BeTech: noticias de tecnología

Taxi volador

¿El futuro de Uber? Así es el primer taxi volador

taxi volador

En pleno CES 2018 hemos podido ver cómo sería el primer taxi volador. Y Uber parece estar muy interesado.

El uso compartido de vehículos ha cambiado la forma de movernos por las grandes ciudades. Servicios como Uber o Cabify permite conseguir transporte de forma fácil y sencilla, trayendo como consecuencia una peligrosa guerra entre estas aplicaciones y otros sectores como el del taxi. Para evitar esta guerra, puede que empresas como Uber ya estén pensando en cómo trabajar en un espacio diferente, el cielo.

La irrupción de estos servicios también ha provocado que los atascos en las grandes ciudades sean más largos y pesados, por lo que la solución a ambos problemas puede estar en los cielos. Y es que en pleno CES 2018, Bell Helicopter se ha convertido en la primera compañía de helicópteros que exhibe sus productos en la feria de tecnología. Y lo ha hecho mostrando el que podría ser el primer taxi aéreo que surcara las nubes en un futuro más que cercano.

Se trata de un vehículo con capacidad para cuatro personas que está destinado a transportar personas entre dos puntos en rutas fijas, por ejemplo, desde un aparcamiento hasta un aeropuerto, y, aunque puede ser manejado por un piloto, está diseñado para funcionar de forma autónoma, como el primer helicóptero militar autónomo del que hablábamos hace unas semanas.

¿Es viable?

Por el momento estamos ante una versión muy poco avanzada de lo que sería el primer taxi volador del mundo, ya que la compañía solo mostró un simulador de realidad virtual del concepto, y no dio demasiados detalles de cómo funcionaría el vehículo. Lo que si sabemos es que el mismo despegaría y aterrizaría verticalmente, y acto seguido alteraría su configuración para volar de forma más similar a la de un avión.

Durante el vuelo, la simulación demostró como se sentiría el pasajero de este taxi aéreo, teniendo la posibilidad de consultar las noticias del día, ver un mapa, realizar videollamadas o realizar otro tipo de actividades relacionadas con el ámbito empresarial. El taxi despega de un “helipuerto” configurado para el vehículo y aterriza en un aeropuerto, demostrando como en el trayecto se ahorra casi una hora de tiempo.

Las últimas informaciones indican que Uber está muy interesado en el proyecto y se está asociando con Bell y otras compañías que se mueven en la misma línea para hacer realidad lo que hemos podido ver en el CES 2018. Por el momento habrá que esperar, pues hasta 2020 parece que trabajar con taxis voladores no comenzaría a ser viable.