LostWinds
LostWinds
Carátula de LostWinds
  • 8

    Meristation

La magia del viento

Cristian Ciuraneta

Si hay algún plataformas que se adapte perfectamente a la jugabilidad táctil, éste es LostWinds; lanzado para WiiWare en 2008, y tras cosechar notables críticas, llega la versión para dispositivos iOS del título desarrollado por Frontier Developments.

LostWinds fue uno grata sorpresa para los usuarios de Wii en 2008, un plataformas con un planteamiento original, una jugabilidad que sacaba un gran partido de las capacidades del Wiimote y un apartado gráfico tan fascinante como afable. A pesar de no contar con una gran popularidad –quizás debido a su formato descargable para WiiWare–, LostWinds es una de esas pequeñas joyas que los jugadores ávidos de títulos que quieren aportar algo a la industria no deberían perderse. Su estilo y su mundo recuerdan a sagas como The Legend of Zelda, aunque no por ello renuncia a su propia personalidad, tanto a la hora de ponernos a los mandos como de sus mecánicas, más centradas en las plataformas y en la resolución de puzzles que en los combates.

Así, llega al fin a la App Store una conversión perfecta del título original para nuestros dispositivos iOS. El tiempo transcurrido desde su lanzamiento no ha afectado para nada a su apariencia que, a pesar de contar con algunos desajustes en el control, permanece intacto tanto en su estilo como en su planteamiento. En LostWinds debemos ayudar a un joven llamado Toku en su cruzada contra un malvado espíritu antiguo para intentar salvaguardar su hogar y sus gentes; está claro que no es el guión más original del mundo, pero su desarrollo es intrigante y atractivo y en la segunda mitad de la historia ofrece lo mejor de sí mismo.

El mundo de Mistralis –donde tienen lugar los acontecimientos de LostWinds– se presenta de una forma colorida y vivaz, con unos gráficos simpáticos donde la naturaleza toma todo el protagonismo. Tanto los personajes como los elementos naturales, como el agua o el fuego, se presentan de una manera muy cuidada, con especial atención a las físicas de estos últimos. Los diferentes lugares por los que pasaremos con Toku están diseñados de manera que sólo podremos avanzar si conseguimos ciertas habilidades; por ejemplo, no podremos llegar a lugares muy altos a menos que consigamos la habilidad del doble-salto o no podremos superar algunos puzzles que necesiten de ciertas destrezas con nuestro mayor aliado, Enril, el Espíritu del Viento.



Los escenarios son amplios y nos moveremos en estrictas 2-D, aunque la verticalidad gana especial importancia a medida que avancemos en la aventura. La ambientación musical está muy conseguida y nos sumergirá por completo en el fantástico mundo de LostWinds; los efectos de sonido cumplen sin más. Eso sí, podremos leer los diálogos del título en castellano y no perdernos ni una pista que puedan ofrecernos los simpáticos habitantes de Mistralis. El control es muy similar al de la versión de Wii, donde sustituimos el puntero del Wiimote por nuestro dedo. Así, dirigiremos a Toku por la pantalla e interactuaremos con los diferentes elementos con un sólo dedo; a priori puede resultar sencillo e intuitivo, pero carece de la precisión que obteníamos con los mandos de Wii.

En muchas ocasiones necesitaremos de varios intentos para lograr que el viento haga lo que queramos, ya que las líneas que dibujemos con nuestro dedo aparecen en la pantalla con poca rigurosidad; es con seguridad el aspecto menos conseguido del título. Además, la necesidad de mover a Toku con el mismo dedo puede llegar a desesperar en muchas ocasiones, resultando algo frustrante en comparación al título original; Toku se dirigirá allí donde toquemos en el escenario, aunque el salto supondrá nuestro mayor desafío. Funciona de un modo similar a la jugabilidad de Fruit Ninja, pero resultando claramente inferior en cuanto a precisión de control.



La propuesta de combate de LostWinds es sencilla aunque puede darnos algún que otro quebradero de cabeza; con nuestro dedo debemos zarandear a las oscuras y pegajosas criaturas que nos acechan a lo largo de los niveles con nuestro dedo para así acabar con ellos. Para satisfacción de los jugadores, LostWinds cuenta con integración con Game Center de Apple y logros que desbloquear. Donde LostWinds saca lo mejor de sí mismo es en el diseño de niveles y sus puzzles; todos y cada uno de ellos están pensados para que saquemos provecho de todas las posibilidades que ofrece el propio planteamiento del título. Deberemos interactuar con el entorno y los objetos e investigar todas las habilidades de Toku para dar con la fórmula adecuada en cada ocasión; en ocasiones nos encontraremos con rompecabezas que supondrán todo un desafío.

LO MEJOR

  • Conversión perfecta del título de Wii
  • Diseño de puzzles muy cuidado
  • Planteamiento muy original
  • Presentación cautivadora

LO PEOR

  • Ciertos desajustes en el control
  • No resulta especialmente largo
  • Dificultad general poco elevada

CONCLUSIÓN

Con todo, LostWinds no tiene un mal control; simplemente no consigue transmitir toda la seguridad a los mandos que necesitaría un título de este estilo. Dejando de lado el tema del control, nos encontramos con un plataformas muy interesante, con mecánicas innovadoras y un apartado gráfico vistoso y simpático. No resulta especialmente largo y la dificultad general no es muy elevada –obviando algunos momentos muy puntuales con puzzles más complejos–, pero una vez nos acostumbremos a su particular control táctil y su sugerente mundo, no podemos más que rendirnos ante su particular planteamiento. Podemos hacernos con esta versión de LostWinds en la App Store a un precio de 2,99 euros.

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.