Mutant Year Zero: Impresiones

José Luis Lópes de Garayo

Mutantes, rol y combate al más puro estilo XCOM. Te contamos por qué debes prestar atención a Mutant Year Zero.

Xcom por via de Fallout

Los suecos de The  Bearded Ladies, tras casí una decada trabajando para IO en su popular franquicia Hitman,  decidieron abrirse camino hacia nuevos pastos. Hace unos días  nos presentaron su primer título, Mutant Year Zero, con el que pretenden encapsular la esencia del homónimo juego de rol. Combinando ideas, mecánicas  y conceptos de géneros e historias de lo más dispares parece que han conseguido obtener una mezcla de lo más suculenta.

En el mundo de Mutant Year Zero hace mucho desde que el deshielo y una serie de plagas acabaron con practicamente toda la humanidad. La vida en la tierra es practicamente imposible y los pocos que toleran el entorno son despreciables necrofagos, nuestros principales enemigos. Nosotros somos mutantes, seres que sobreviven en el Arca, bajo la atenta mirada de El Anciano. Este es el último superviviente de nuestra especie y los desarrolladores nos aseguran de que nuestros encontronazos con el serán importantes en lo que respecta a la historia.

Este Arca hará las labores de nuestra Nave Nodriza en Xcom, tratándose de un lugar donde podremos comprar munición y recursos, interactuar con otros personajes. Asimismo podremos interactuar con el Anciano. Nos llama la atención la atención al detalle visual que tiene este Arca, destilando personalidad e historia por los cuatro costados. Cada uno de los distintos establecimientos que podemos visitar cuenta con un dependiente con su propia historia aunque no sabemos si fuera del Anciano esto será relevante para la historia. En general, el Arca se trata de nuestra  base de operaciones y el lugar donde repostar entre misón y misión.

Tras la presentación pudimos hablar con los desarrolladores, quienes nos aseguraron que, aunque principalmente usaremos la tienda del Arca para reponer provisiones (munición, explosivos, etc), tambien habrá objetos más poderosos a la venta. Estos, nos comentan, serán lo suficientemente únicos y devastadores para que cada uno de la sensación de ser un artilugio único, con su propia historia y marcadamente distintos del resto de armas que conseguiremos a lo largo del juego. Tratan así de evitar la sensación de juegos como Skyrim en los que las tiendas terminan siendo un simple punto donde depositar nuestra basura no querida.

Perfección táctica

Es en sus misiones donde realmente brilla Mutant Year Zero. Combinando a la perfección los géneros del RPG, la estrategia por turnos y el sígilo cada una de las misiones promete ser una interesante aventura. En el caso de la presentación de la que pudimos disfrutar se trataba de una incursión hacia un campamento enemigo en mitad de un impenetrable bosque. Estas misiones se dividen en dos fases: una en tiempo real en la que exploraremos nuestros  entornos e interactuaremos con loss demás personajes y una fase de combate por turnos claramente inspirada en XCOM. 

Durante la fase exploratoria vagaremos el mundo interactuando con los elementos que lo pueblan, estudiando las reacciones de nuestros compañeros de equipo y finalmente nos situaremos en posición de combate. Afortunadamente, el mundo que The Bearded Ladies ha creado está poblado de infinidad de detalles, distintos remanentes del mundo pasado que visiblemente han sufrido las consecuencias del tiempo. Aun quedan coches, sí, pero están oxidados y cubiertos de vegetación. En la presentación solo pudimos observar un escenario boscoso pero por las capturas ya disponibles, entre las que se ve un gélido páramo, podemos asegurar que el mundo de Mutant Year Zero será de lo mejorcito y más variado que hemos visto en cuanto a mundos post-apocalípticos. 

Llegará el punto durante nuestra exploración en que encontremos enemigos. Aquí, el juego nos da una serie de opciones a la hora de enfrentarnos a los mismos. Podemos hacerlo directamente, si, pero preferiblemente usaremos las opciones de sigilo disponibles para posicionar adecuadamente a nuestros personajes y obtener así una ventaja preventiva en combate. Antes de hablar del mismo conviene que tratemos un poco los personajes que compondrán nuestros equipos. Veréis, tras el  "fin del mundo" no solo quedan de pocos a un humano sino que aunque fuésemos más numerosos no podríamos sobrevivir en Tierra. De esta forma, serán los mutantes quienes se encarguen de morar la tierra y hacer expediciones a la misma en busca de recursos y armas.

Dichos mutantes cuentan con sus propias características, en forma de activos y pasivos que podremos personalizar a nuestro antojo. En la demo nuestro equipo se componía de la humanoide Selma, capaz de controlar los arboles a su voluntad, el pato Dux capaz de usar sus alas de polilla para crear su propio terreno elevado en cualquier momento y el jabalí Bormin, capaz de convertir su piel en piedra para sobrevivir los ataques enemigos. Por lo que vimos cada uno de estos personajes está más diferenciado entre sí que en otros juegos del género, siendo Mario+Rabbids quizás el ejemplo más cercano. A lo largo del juego reclutaremos nuevos mutantes, de nuevo con sus propias personalidas, aspecto y habilidades y de crear un escuadrón lo suficientemente compenetrado dependerá nuestro éxito.

Una vez entramos en combate el juego pasa a ser algo tremendamente parecido a Xcom, pero aun aquí el equipo de The Bearded Ladies ha sabido retocar los sistemas para crear algo único. El encontronazo del que pudimos disfrutar ponía a nuestros protagonistas en contra de un campamento entero de necrófagos liderados por El Gris. Nuestros turnos transcurren de una forma muy similar a Xcom, donde contamos con una fase inicial de movimiento (voluntaria) y una segunda fase donde escogeremos que acción realizar. El parecido con Xcom apenas está disimulado, con iconos de acción y una interfaz extremadamente similares, pero las variadas habilidades de nuestros personajes hacen que la diferencia jugable sea marcada.

Adicionalmente, hay una serie de innovaciones que Mutant Year Zero aporta al tablero de juego. Así, podremos noquear a enemigos o hacerles caer si están en una posición elevada al más puro estilo Rabbids. También podremos destruir nuestro entorno, eliminando la cobertura de los necrófagos o accidentalmente la nuestra propia. Desde The Bearded Ladies nos aseguran que el nivel de destrucción posible es tal que en fases más avanzadas del juego seremos capaces de volar por los aires edificios entero.  

Sin duda el momento más espectacular de la presentación vino cuando Bormin, el personaje jabalí, logró infiltrarse en el almacén de los necrófagos. Ahí, inicialmente desactivado, yace un gigantesco robot. Usando la habilidad de hackeo dicho robot vuelve a su estado de fábrica. Coincidentemente, esto le hace incapaz de distinguir a los necrofagos como sus dueños lo cual fue muy útil cuando, unos turnos más tarde, nuestro robot despertó. La carnaza consecutiva fue francamente espectacular y un momento memorable para un juego de estrategia por turnos. Desconocemos la cantidad de elementos únicos como este robot que habrá en el título pero esperamos que sean muchos y variados.

Entramos en la presentación de Mutant Year Zero con absolutamente ninguna expectativa. Al fin y al cabo, se trata del primer proyecto serio del estudio y por tanto la duda era justificada. Pero tras ver la presentación y hablar con los desarrolladores podemos decir con casi total seguridad que este es un título a marcar en el calendario. Combinando un marco que consigue ser original a pesar de lo cansado que está el concepto post-apocalíptico, con excelente jugabilidad y lo que parece un bucle jugable de lo más agradable, solo basta que el resto del juego pueda mantener la calidad disfrutada para que estemos hablando de una de las joyitas del año. Eso sí, fuera de "2018" no tenemo una fecha determinada de salida, así que toca esperar.

Mutant Year Zero: Road to Eden

Mutant Year Zero: Road to Eden, desarrollado por The Bearded Ladies y editado por Funcom para PC, PlayStation 4 y Xbox One, es un título de estrategia que combina el combate por turnos de XCOM con elementos narrativos, exploración, sigilo y estrategia. Ponte al mando de un equipo de mutantes mientras exploras el planeta Tierra tras la caída de la humanidad.

Mutant Year Zero: Road to Eden