BeTech: noticias de tecnología

WiFi

Potencia la señal WiFi de tu casa utilizando latas recicladas

router wifi

No tires tus latas de refresco, todavía pueden serte útiles para mejorar la conexión WiFi de tu casa.

Tener una conexión inalámbrica a Internet potente es algo que todos queremos en nuestras casas. Navegar más rápido, ver las series de Netflix sin cortes o jugar sin lag es una auténtica delicia, pero no siempre se obtiene la señal más potente en nuestro dispositivo. Por eso te vamos a enseñar cómo potenciar la señal del WiFi de tu casa con latas de refrescos usadas.

 

Un método DIY

Está muy de moda ser el ‘manitas’ de casa. Hacer tus propios muebles o dar un segundo uso a esos objetos del día a día (como utilizar las pinzas portadocumentos para sujetar varios cables) son pequeños trucos para hacernos la vida un poco más sencilla. En el caso de la tecnología, arreglar o mejorar la función de un dispositivo es tan fácil como instalar una aplicación y utilizarla. Pero se pueden hacer muchas cosas con utensilios que parecen inútiles para darles una ‘segunda oportunidad’.

Existen muchas maneras de mejorar la conexión a Internet. Por ejemplo, puedes reforzar la cobertura utilizando un router gamming, que son muy potentes y direccionan la señal de manera más precisa con sus antenas. Pero si te dijéramos que puedes utilizar latas de refresco vacías para potenciar tu señal WiFi seguramente no te lo creerías. Por eso nos apoyamos en el video de Hack College, quienes te enseñan cómo hacerlo.

El procedimiento es muy sencillo. Lo primero que debes hacer es vaciar un par de latas y lavarlas para después recortar la base y dejar la parte superior por donde salía el líquido. Ahora solo tienes que abrir la lata por la mitad, respetando la base, y colocarla en el router cubriendo las antenas. Con esto conseguirás que las ondas reboten contra el metal y la señal del router llegue más fuerte a donde tú quieras.

 

Consejos para mejorar tu WiFi

Por desgracia, la señal WiFi se hace más débil con la distancia que recorre. Esto quiere decir que no tendrás la misma velocidad o calidad en todas las habitaciones, a lo que debes sumar en número de dispositivos conectados y el grosor de las paredes (que también bloquean o ralentizan la señal.

Gracias a tu smartphone puedes encontrar dónde falla la señal inalámbrica con la ayuda de apps que miden la potencia de la señal según tu ubicación. Si te ves falto de recursos, también puedes encontrar aplicaciones gratuitas con las que puedes mejorar el WiFi de tu casa sin gastar un céntimo.