Actualidad

Watch Dogs surgió de un Driver cancelado

Hace tres años.

Con la licencia la editora gala Ubisoft trabajaba en un título de conducción que supuestamente era una nueva entrega de la IP Driver, pero entonces empezó a jugar con la idea de un juego más de mundo abierto. Y de ahí nació Watch Dogs.

Laurent Detoc, presidente de Ubi America, ha revelado que el sandbox de justicieros urbanos que veremos a principios de 2014 -nueva fecha tras descartar la idea de competir en este año con Grand Theft Auto V aunque saliera semanas después de éste- no nació como tal.

"Watch Dogs no comenzó como Watch Dogs. Estaban trabajando en un motor de conducción, trabajando en algo. Teníamos la licencia Driver. Esto fue hace años. Entonces pensamos, 'no, así no es como queremos hacer un juego de conducción', por lo que cancelamos eso y reiniciamos" el proyecto.

Esta decisión fue tomada hace tres años, en 2010, "cuando otro título de conducción estaba siendo programado y este debería ser un juego de mundo abierto en el que un tío sale del coche y hace cosas". Con un nuevo equipo y director creativo, el proyecto tornó al Watch Dogs que conocemos.

"No diría que Driver se convirtió en Watch Dogs, porque eso no es verdad. No es lo que pasó. Lo que sucedió es que se cancela un juego, y coges trozos de ese para hacer uno nuevo".

Watch Dogs

Watch Dogs es un videojuego de acción de estilo sandbox desarrollado por Ubisoft para PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox 360, Xbox One, Wii U y PC que se desarrolla en una realidad paralela donde hay una ciudad gestionada totalmente por un sistema global bajo las órdenes de grandes corporaciones que conocen cada detalle de sus habitantes. Un grupo de hackers pretenden derribarlo en un juego que promete grandes dosis de acción y una ambientación espectacular.

Watch Dogs