BeTech: noticias de tecnología

UBER

Nueva York pone freno al crecimiento de Uber y Lyft, y estos se quejan

Nueva York pone freno al crecimiento de Uber y Lyft, y estos se quejan

La ciudad pone un tope a la concesión de nuevas licencias mientras estudia su impacto.

Tras la última polémica vivida con Uber en España la semana pasada, en la que el sector de taxi español se puso en huelga varios días para protestar contra esta y otras empresas de transporte con conductor como Cabify, Uber sigue teniendo más frentes abiertos. El último de ellos en Nueva York, ciudad que le ha puesto freno al crecimiento de Uber, Lyft y otras paralizando la concesión de nuevas licencias. Al menos durante un año, algo que no ha gustado a las implicadas.

 

No más licencias Uber y Lyft para Nueva York

El Consejo de la Ciudad de Nueva York ha aprobado oficialmente una legislación que altera la concesión de nuevas licencias para servicios de transporte como Uber y Lyft, que ya no podrán reclutar nuevos conductores licenciados para prestar sus servicios por las calles de la ciudad al menos durante un año. La única excepción se hará con las compañías que añadan nuevos vehículos que tengan acceso para sillas de ruedas, a los que sí se les concederá una licencia. La legislación también establece un salario mínimo para los conductores de estas compañías además.

Conductores de Uber protestando en New York

Conductores de Uber protestando en New York

Pero la medida no ha sido recibida igual de bien por todos. Por un lado, el Gremio de Conductores Independientes de New York, que representan a más de 60.000 conductores de apps de transporte como Uber, Lyft y otras, ha apoyado esta decisión señalando que “esperamos que sea el inicio de una industria más justa no sólo aquí en la ciudad de Nueva York, sino también en todo el mundo”.

Por otro lado, a las compañías Uber y Lyft no les ha gustado la nueva legislación, pidiendo a sus conductores que se opongan a ella. Ambas esgrimen que esta medida perjudicará al sistema de transporte en la ciudad, ya que resulta en menos conductores por la ciudad y por lo tanto un servicio menos fiable. Ambas sostienen que existen otras maneras de resolver el problema como el de los salarios, y que crear un Fondo para conductores con 100 millones de dólares sería una alternativa más viable.

Nueva York es la primera ciudad en hacerlo

Con esta medida, NY se ha convertido en la primera ciudad del mundo que ha puesto freno al crecimiento masivo de los servicios alternativos de transporte, ya que durante los próximos 12 meses quiere estudiar cosas como el impacto de las nuevas licencias en el tráfico de la ciudad. El dato es que Nueva York es también una de las ciudades en las que Uber, Lyft y este tipo de transportes con conductor hacen más dinero, con un número creciente de ciudadanos que se convierten en conductores a tiempo parcial para sacarse un sueldo extra, o que usan Uber como alternativa al sistema de transporte público de la ciudad.

El tráfico de NY, ¿más congestionado por la cantidad de nuevos conductores de alquiler?

El tráfico de NY, ¿más congestionado por la cantidad de nuevos conductores de alquiler?

Para hacerse una idea, la proporción actual en la ciudad de Nueva York es de más de 100.000 coches con conductor recorriendo las calles, sobrepasando a los taxis en una proporción de 4 a 1, algo que según el representante del Consejo de la Ciudad y demócrata Corey Johnson es un problema, porque provocan que el tráfico de la ciudad esté aún más congestionado citando un informe que señala que más de un tercio de estos vehículos de alquiler van vacíos.