Cóctel de disparos, sigilo, rol y exploración

Mutant Year Zero: Road to Eden, estrategia exigente y satisfactoria

The Bearded Ladies combina varios elementos para crear un título que recuerda a XCOM, pero con personalidad propia

Por Sergio Gómez - @sirsergioser

Un grupo de mutantes entre los que hay un cerdo y un pato antropomórficos, estrategia táctica y exigente que se nutre de XCOM y una clara apuesta por la ambientación y la narración de una historia. Estas son las principales cartas que el estudio sueco The Bearded Ladies pone sobre la mesa en Mutant Year Zero: Road to Eden, el título que lanzarán el 4 de diciembre para PC, PS4 y Xbox One. Un juego desafiante que requiere de pericia y planificación para abordar cada enfrentamiento y en el que no faltan elementos de exploración, rol y sigilo para crear un producto carismático.

En MeriStation ya os dimos nuestras primeras impresiones y ahora hemos tenido la oportunidad de poder jugar en PC la demo con las tres primeras horas del título para contaros lo que nos parece este desafiante título que rezuma personalidad propia.

La narrativa y la ambientación: elementos protagonistas

Desde el primer momento, Mutant Year Zero: Road to Eden deja claras sus intenciones de contar una historia que invite a los jugadores a progresar y a que no sea una mera excusa. Para ello nos presenta un mundo post-apocalíptico devastado por una guerra nuclear, el cambio climático y las pandemias. La población humana ha sido mermada y el último reducto que queda se ubica en El Arca, una ciudad que se mantiene alejada de la radiactividad de La Zona, un área hostil llena de peligros. Una presentación que deja entrever muchas posibilidades argumentales. En esta tesitura conocemos a dos de los mutantes protagonistas, Dux, un pato algo irónico y a Bormin, un rudo jabalí. Posteriormente, se une Selma, una humana que también posee capacidades especiales. Según señalaron los desarrolladores, habrá más personajes que se unirán a esta aventura.

Mediante el uso de cinemáticas (ejemplo de ello es el tráiler que os mostramos sobre estas líneas), unas animadas con el motor gráfico del juego y otras con empleo de imágenes estáticas y texto, Mutant Year Zero: Road to Eden nos introduce a su mundo en el que debemos explorar ciudades abandonadas para encontrar recursos que permitan a la población del Arca poder seguir adelante en la lucha por la supervivencia. Para hacernos partícipes de todo lo que ha ocurrido, los personajes que manejamos tienen conversaciones conforme avanzan por el escenario y reaccionan a los elementos que encontramos en él. Es así como podemos conocer lo que ellos piensan y lo que está ocurriendo. Cabe destacar las actuaciones de voz de Bormin y Dux, un factor que les dota de personalidad. Están en inglés, pero cuenta con subtítulos y textos en castellano.

Con un apartado técnico más que notable a nivel gráfico, los entornos resultan muy llamativos y lucen realmente bien. Esto permite durante la exploración de los distintos escenarios podamos prestar atención a una gran cantidad de detalles que hay en ellos, los cuales nos ayudan a entender más de este universo. Coches sepultados por la vegetación, edificios derruidos, tiendas de campamento abandonas de aquellos que no volvieron… Vestigios que nos ubican rápidamente en el contexto de cada lugar.

mutant year zero road to eden
Durante la exploración podremos escuchar diálogos entre los personajes

Cuando visitamos El Arca podemos acceder a cuatro zonas diferentes. Un bar, una tienda, un taller y la sala en la que se encuentra El Anciano, el hombre que lidera esta colonia de supervivencias. La navegación por ellos es similar a la vista en títulos como Darkest Dungeon o Starcraft II, donde solo hay que hacer click en el espacio destacado para que pasemos a ver lo que dicha área nos ofrece. Todos estas ubicaciones son más que localizaciones en las que obtener objetos o información sobre nuestra misión. Son espacios en los que podemos aprender más sobre el universo en el que nos encontramos, sobre las personas que regentan dichos lugares y sobre nuestros personajes. Elementos que podrían haber quedado vacíos pero que terminan aportando su grano a la narrativa mediante la interacción que allí se sucede cuando volvemos tras una misión o entregamos un nuevo objeto.

mutant year zero road to eden
El Arca presenta diferentes zonas en las que interactuar

Exploración, sigilo y rol para hacer tácticas

Mutant Year Zero: Road to Eden plantea unas mecánicas de combate muy similares a dos colosos en este género: XCOM y a Mario + Rabbids: Kingdom Battle. No obstante, sabe forjar su propia personalidad en todo lo que rodea a este ámbito y en los prolegómenos a los tiroteos para crear una experiencia exigente incluso en dificultad normal (hay tres niveles y un modo hardcore).

Para empezar, las misiones no comienzan y finalizan en un escenario donde lo único que hay que hacer es combatir como ocurre en los títulos citados. En este caso, simplemente accedemos a áreas interconectadas (ya sea caminando o mediante viaje rápido) que podemos explorar con nuestros protagonistas moviéndonos a nuestro libre albedrío (siempre dentro de los límites establecidos). El camino a seguir está marcado y resulta bastante lineal si se sigue consultando la ayuda que el propio juego nos brinda. No obstante, cada zona tiene pequeñas bifurcaciones que se prestan a ser visitadas por los jugadores para premiarles, en ocasiones, con nuevos enemigos o recursos, no abundantes estos últimos en este decadente mundo, así como con elementos con los que interactuar para conocer más sobre el lugar en el que nos encontramos. Una vez que las completamos, podremos usar el viaje rápido para volver a ellas, por si así queremos tomar un desvío para visitar un área desconocida y que dejamos atrás.

Así, mediante nuestra exploración podemos hallar enemigos a los que podemos abordar de manera frontal, optar por esquivarlos o tratar de eliminarlos sigilosamente. Esta última función resulta crucial de cara a atravesar diferentes zonas, pues mediante la discreción y la cautela podemos eliminar a oponentes alejados de sus compañeros como una medida para mermar a las fuerzas rivales ante un previsible enfrentamiento posterior.

Para hacer uso del sigilo tenemos que desplazarnos en tiempo real apagando nuestra linterna y mantenernos fuera del área de visión de los enemigos que se marca con un círculo rojo. Así podemos decidir desde donde realizar nuestra emboscada, momento en el que aparece el escenario táctico cuadriculado en el que se marcan los rangos de movimiento, visión, los porcentajes de acierto al atacar… Tenemos armas silenciosas que nos permiten atacar sin alertar a otros seres hostiles cercano y acabar con la vida de nuestro objetivo. Si este enemigo sobrevive a nuestros ataques, cuando sea su turno alertará al resto de compañeros, iniciando una refriega en la que habremos perdido parte de nuestra ventaja. Y es que no es lo mismo un tres contra tres que un tres contra cinco o lograr una ubicación privilegiada en lugar de tirotearnos sin coberturas.

mutant year zero road to eden
El posicionamiento es uno de los factores determinantes al abordar un combate

Cuando comienza el combate aparecen también las diferentes acciones que cada personaje puede realizar. Son fácilmente reconocibles por quienes hayan jugado a la franquicia XCOM por el paralelismo en sus iconos: moverse, disparar, permanecer en guardia u ocultarse. Además, cada personaje cuenta con una serie de habilidades que se obtienen cuando mutan al subir de nivel. Por ejemplo, Dux puede tener unas alas que le permiten auparse en el aire para disparar desde las alturas y tener ventajas, Bornin es capaz de cargar ferozmente y aturdir a los enemigos y Selma tiene la capacidad de atrapar a los enemigos con raíces de árboles.

Los elementos RPG salen a florecer a la hora de gestionar el equipo de cada personaje y las mutaciones a los que estos pueden someterse cuando consiguen los puntos suficientes al subir de nivel. Elementos fundamentales a la hora de establecer nuestra táctica durante el combate. Es posible personalizar las armas y las armaduras con accesorios que hacen que al disparar incendiemos al enemigo, que tengamos más alcance de tiro o que seamos inmunes al fuego. Y en el capítulo de las habilidades especiales de cada mutante, tenemos que decidir dónde invertir nuestros puntos según el estilo que queremos que sigan. Bormin puede convertirse en un personaje que vaya a saco, atravesando líneas enemigas para devastar a cortas distancias o puede parapetarse en una cobertura, atraer la atención y escudarse en su piel endurecida para no recibir daños mientras el resto de componentes del equipo hostigan a los rivales.

mutant year zero road to eden
Al subir de nivel podemos hacer que los personajes muten para que obtengan nuevas habilidades

Exigencia

Mutant Year Zero: Road to Eden no esconde una de sus principales aspiraciones: ser un título donde los combates no sean sencillos pero sí satisfactorios. Especialmente aquellos contra jefes y enemigos poderosos. Seguir una estrategia adecuada resulta determinante para vencer. Porque no basta solo con derrotar al enemigo. Al final de cada combate, los personajes no recuperan toda su salud y solo resucitan al acabar el mismo (salvo en el modo hardcore). Si no logramos curarnos con botiquines, el siguiente enfrentamiento será mucho más costoso. Y no son precisamente un elemento fácil ni barato de conseguir.

mutant year zero road to eden
Hay combates contra jefes y enemigos especiales que pueden darnos un auténtico dolor de cabeza si no establecemos una buena estrategia

Dicha dificultad y exigencia contribuye a crear una experiencia endógena que nos hace sentir que estamos en un mundo hostil, donde la supervivencia no es algo superfluo. Así ayuda a configurar parte de su personalidad y a fusionar la crudeza de su mundo con sus mecánicas. Y es que las primeras horas de juego nos han dejado ver la apuesta que The Bearded Ladies ha realizado por crear un título que usa unas bases sólidas y conocidas pero con elementos propios. Sabe a producto nuevo y fresco, pero con notas que ya conocemos y agradaron en el paladar.

A falta de probar la versión final, Mutant Year Zero: Road to Eden ha dejado claros sus ases: una jugabilidad sólida, un sistema exigente que requiere de planificación y estrategia y una ambientación que invita a saber más del futuro de este mundo devastado. Si la trama argumental que ofrece logra despertar la motivación y los combates contra enemigos especiales siguen sorprendiendo y gratificando, el título de The Bearded Ladies puede ser una grata sorpresa para los amantes de este género.

Mutant Year Zero: Road to Eden

Mutant Year Zero: Road to Eden, desarrollado por The Bearded Ladies y editado por Funcom para PC, PlayStation 4, Xbox One y Switch, es un título de estrategia que combina el combate por turnos de XCOM con elementos narrativos, exploración, sigilo y estrategia. Ponte al mando de un equipo de mutantes mientras exploras el planeta Tierra tras la caída de la humanidad.

Mutant Year Zero: Road to Eden