Gaming Club
Regístrate
españaESPAÑAméxicoMÉXICOusaUSA
The Book of Unwritten Tales: The Critter Chronicles

The Book of Unwritten Tales: The Critter Chronicles

  • PlataformaPC8
  • GéneroAventura gráfica
  • DesarrolladorKING Art Games
  • TextoInglés
  • VocesInglés

The book of Unwritten Tales: The Critter Chronicles (PC)

Regresamos al fantástico mundo creado en The Book of Unwritten Tales con la precuela a una gran aventura gráfica. Con menos sustancia que su predecesor pero igualmente mágica y tremendamente recomendable.

Actualizado a

Los artífices de ello fue un pequeño estudio alemán denominado King Art; pequeño pero con enormes ideas. De hecho TBoUT era su primer intento serio en el mundo de las aventuras gráficas pese a que tenían cierta experiencia programando juegos en flash. El problema que tenían en sus cabezas, era que, incluso habiendo vendido razonablemente bien en Alemania, y con criticas espectaculares (84 en metacritic) en su versión en inglés, aun no sabían si podrían crear un segundo título de la saga, y mucho menos si ese título podría salir como mínimo en inglés. The Adventure Company, distribuidora especializada en aventuras gráficas se sumó al proyecto conocedores del potencial de las obras de King Art, y así podemos embarcarnos en una nuevo capitulo de este “Book of Unwritten Tales”.

Hace aproximadamente tres años, una aventura gráfica sacudía el mercado alemán con fuerza. El mercado de nuestros vecinos del norte siempre ha tenido una tendencia envidiable en cuanto a valorar como se merece este género. Ha sido siempre un mercado adecuado para saber si la enorme cantidad de aventuras en alemán pasaban el filtro de calidad, y así preparar el desembarco a otros mercados con su adecuada su traducción al inglés y a otros idiomas. En el 2009, The Book of Unwritten Tales, ponía patas arriba ese mercado tan competitivo con un juego que acabaría siendo la aventura gráfica más vendida del año, consiguiendo así su “visto bueno” para salir en otros países.

Ampliar

Las historias de Nathaniel Bonnet

The Critter Chronicles es la precuela del exitoso “Book of Unwritten Tales” y nos pone en la piel de Nate Bonnet en plena huida después de ganar un barco pirata volador a las cartas. Huida porque su antiguo propietario no esta muy contento y no cree que el hecho de ser derrotado por un sujeto como Nate sea muy beneficioso para su reputación. Para la desesperación de Nate, que aún está intentando saber como funciona eso de  ser capitán de un barco volador, una caza recompensas ogro llamada Ma´Zaz va a tomarse la captura de Nate como algo personal. Así empieza una deliciosa aventura que nos llevará más de diez horas por un fabuloso mundo de fantasía.

El viaje de Nate le llevará a las Northlands muy muy lejos de la primera aventura. Las Northlands es tierra de frío y apenas hay nada más que agua helada, una pequeña cueva y unos personajillos familiares y tremendamente divertidos: los Critters. La parada de Nate en el norte supondrá un giro dramático a sus aspiraciones de libertad, riqueza y tierras cálidas del sur. Deberá asociarse con los Critters para poder proseguir su camino y a la vez ayudar a esos simpáticos bichos morados a volver a su casa. Aquí es donde se fragua una larga amistad entre Nate y un Critter en especial, lo que supondrá la oportunidad de vivir diversos momentos de la vida del Critter controlando al bicho, y más adelante después de los primeros episodios (de los 5 que tiene el juego) compaginar ambos protagonistas para sacar adelante numerosos problemas que se nos plantearán.

Ampliar

Ni Wilbur ni Ivo

Como buena precuela no es necesario haber jugado al título original para disfrutarlo, aunque desde aquí invitamos a hacerlo inmediatamente, antes o después de “The Critter Chronicles” y seguro que no os sentiréis defraudados. En esta entrega no contamos sin embargo con dos de los personajes más carismáticos que tuvo el juego anterior, se trata de Willburg y de la elfa Ivo, una verdadera lástima. También se echa de menos la enorme cantidad de localizaciones que tenía el primero, así a ojo, más de 60 y también se nota una disminución importante de personajes. Aquí por desgracia han cortado y bastante, suponemos que por presupuesto de producción, y pese a que hacemos algún viaje a Seastone, las Northland predominan, y con ello pocos lugares distintos que visitar. 

Critter es un personaje fantástico, sus reacciones destilan humor por todas partes y hace un buen complemento de un sarcástico y acido Nate que suele dar en el clavo más de lo que él mismo cree. El mundo que nos rodea, al igual que el primero esta lleno de referencias a películas y juegos, como la guerra de las galaxias, the day of the tentacle (cameo del tentáculo sencillamente genial) o Portal. Al no tener tantos escenarios diferentes, algo recurrente en las aventuras modernas, los puzles se suelen concentrar en esos pocos escenarios, y mientras en muchas aventuras eso queda excesivamente artificial, en The Critter Chronicles, está muy bien trabajado y no cansa el visitar una localización tres veces con diferentes puzles por resolver. Normalmente suelen disimularlo con buen humor, por ejemplo consiguiendo que el personaje del Yeti sea terriblemente divertido y diferente cada vez aunque tengamos que visitar su cueva diez veces.

Al iniciar el juego nos permitirá escoger la dificultad del mismo. Si en dificultad normal puede llevarnos entre 8-10 horas, en difícil la cosa aumenta. Es loable que la máxima dificultad no se limite a poner trabas y así extender artificialmente la aventura. Sí que en difícil dejas de tener ayudas en cuanto que objetos puedes examinar del lugar que nos encontremos etc, pero los chicos de King Art han conseguido que eso no sea lo único difícil, extendiéndolo a los puzles. Por ejemplo: en nuestro barco volador, en fácil, conseguimos pólvora de un barril una vez hemos conseguido abrirlo. Pues bien, en difícil, en ese barril, sólo hay uno de los componentes de la pólvora, deberemos encontrar el azufre y demás, mezclándolo para conseguir la pólvora. Genial. Aunque esos puzles de maña también se complican, como forzar una cerradura. En cualquier caso, ni en su nivel difícil se trata de una aventura complicada que os deje en el dique seco durante horas sin saber que hacer. 

Ampliar

La aventura es un point and click al uso, con algunas notas de modernidad que no le vienen nada mal. Si tenemos seleccionado un objeto de nuestro inventario, al pasarlo por encima de otro objeto en pantalla, inmediatamente podremos ver si la combinación de ambos dará algún fruto (con la frase correspondiente como “Poner bombilla en mesa”), sin la necesidad de ir intentando una y otra vez en busca de un resultado. Porque y eso es así, estamos en un mundo de fantasía donde la lógica no suele ser imperativa. El problema es que mientras un lápiz sobre un papel por lógica escribe o pinta, en un mundo de fantasía muchísimos de los puzles, o mejor dicho, muchísimas de las soluciones a esos puzles, suele desafiar toda lógica evocándote sin remedio al tan temido “ensayo y error con todos los objetos que veo y poseo”. Y de eso en Critter Chronicles hay un rato. 

Gráficamente está a la altura de los mejores y eso lo descubrimos tan punto nuestro recién conseguido barco volador surca las nubes entre los créditos de entrada con el título del juego y sus creadores. No tendremos el desbordante colorido llena de magia que pudimos descubrir en TBoUT, porque buena parte de nuestra aventura se basa en territorio helado, limitándonos a una paleta azul claro, pero igualmente resalta el mimo con el que han estado diseñado tanto los lugares como los personajes. El castillo del mago o el propio barco es una clara muestra de ello, si además lo mezclamos con unas transiciones perfectas cuando entras en algún lugar como el submarino tenemos una poderosa aventura visual. 

Ampliar

Las animaciones también consiguen mostrarnos que hay un trabajo serio detrás de “The Critter Chronicles”. No únicamente las animaciones fluidas y detalladas de nuestros personajes principales, si no que cualquier personaje no jugable esta perfectamente detallado en sus acciones y movimientos. Nuestros personajes principales, sobre todo Nate, cuenta con animaciones para prácticamente todos las ordenes que le hayamos indicado realizar, sea subir una escalerilla, montar una trampa, esconderse o interactuar con un objeto. Critter también cuenta con un buen numero, pero al ser un bicho peludo con dos ojos como globos y una boca enorme quizás no sea tan necesario hacer ciertas animaciones como las de un hombre.

Pese a venir completamente en inglés, uno de los puntos fuertes del juego es su doblaje. Nate consigue transmitir ese carisma, visto en bastantes ocasiones por otra parte, pero donde no podremos evitar unas buenas carcajadas son con las reacciones del Critter. El bicho aún no domina el idioma humano, y su intento de comunicarse se limita a una especie de inglés prehistórico mezclado con un sonido gutural que provoca momentos espectaculares. La BSO al igual que en su anterior entrega cumple a la perfección buscando esos momentos épicos en los momentos adecuados y melodías tiernas en esos momentos que también los hay.

8

Muy Bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles. Cómpralo.