The Cave, Impresiones E3

Santi Seguí

Vuelve Ron Gilbert con una aventura gráfica que apunta muy alto, con todos los ingredientes habituales de su obra. Humor e ingenio en The Cave, lo nuevo del creador de Monkey Island.

Ron Gilbert quizá no sea un nombre muy popular o masivo, al menos adía de hoy, pero se trata ni más ni menos que del creador de algunos delos mejores juegos de PC de la historia, o como poco dentro del génerode las aventuras gráficas. Junto a LucasArts, creó en el pasado las dosprimeras entregas de Monkey Island, y antes que éstos, Maniac Mansion.En los últimos años su trabajo ha sido más discreto pero es responsablede la franquicia DeathSpank para Electronic Arts. Ahora vuelve confuerzas renovadas y fue noticia hace poco, haciendo de la plataformaKickstarter una herramienta indispensable para los estudiosindependientes. Pese a todo el título que se nos mostró en este E3 apuerta cerrada no es el proyecto que se sacará adelante con lafinanciación colectiva sino una producción para SEGA llamada The Cave.

Mostrado en un pequeño tráiler a finales de mayo, la propuesta de The Cave es sencillamente hilarante: una cueva que habla y cuenta la historia de varios personajes que están en su interior. Curiosamente la citada cueva no es una estandar... sino que está repleta de plataformas, puzles, palancas e incluso subsecciones a modo de escenarios, como por ejemplo un castillo medieval. Los protagonistas son así mismo bastante especiales, como no podía ser menos tratándose de Ron Gilbert, el creador de iconos como el "mono de tres cabezas". Antes de detallar quiénes son y qué buscan habría que aclarar que el juego permite elegir hasta a tres del total de héroes al iniciar la aventura y que cada uno tiene sus propias habilidades, que les hacen únicos y distintivos, pero que al mismo tiempo todos tienen su historia principal más allá de la cooperación a la que se ven sometidos en el transcurso de la aventura.



La galería se abre con un Monje representado con la clásica toganaranja y sin pelo, que busca inscansablemente a su maestro y el caminohacia la luz. Luego está el Aventurero, que va tras un tesoro, y lesigue el Granjero. Su misión no es ni más ni menos que buscar el amordurante "una noche", muy heroica como podéis ver. También está unaCientífica que ansía lograr descubrir algo que pueda salvar a lahumanidad, unos gemelos "terroríficos pero adorables" que buscan a suspadres y alguien que los ame. Se completa la lista con un bravoCaballero con armadura medieval que quiere poder, y un Viajero deltiempo, cuya meta es arreglar algo en el pasado para cambiar su mundo,situado miles de años en el futuro. Al principio de la aventura seelijen tres (los que el jugador quiera) y deberán cooperar entre sí paraavanzar en los niveles, eso sí: una vez seleccionado el trío no puedevolver a cogerse a ninguno de los demás.

Presentados los personajes Ron Gilbert nos mostró dos demos guiadas al tiempo que iba explicando características del título. La primera se iniciaba con el Granjero, que aparecía nadando en un pequeño lago. Esta es su habilidad especial, cruzar tramos de agua. Luego avanzaba hacia un lateral y tras explorar un poco la cueva aparecían otros dos personajes: el Caballero y la Científica. Puede cambiarse de personaje en todo momento, como veríamos más tarde, al dar el Granjero con una palanca, una puerta y en la parte inferior de unas plataformas, un cubo de pintura azul. El Campesino debía activar la palanca, luego cambiar a la Científica y coger el cubo, avanzando hacia la izquierda, donde había unas máquinas expendedoras de bebida. La Científica dejaba el cubo y activaba otra palanca distinta, dejando una puerta a medio abrir. En este punto se cambiaba al Caballero, se activaba una tercera palanca y la puerta bloqueada quedaba completamente abierta.



Volvía a controlarse a Granjero, que ahora podía avanzar a través de lapuerta abierta, si bien no llegaba muy lejos porque un monstruo lemataba con el fuego. Si falleces en The Cave no hay quevolver a cargar partida, sino que hay un checkpoint automático que tedevuelve a una zona segura regenerado, al estilo Prince of Persia.Con la aparición de la criatura se iniciaba otro puzle, que requeríasubir unas plataformas, activar una palanca más y cambiar al Caballero,para usar una campana que despertaba al monstruo. La animación mostrabacómo al no ver ningún objetivo se volvía a su lugar de origen, así quehabía que cambiar a la Científica. ¿Recordáis el cubo, y las máquinasexpendedoras pues siguiendo la lógica de las aventuras gráficas de LucasArts(vamos, ninguna) debía meterse el cubo en la máquina... para conseguirun perrito caliente. La resolución del puzle era llevarlo a una zona depinchos, clavarlo en uno de ellos, hacer sonar la campana y en esemomento volver a cambiar al Granjero, que activaba a su vez la palanca yhacía caer un gancho que cogía al monstruo y lo elevaba. El caminoquedaba así abierto para seguir avanzando.

La segunda demo estaba protagonizada por el Caballero, que se encontraba en el exterior de un castillo medieval con una princesa situada en una terraza superior, muy al estilo de la clásica representación visual de Romeo y Julieta. La misión de este personaje es conseguir poder y para ello debe dárselo así mismo a la realeza... defender a la princesa y protegerla, conseguir oro, matar dragones, etcétera, son algunas de sus obligaciones. Su forma de abordar los desafíos y los puzles es bastante diferente a la del resto de personajes dada su habilidad especial, unas alas de arcángel que puede usar para -entre otras cosas- lanzarse desde las alturas sin morir, planeando hasta el suelo. La demo se iniciaba así con unas caídas hasta que veíamos al Granjero. El control seguía en el primero hasta que veía un objeto que bloqueaba el paso y que decía arrastrar para saltar sobre él. Lamentablemente en el otro lado había un dragón con muy malas pulgas que escupía fuego y, por tanto, mataba al Caballero.



Pero no pasaba nada: cambiando de personaje aparecía la Científica, quetenía una llave en la mano. A su izquierda, una puerta cerrada y uncartel de "Close & Lock Gate"... pues eso, tan sencillo comoacercarnos. Al otro lado de la puerta estaba el tesoro del dragón, unamoneda de oro gigante, pero claro... si nos acercábamos a la criaturaacabábamos siendo calcinados. Dos problemas, pues, que se resolvían dela siguiente forma: volviendo al Caballero y usando su habilidadespecial de arcángel para ser inmune al fuego del dragón, que escupíasin parar y se quedaba distraido. En este momento, se cambiaba a laCientífica y se cogía la moneda. Con ella, sólo quedaba subir numerosasplataformas y llegar a la habitación de la princesa para darle suriqueza. Un montón de gritos advertían de un peligro... y efectivamente.Una vez arriba, el dragón tenía a la princesa en su boca. Y se laterminaba comiendo.

Gilbert finalizaba la presentación poniéndonos un tráiler del juego en el que se veía a grandes rasgos el manejo del resto de personajes y se presentaban ciertas situaciones hilarantes, muy en su línea, advirtiéndonos de que "el juego no es recomendado para niños, porque se comen a la princesa". The Cave apunta a pequeña joya, una aventura gráfica que además es visualmente fantástica (con un estilo 2D muy cercano a maravillas artesanales como "Odin Sphere", aunque menos ostentoso) y que promete diversión a raudales. Si le sumamos el añadido del cooperativo (hasta dos amigos pueden unirse a nosotros para controlar a los personajes restantes) y que la historia variará dependiendo de a quiénes utilicemos, el tema se pone incluso más interesante. ¿Y para cuándo? Pues el año que viene en los sistemas descargables de Xbox 360, PlayStation 3 y PC, es decir, Xbox Live Arcade, PlayStation Network y Steam respectivamente. No lo perdáis de vista, aquí hay potencial.

The Cave

En The Cave, desarrollado por Double Fine Productions y editado por Sega, podremos armar un equipo de aventureros, explorar un parque de diversiones subterráneo y dar con misiles intercontinentales balísticos. Todo ello, haciendo rappel, espeleología y explorando oscuras cavernas rocosas en PlayStation 3, Xbox 360, Wii UPC y dispositivos iOS.

The Cave