80 premios de “juego del año” le sucedieron una segunda y tercera temporada, contando además con un DLC, 400 días, y un juego independiente en el que encarnamos a Michonne. Además de ella, han sido otros los personajes originarios de los cómics que han aparecido en los juegos, tales como Hershel, Shawn y Glenn. Con la aprobación de Kirkman pero disponiendo de una alta libertad creativa para llevar la historia por el camino que decidieran, Telltale Games consiguió desde el arranque presentar una fórmula que combina el interés narrativo, los grandes personajes, una jugabilidad sencilla y sobre todo una brutalidad cargada de emociones que refleja a la perfección el mundo de The Walking Dead.

Basta de escapar

La temporada final de The Walking Dead fue anunciada por vez primera en la pasada San Diego Comic Con (julio de 2017), significando el cierre de la historia de Clementine con los cuatro episodios que irán llegando progresivamente durante los próximos meses. Ya tenemos disponible el primero de ellos, “Basta de escapar” para PC, PS4 y Xbox One, llegando próximamente para Switch.

El papel secundario que tuvo Clem en la tercera temporada, A New Frontier, no terminó de convencer a los jugadores. Por ello, en esta ocasión los desarrolladores han decidido volcar todo el peso sobre ella y Alvin Junior (AJ), a quién rescató del rancho McCarroll y con quién ha tenido una estrecha relación desde que el pequeño nació en difíciles circunstancias.

Antes de empezar nos ofrecerán un pasaje a modo de cómic interactivo en el que tendremos que recordar las decisiones clave que tomamos en las anteriores temporadas, resultando un pequeño destripe para la trama si no las hemos jugado pero un acierto en caso de no disponer de las partidas guardadas y querer seguir con nuestra aventura personalizada. Cabe decir que esta entrega puede jugarse sin haber completado antes otro de los títulos de la serie, pero por razones obvias es recomendable darle un repaso a los demás antes de adentrarnos en este desenlace.

Iniciamos el capítulo en una polvorienta y soleada carretera. Al poco, un gruñido nos advierte de la presencia de un caminante, que a duras penas puede arrastrarse. A su lado pasa rápidamente un vehículo conducido por nuestra protagonista. Clem, llevando todavía la gorra que le regaló su padre, ya maltrecha tras tantos años, ajusta el retrovisor para ver como AJ juguetea con un revólver.

El joven, cuya edad parece oscilar alrededor de los cinco años, indica a su protectora que tiene hambre y ella, tras intentar entretenerlo con algunos juguetes y distracciones, le ofrece el último bocado del que disponen. Estando ambos hambrientos, se disponen a detener el coche e intentar hallar algo que llevarse a la boca.

Tras esta primera escena, la cual pudo jugarse ya en la demo disponible a lo largo de los pasados días, iniciamos realmente la nueva aventura de Clementine. Llegando a una zona aparentemente abandonada, encontraremos a algunos zombies y nos introducirán al sencillo sistema de movimiento de personaje y cámara, recordando que nuestras acciones tendrán consecuencias y adiestrando en el arte de ralentizar y acabar con los monstruos enemigos.

Esta relativa calma se verá alterada al poco, presentando una de esas escenas trepidantes plagadas de diversos quick-time events que deberemos completar con éxito si queremos escapar con vida de la situación.

Globalmente, el ritmo del capítulo es bastante pausado, salvo alguna situación más estresante e incluso una escena en la que quieren provocarnos miedo e incomodidad. Dejando que los nuevos compañeros de aventuras que conocemos se introduzcan con calma, empezaremos a establecer nuestras preferencias al poco, teniendo que tomar algunas pequeñas decisiones que nos acercarán más a uno u otra personaje. Con tal de no entrar en destripes, tan solo diremos que Clem y AJ llegarán a una zona segura en la que otros niños y adolescentes de su edad viven y se organizan desde hace un tiempo, dejando por el momento a los adultos fuera de la ecuación por primera vez en la serie.

Este último detalle cohesiona bien con la edad actual de Clem, calculamos unos 16 años, proponiendo un ambiente para que la joven desarrolle sus sentimientos y adolescencia tratando de aparentar una normalidad de la que ha vivido alejada desde bien pequeña. El título del capítulo, “basta de escapar”, funciona a modo de resumen de esta idea. Tras muchos años en la carretera, huyendo y luchando diariamente por ver un nuevo amanecer, Clem y AJ están preparados para tomarse un pequeño y merecido descanso.

“Lee me enseñó a decir adiós”

Por el momento, las primeras decisiones y forma de enfrentarnos a las situaciones que se nos presenten no serán tan decisivas como en otras entregas, pero probablemente lo que ahora parezcan pequeños detalles acabarán teniendo un importante peso en los próximos capítulos.

Presentando un desenlace impactante a la altura de la narrativa de Telltale, el capítulo se cierra de forma muy interesante y nos dejará expectantes de cara al siguiente, cuya fecha todavía desconocemos pero siguiendo la tradición de los juegos del estudio, podría ser en menos de dos meses.

El título presenta un apartado gráfico notablemente superior a los anteriores, manteniendo su estilo cómic pero aumentando en gran medida la calidad de las texturas, dibujado y detalles. Con ello asistimos de nuevo al oscuro mundo construido por Telltale, contando con unas expresiones faciales todavía más detalladas que ayudan a ensalzar el gran trabajo de los actores y actrices de voz. En esta ocasión contamos con el doblaje original en inglés y con una versión en español latino, además de en otros idiomas y de contar con los subtítulos.

En las aproximadamente dos horas y media que dura el capítulo no encontramos fallos técnicos ni bugs. Moviéndose con fluidez y sin parones entre escenas, el ritmo de juego se mantiene a pesar de que argumentalmente tenga más secciones de calma, tal y como hemos comentado.

Además de las voces, el apartado sonoro se mantiene a la altura con una banda sonora que hace su trabajo al transportar nuestras sensaciones junto a la escena y conseguir captar nuestra atención y no despegar la mirada de la pantalla durante el transcurso del capítulo.

Por ello, el primer capítulo de esta última temporada arranca de forma notable, con un esperado regreso de la tan querida Clementine. Echando de menos el ver otras caras conocidas pero siendo interesantes las nuevas incorporaciones, nos mantendremos a la espera de futuros capítulos para comprobar si el ritmo se mantiene, aumenta o disminuye y finalmente, si tendremos que decir un adiós que no queremos pronunciar.

CONCLUSIÓN

La última temporada de The Walking Dead nos presenta a una Clementine más madura a cargo del pequeño Alvin Junior, AJ. Tras pasar mucho tiempo en la carretera conocerán a un nuevo grupo de compañeros de su misma edad con los que podrán tomarse un pequeño respiro de la difícil aventura que supone el vivir el día a día, lograr sobrevivir y ver un nuevo amanecer. Contando con un apartado gráfico notablemente más detallado que anteriormente y una banda sonora a la altura, “basta de escapar”, el primero de cuatro capítulos que tendrá este desenlace, se presenta con un ritmo bastante pausado para introducirnos a la nueva trama. Preparándonos poco a poco para el adiós a Clementine y el cierre de su historia, Telltale ejerce de nuevo su magia al dejarnos al borde del asiento con un trepidante final de capítulo que nos deja con ganas de más.

LO MEJOR

  • Volver a encarnar a Clementine
  • Apartado gráfico mejorado al detalle
  • El sello Telltale mantiene su calidad

LO PEOR

  • Un arranque con un ritmo más bien pausado
  • Toma de decisiones con un peso leve en este capítulo
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.