Mighty No. 9

Javi Andrés javi__andres

El absoluto sucesor de Mega Man es Mighty No. 9. Llegará en 2015 a todas las plataformas y se ha dejado probar en la PAX Prime 2014, un año después de que Inafune arrancara su exitosísimo Kickstarter y volviendo a convertirse en una de las máximas promesas del plataformeo de acción lateral.

Se ha hablado mucho de los sucesores espirituales de Mega Man; el último nombre Azure Striker Gunvolt, que realmente recordaba al entrañable humanoide azul de cañón en su brazo pero al que le faltaba el toque siempre personal de su autor. Capcom tiene los derechos del mítico personaje, y no terminando de convencer a los jugadores con sus últimas apariciones, no nos extrañó nada justo hace un año que el creador del robot, Keiji Inafune, se lanzara en la pasada feria PAX Prime 2013 a iniciar un crowdfunding a través de Kickstarter para poner en pie un nuevo juego y personaje que realmente recogieran todo lo sembrado por Mega Man. Así nació Mighty No. 9, el verdadero nuevo nombre del puro estilo de los 80 y 90 a cargo del propio Inafune, título que ha estado en la PAX Primer 2014 ya con beta jugable y lista para convencer a los miles de jugadores que la han probado.

Conocíamos bastantes detalles sobre Mighty No. 9 pero no ha sido hasta verlo en movimiento cuando han empezado las certezas, la primera de todas, el rotundo homenaje a los Mega Man. Acción y saltos laterales en niveles muy verticales, realmente exigentes en pericia del jugador y repletos de resistentes enemigos que llenan de peligrosos proyectiles sus proximidades, con jefe final esperándonos tras cada cúmulo de salas. Esencia retro indiscutible y perfecta, y esencia Inafune en estética, confección de las fases, diseños de enemigos y dificultad endiablada que curiosamente crea una adición única.

  

Cuatro colores, un cañón

La versión de prueba de la PAX Prime 2014 también se ha ofrecido en sus ordenadores a determinados financiadores y desde luego que muestra un juego bastante pulido y en estado avanzado de desarrollo, un juego de ideas que no sospechábamos. Mighty No. 9 nos pone en la piel de Beck, un experimento humanoide bastante ágil armado con un cañón que adquiere diversas intensidades de fuego. El impulso (dash) se convierte en un movimiento clave, tan frecuente -o más- que el salto. Es fundamental para esquivar los rapidísimos ataques y disparos enemigos, la mejor opción para recoger sus auras y así los puntos que nos dejan o para darnos prisa en acudir a puertas que se cierran con temporizador.

Estos puntos pueden ser de cuatro colores distintos, y en función de su color servirán para una cosa u otra. Verde aumenta el poder del impulso, lo que nos servirá incluso para llegar a puntos a priori inaccesibles. El azul se queda para la vida, en relación a la armadura del adorable personaje, con barra de cantidad en la esquina superior izquierda, al más puro estilo Mega Man. Los puntos en rojo le dan la opción de disparar más fuerte durante tiempo limitado por las cifras que recoja. Y el amarillo otorga escudo temporal que nos vendrá de perlas ante oleadas devastadoras. Combinar potencia de unos y otros colores se hace imprescindible para sobrevivir y explorar los intrincados nivelves con libertad.

     

Escaleras de mano para subir o bajar a nuevas áreas -también ocultas-, grandes desniveles que nos obliguen a hacer disparos en puntos precisos intermedios, cintas transportadoras en dirección contraria, cadenas de enemigos intercalados con saltos entre plataformas minúsculas... Todo el planteamiento, diseño y arquitectura de los escenarios recuerda a Mega Man, también las exigencias al jugador y cómo se pone a prueba su paciencia con un reto constante en cada nueva zona. La rapidez de juego es vertiginosa, también fomentada por la frecuencia del Dash y la necesidad de no parar para aguantar mejor ante las enrevesadas cadenas de movimientos y pasillos repletos de trampas, saltos y rivales que requieren más de un impacto para caer.

Un universo de robots de todo tipo nos aguarda, y para cerrar el nivel nos las tendremos que ver con cada uno de los jefes y modelos de Mighty que actúan como lo hacían los memorables enemigos de Mega Man. En este caso el gran adversario es el Mighty No. 5 Batalion, un modelo con veloz cadencia de tiro y distintos misiles, además de cañones rastreadores y duros ataques de barrido. Requiere decenas y decenas de impactos para caer, pero tendremos por delante su barra de vida para controlar cuánto le queda. Además, es de esos jefes bien trabajados -como prometen ser el resto- que según va enfureciéndose cambia sus patrones de ataque y mejora su potencial.

     

Un nuevo héroe hecho de píxeles

Explosión de cuadraditos azules cuando Beck muere, y explosión de atmósfera retro en materia audivosual, pero bastante cuidado y rehecho para que no desluzca en definición o efectos de sonido hoy. Infune y su equipo están tratando de buscar las mejores piezas musicales, auténticas melodías pegadizas y representativas de fases concretas, como las de antaño. También es impresionante el aspecto gráfico, con alto nivel de detalle de los enemigos y algunos tramos de los escenarios, en contraposición con otros más vacíos. El trabajo lumínico y colorido deslumbra. En definitiva, trabajo brillante el que está quedando en materia técnica Mighty No. 9, algo que se repite en lo jugable donde la mente del padre de Mega Man queda expuesta en cada salto o chorro de robots rivales, en cada pequeño puzle y en la ardua dificultad. Le tenemos muchísimas ganas y tiene pinta de ser el verdadero homenaje que el héroe de Capcom merecía.

Mighty No. 9

Mighty No. 9, desarrollado por Comcept para PC, MacPlayStation 3PlayStation 4, Xbox 360Xbox One, PlayStation Vita y Nintendo 3DS, es un título de acción y plataformas bidimensional ideado por Keiji Inafune, un proyecto que nace como iniciativa Kickstarter y concebido como sucesor espiritual de Mega Man.

Mighty No. 9