Entrevista

Conociendo a Mario García, la voz española de Marvel’s Spider-Man

Sergio C. González Sergio5Glez

Madrileño de 20 años, recibimos a un actor de doblaje con más espíritu del trepamuros de lo que pensábamos: fan desde pequeño, lector de cómic y practicante de parkour.

El mundo de la interpretación se puede practicar de múltiples maneras, pero una de ellas mantiene una relación muy estrecha con algunos videojuegos, como es el doblaje. En España, las grandes producciones suelen contar mejores o peores adaptaciones de voz, pero en el caso que hoy nos atañe hablamos de un trabajo especialmente aplaudido por aquellos jugadores que ya se han sumergido en la Manhattan más agitada: Marvel’s Spider-Man.

Recibimos a Mario García, actor de voz de Peter Parker en la producción exclusiva de Sony para PlayStation 4, que tuvo a bien contarnos cómo surgió tan especial propuesta laboral, los entresijos de esta tarea así como los problemas con los que tuvo que lidiar para sacar adelante un trabajo que ni en sus mejores sueños hubiese imaginado.

Así, también conoceremos el lado más personal de García, un amante confeso de esto de los videojuegos y una persona que tiene más de Spider-Man de lo que podríamos imaginar.

¿Quién es Mario García?

Moreno, madrileño de veinte años y saltimbanqui por naturaleza. Cuando preguntamos al trepamuros español sobre sus aficiones y profesión nos damos cuenta de que en él hay algo de Spider-Man desde que era niño, y es que si la mitad de su tiempo la dedica a sacar partido de su voz en el difícil mundo del doblaje, la otra mitad la dedica a dar saltos. Casi literalmente. El parkour es para él una forma de expresarse, una forma de sentirse libre.

Desde que tenía 4 años se vestía de su superhéroe favorito e imaginaba ser él, el emblema de una Nueva York siempre alerta. ¿Lector de cómics? “mejor no te enseño mi estantería”, decía entre risas. Todo encaja.

Mario García / Marvel's Spider-Man
Mario García / Marvel's Spider-Man

Porque quizá no sea casualidad que una voz como la suya viva dentro de un fan acérrimo tanto a los videojuegos como al cómic y los superhéroes.

Su primera participación como el hombre araña no comienza aquí, no obstante, puesto que cuando Marvel se hizo con los derechos de Spider-Man para el UCM fue él el elegido para esa estelar aparición del joven adolescente en Civil War y, poco después, su ratificación como trepamuros en Spider-Man Homecoming, que en 2019 verá su secuela en la gran pantalla.

Conseguir derribar este primer muro no fue ni mucho menos fácil. Aún era menor de edad y había otros grandes actores de doblaje como firmes candidatos a ese puesto; de hecho, según parece, la intervención de Civil War ya estaba grabada por otra persona, solo que por diversos problemas hubo un cambio de planes y le llamaron.

Mario, que no tenía ni idea de lo que iba a hacer en ese estudio de doblaje de Marvel, se enteró en ese mismo momento que era aspirante a interpretar al personaje de Steve Ditko y Stan Lee. No se lo podía creer.

Mario García / Marvel's Spider-Man
Mario García grabando una toma.

“Yo estaba… Entre que soy súper fan de Marvel y que no me lo podía creer, mis nervios eran exagerados. Es uno de los momentos más tensos que recuerdo; fue bastante difícil”. Pero le cogieron, tanto para esta intervención como para Homecoming. “Aunque no se puede decir nada, ese día no pude evitar llamar a mis amigos y decirles, ¡que me han cogido!’”.

La oportunidad de ser también Peter en Marvel’s Spider-Man

Podríamos pensar que estaba cantado quién iba a ser la voz en castellano del protagonista en Marvel’s Spider-Man, ¿no? Pues no, porque tal como él mismo nos cuenta, “la oportunidad surge de una forma que no logro entender”, comenzaba confesando. “Había habido rumores sobre el videojuego. Me preguntaban si iba a ser yo Peter, pero yo estaba convencido de que no me iban a coger a mí… El Spider-Man que yo había visto era más adulto y encajaba más con la voz de Javi Lorca, que ya había doblado la serie de Ultimate. Le quedaba como anillo al dedo”.

Pero llegó el día de jugar sus mejores cartas y demostrar que él también tenía un sentido arácnido capaz de encajar con Peter. “Pregunté, ¿para qué es?” —Esta vez tampoco le habían dicho nada—, “[…] pensaba que iba a ser para Miles Morales, que iba a ser un personaje más joven”. Pero el estudio de Sony, ajeno e independiente al del doblaje de las películas de Marvel, también quedó convencido con su trabajo.

Y se puso la máscara, ¿cómo fue el proceso del doblaje?

Una vez le picó la araña, Mario García nos cuenta cómo fueron los días (agotadores) de doblaje. No fue uno solo, nunca suele ser uno solo, pero sí fueron varios muy intensos. “No tenía ni idea de cómo iba a salir este trabajo porque, como mucho, había visto como máximo quince minutos de imagen… ¡y es muchísimo!”, reconocía sorprendido. En su experiencia, algo que pueden ratificar otros tantos actores de doblaje de videojuegos, lo normal es que el material llegue con cuentagotas o que, directamente, no llegue. En algunos casos trabajan con dibujos o bocetos, otras simplemente con la línea de diálogo y la pista de voz original.

“Creo que ha marcado la diferencia haber podido trabajar con tanto material; ha ayudado para que el resultado fuera mejor”. Una anécdota que quiso compartir con nosotros es la del día en que tuvieron que grabar todas las escenas cinemáticas, uno de los días que personalmente Mario más disfrutó porque verdaderamente se sintió Spider-Man.

“Tuvimos la suerte de que mandasen las cinemáticas bien, terminadas, y no como en God of War, donde había simplemente dibujos”, tal como le contaron sus compañeros. Es entonces cuando le preguntamos sobre su experiencia previa con Sony, pues antes de ser el amigo y vecino de Nueva York también participó en Detroit: Become Human (PS4, 2018) para hacer diversos personajes secundarios, ninguno de ellos protagonista.

“Lloré con la última escena, me emocionó”

Fue esta la primera vez en su corta carrera como actor de doblaje en el sector del ocio electrónico que ha podido trabajar con un material tan cercano a la versión final a nivel audiovisual. Ver las escenas con sus propios ojos le permitieron meterse en el papel hasta el punto de emocionarse mientras doblaba la escena final (de la cual no diremos nada).

“Yo… Yo lloré con la última escena, me emocionó. Creo al final ayudó para el resultado final de la toma”, opinaba, algo que por supuesto deberán juzgar los jugadores. “Además, el actor de voz original, Yuri Lowenthall, lo hizo genial y transmitía mucho. Todo ayudó para que quedásemos tan satisfechos”.

Una pregunta obligada fue la siguiente: ¿qué fue para él lo más complicado? “En general, que no tiene nada que ver con doblar una película. Además, el tiempo se pasa volando y hay que ser muy precisos con los plazos de entrega. Vamos con el agua al cuello. También es difícil interpretar los papeles de voces americanas, donde la entonación en muy diferente a la nuestra”, continuaba en base a su experiencia. “Tienes que saber adaptarte totalmente. No es como con Tom Holland, donde usé mi voz normal; en este caso tenía que modularla mucho más para que sonase más adulta, más grave”.

Como curiosidad, el bien llamado Spider-Man español confiesa que no estuvo claro hasta el último momento si iban a referirse al protagonista como “espíderman” o “espaiderman”, pero finalmente se quedaron con la pronunciación más común entre los españoles por una cuestión de familiarización con lo que estábamos acostumbrados.

“¿Si lo he jugado? ¡Me he sacado el Platino!”

Decir que Mario García es aficionado a los videojuegos es quizá quedarse corto. Ante nuestra pregunta sobre si había podido echarle el guante al título ahora que está ya a la venta, nos dice que lo ha completado al cien por cien, que está esperando por el Nuevo Modo + para darle una vuelta de nuevo a Manhattan con algo más de dificultad. “¿Si lo he jugado? ¡Me he sacado el Platino! He conseguido todos los trofeos, que tampoco es muy difícil en este juego, y me lo he ventilado. Sí”.

Queríamos saber más de Mario García, pero no al actor de doblaje sino al madrileño de veinte años que reconocía dormir con su traje de Spider-Man cuando no era más que un pequeño inquieto. Lector del cómic desde hace años, le contamos a García que cuando nos reunimos con Bryan Intihar —director creativo de Insomniac Games— en Madrid nos confesó que era gran aficionado de los Seis Siniestros. El villano favorito de García no se puede decir porque sería un destripe, pero dentro de los anunciados oficialmente se queda con Silver Sable, aunque reconoce que uno de los aspectos que mejoraría del videojuego es que los demás personajes hubiesen tenido más trasfondo y desarrollo. “Me hubiese gustado ver más acerca de ellos; aunque hay mucho lore, creo que podría haberse hecho algo mejor”, reconocía.

De hecho, su mayor pega con el título es que los enfrentamientos con villanos hubiésemos encontrado algo más de variedad, “ver más formas de hacerlo, más variedad de escenas secundarias. Estoy seguro de que en una secuela esto lo mejorarán…”.

Antes de terminar le preguntamos sobre sus videojuegos favoritos, donde entrar nombres de sagas como Splinter Cell o Uncharted. “Todo lo de Tom Clancy me encanta. Me gusta especialmente Conviction, que fue mi primer acercamiento a Sam Fisher”.

Finalmente, nos confesó que le hubiese encantado trabajar como actor de voz en obras como The Last of Us o la saga Uncharted. Quién sabe lo que le deparará el futuro…

Spider-Man

En Spider-Man para PlayStation 4 encarnarás al superhéroe más emblemático del mundo y usarás las habilidades acrobáticas, la improvisación y las telarañas que han hecho famoso al trepamuros. Además, encontraremos en él elementos jamás vistos en un juego de Spider-Man. Desde cruzar la ciudad haciendo parkour y usando el entorno hasta un sistema de combate novedoso y escenas nuevas de superproducción... Este es un Spider-Man como nunca antes habías visto. Marvel e Insomniac Games se han unido para crear una historia de Spider-Man completamente nueva y auténtica. Este no es el Spider-Man que conocías ni el que has visto en las pelis, es un Peter Parker experimentado que domina mucho más la lucha contra la delincuencia de Nueva York. Al mismo tiempo, se debate por equilibrar el caos de su vida personal y de su carrera mientras el destino de nueve millones de neoyorquinos depende de él.

Spider-Man