BeTech: noticias de tecnología

THE FLOAT

Sin ruedas y flotando, ¿serán así los coches del futuro?

Sin ruedas y flotando, ¿serán así los coches del futuro?

The Float es el diseño ganador en un concurso de Renault sobre vehículos futuristas. Una burbuja.

¿Cómo serán los coches dentro de 20 años, de 30 años? Desde siempre, la Ciencia Ficción del siglo XX imaginaba modernos vehículos que se desplazaban volando por entre los edificios de ciudades. Luego llegaron films como Yo, Robot o Minority Report, que mostraban diseños vagamente parecidos a los modelos de marcas actuales pero más funcionales. Aunque la fabricante Renault va más lejos.

 

The Float, la burbuja

Imaginad un vehículo sin ruedas, sin el motor usual de combustión. De hecho sin el motor eléctrico que solemos ver en coches como los Tesla actuales. Imaginad que el diseño exterior no es rectangular de esquinas redondeadas, con parabrisas, luces, etc. Sino una burbuja, una enorme burbuja oscura que levita sobre la carretera gracias a imanes. Este concepto, que parece sacado de la Sci Fi británica de los años 60, es The Float, ganador en una competición de diseño celebrada por Renault.

Diseñado por Yuchen Cai, The Float es un diseño verdaderamente rompedor que acaba con el estilo tradicional de vehículo que todos tenemos en la mente, imponiendo una forma muy futurista que flota literalmente sobre las carreteras usando para ello tecnología de levitación magnética. Exactamente la misma que el sector del transporte en Tren aplica para conseguir que sus trenes sean más veloces y seguros sin tener que depender de las clásicas ruedas.

Un Facebook rodante

Con el teléfono móvil inteligente a la bandera de la sociedad y las redes sociales imponiendo una nueva forma de conectividad e interrelación, The Float es algo así como el coche red social del futuro, una máquina de cristal que nos permitirá interactuar con su interior y realizar videollamadas o estar posteando cosas durante el trayecto sin tener que sacar el teléfono -de hecho dudamos que en el futuro imaginado por The Float exista el concepto de smartphone actual.

Lo mejor es que al ser una bola, The Float permite que se enganchen otras usando un sistema magnético, y de esta manera formar una especie de convoy de varias esferas unidas entre sí. Para Renault, The Float ha sido el ganador. Pero ¿en qué época llegaremos a ver un vehículo de diseño tan radical? Lo que sí está claro es que los coches autónomos, eléctricos e inteligentes van a ser la norma del mercado, y los combustibles fósiles y el motor de explosión una cosa de un pasado sucio y contaminante.