Magia y espada en Dragon Age: Inquisition

Nacho Ortiz nachoortiz

Bioware prepara su asalto definitivo al Action RPG con Dragon Age Inquisition, que muestra nueva demo jugable este fin de semana en Madrid Games Week y a la que nosotros ya hemos podido echarle el guante para contaros por qué esta inmensa aventura es una seria candidata a GOTY 2014.

El Héroe de Thedas es el nuevo tráiler y uno de los últimos de Dragon Age Inquisition, que llega a las tiendas el 21 de noviembre. Electronic Arts afronta la etapa final previa al lanzamiento de este Action RPG que cada vez nos gusta más y que puede que sea una rompedora sorpresa para quienes aún no lo tengan en el punto de mira, con una entregada Bioware (Mass Effect, Star Wars: The Old Republic, Baldur's Gate...) que intercala los formatos que mejor conoce y los vuelca en un majestuoso y súper detallado mundo abierto movido con el motor Frostbite 3. Saldrá en PC, PlayStation 4, Xbox One, Xbox 360 y PlayStation 3. Aspecto puntero, rol medieval en formato clásico, ritmo incesante y esta nueva demo que ya hemos podido recorrer de porincipio a fin y que estará jugable en la feria Madrid Games Week de este fin de semana para disfrute de todos los visitantes.

Las expectativas crecen con esta tercera gran entrega, ya lo veíamos venir de otras previews como la del E3 o la Gamescom. Jugabilidad profunda y rica pero no por ello inaccesible, y un renovado estilo combativo de 4 héroes simultáneos que por fin separa acción rápida hack and slash de destrezas tácticas más propias de los juegos de estrategia, una idea muy acertada para que cada jugador elija qué tipo de experiencia prefiere y encare el juego como más le divierta. Aunque, eso sí, haciendo de la espectacularidad en pantalla y la fluidez de enfrentamientos sin pausa -en ambos formatos- sus mejores bazas jugables en lo que se refiere a duelos, probablemente la parte más importante de todo juego de rol.

     

Y a todo esto, se suma un nuevo componente cooperativo online que permite a cada jugador controlar a uno de los cuatro personajes de cada equipo, a elegir entre clases totalmente distintas de entrada pero que con la mejora pueden prestarse atributos y formarse con diversos árboles de mejora como el usuario realmente pretenda. Impresionante. Este modo co-op fue todo un notición para disfrutar el rol de nueva generación de Bioware acompañados, rol que nos devuelve a las tierras de Theda, triplicadas en tamaño de mapa, e intensifica las batallas contra las criaturas demoníacas del Velo, ahora mucho más feroces, gigantescas, macabras en forma y retorcidas en actitud. Hasta nueve pueblos y sus héroes podrán formar parte de nuestra Mesa de Comando.

La guerra definitiva queda sobre los hombros de la orden La Inquisición, el único grupo de esta era capaz de combatir con magia, arco y armas blancas esta amenaza que atormenta cada esquina del ahora mucho más vivo y variopinto mapeado estructurado en regiones, compuesto de diez zonas que abarcan territorios de Ferelden, Orlais y Dales. Estrenamos raza jugable, los Qunari, que aquí tendrán un papel esencial y suponen un gameplay más sinérgico con el resto de roles, además de interferir completamente esta nueva historia. Bioware ha querido trabajar a fondo las etnias y traducirlo en diferentes formas de afrontar el combate, los diálogos, las habilidades especiales, los objetos de equipo...

Regresan las cosas que gustaron de los anteriores y se erradican por completo las que la comunidad más criticó, sobre todo del no tan bien parado segundo Dragon Age. Por supuesto, una de las elogiadas es el sistema de rol en los diálogos y decisiones donde el jugador decide hacia dónde quiere encaminar su aventura desembocando en nada menos que 40 variaciones del final según lo que hagamos. Cada conversación tendrá a menudo diferentes elecciones de respuesta, lo que conlleva la apertura de unas misiones y otras, o diversas formas de afrontarlas. Ya lo hemos visto y puesto a prueba.

El castillo de la ciénaga

Centrándonos ya en esta demo, hemos conocido un área pantanosa y lúgubre, preciosa y muy húmeda en la que además llovía, zona donde ir colocando estandartes que nos dejen unir a nuevos pueblos a nuestra causa, otra de las claves del elenco contextual de Dragon Age Inquisition, la búsqueda de la concordia entre etnias para hacer frente al Velo. El objetivo de esta misión es claro, aunque hemos visto diversas formas de intentar lograrlo: salvar a varios retenidos en un castillo que dibuja espectacularmente sus almenas y torreones en la bruma del horizonte. El mapa, esencial, nos lleva a través de un laberinto de peligrosos lagos, cabañas aisladas y pasarelas de madera. Todo bajo una sobrecogedora tormenta que moja cada piedra con un efecto de lluvia magistral e ilumina en blanco todo lo que vemos con cada relámpago. De nuevo artísticamente impecable.

Los truenos, con el Frostbite 3 funcionando de maravilla en términos de sonido como siempre, retumban en los cascos. Especialmente en lo audiovisual Dragon Age Inquisition es un paso adelante y un título llamativo sobre todo en PC. Por efectos, adaptados a cada situación, la constantemente épica banda sonora orquestada y con las habituales conversaciones que oiremos a menudo entre los persoanjes de nuestro escuadrón. Estos diálogos se producen de forma dinámica dependiendo de muchos más factores que antes. Ya a las puertas del castillo y ante una oleada de esbirros con espada bastante molestos, hemos oído a compañeros manejados perfectamente por la IA del juego gritar "son demasiados, dejémoslos y mejor démonos prisa para entrar". Se esperan muchos momentazos como éstos y gran personalidad para cada héroe, Bioware es especialista en crearlos y aquí ha contado con nueva tecnología para soportarlo, para que el jugador que lo recorra en solitario sienta casi lo mismo que jugando acompañado por otros.

Al final de la misión y tras activar una puerta desde una pasarela en alto tomada por arqueros, llegamos a la sala principal, con un fornido berserker sentado en el trono y respaldado por otro pelotón de esbirros de todo tipo, cuerpo a cuerpo y de distancia. En este enfrentamiento de jefe quedan claras las diferencias entre clases de nuestros personajes, hechicero en la distancia o el rápido asesino con sus dos ágiles hojas cortas desde cerca. Jugado con mando, pulsando el Select cambiamos de formato de batalla, entre hack and slash puro y con habilidades mágicas asignadas a los botones, o el más táctico y pausado -también más eficaz si se piensa y programa bien- estilo estratégico con órdenes de posición y comandos de enemigos o zonas objetivo.

Como en Origins, la efectividad de las magias o ataques momentáneos tiene también en cuenta el área de efecto, además de los tiempos de recarga o los puntos de daño infligidos. Es vital saber encontrar el timing de cada personaje y no actuar a lo loco, igual que servir al grupo en general para que nadie caiga, con algunas habilidades de soporte como un círculo de curación que sanará a los que estén dentro o el marcaje de enemigos concretos que prefiramos priorizar en una batalla masiva. En pantalla esto se traduce en un espectáculo pirotécnico como pocas veces hemos visto en juegos de rol, con hechizos que se enlazan, bolas de energía en el aire, fogonazos en línea para encerrar en llamas a los adversarios, etc. Una maravilla.

Hoy empieza la Madrid Games Week y esta nueva demo jugable de Dragon Age Inquisition es una cita obligada en el stand de Electronic Arts. Además, la compañía ha montado un sorteo de una Edición Coleccionista del juego para quien twitee fotos con el hashtag #DragonAgeCosplay y la que está siendo su cosplayer oficial en España, Laura (Nebulalumen), que irá de Morrigan en la feria madrileña. En poco menos de un mes reviviremos los mejores momentos Bioware con el que promete ser su gran título de la serie Dragon Age y todo un referente en el género rolero, también con un cuidado trabajo en consolas. Tenemos unas ganas locas de volver a esta era y conocer cómo ha evolucionado un trabajo forjado durante años.

Dragon Age: Inquisition

Dragon Age: Inquisition, desarrollado por BioWare y distribuido por Electronic Arts para PC, PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox 360 y Xbox One, es la tercera entrega de la saga de rol y acción ambientada en un mundo de fantasía.

Dragon Age: Inquisition